• iPhone 5s: análisis fotográfico
  • Sony A7R: prueba de campo
Prueba de producto
LG G2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

LG G2: análisis

1
2
DIC 2013
Texto: Estefanía Pérez  |  Fotos: Álvaro Méndez

Han dado muestras de ello: en LG son más que capaces de competir en las altas esferas de la telefonía móvil. Lo hicieron en 2012 con el Optimus G y el Nexus 4 –fabricado para Google-, y con ellos consiguieron la notoriedad que con tanto ahínco buscaban. Desde entonces, la firma surcoreana no ha querido perder posiciones en la gama alta. Y parece haberlo conseguido de manos de su último terminal, el G2. Con una pantalla Full HD de 5,2 pulgadas, un procesador Snapdragon 800 a 2,26 GHz, 2 GB de RAM y una cámara de 13 megapíxeles, el actual buque insignia de LG aterrizaba en el mercado el pasado mes de agosto con la peculiaridad de aunar todos sus botones físicos en su espalda y dispuesto a colarse en la lista de los mejores smartphones del año.

Adscrito a la versión 4.2.2 de Android (se prevé que reciba la actualización a Android KitKat antes de que finalice el año), prescindiendo del apellido Optimus que hasta entonces venía acompañando a los dispositivos de LG y con todos los botones en la parte trasera. Así veía la luz en Nueva York el pasado mes de agosto el LG G2.

Hace aproximadamente un mes ya tuvimos la oportunidad de trastear con él, pero dado que se trata de uno de los equipos mejor dotados de 2013, bien se merecía un análisis más detallado.

Con el dedo índice

Una de las primeras cosas que llaman la atención del G2 es su pantalla. No por su calidad, que también, sino porque con sus 5,2 pulgadas de diagonal está integrada en un chasis de dimensiones ciertamente comedidas (basta con colocarlo junto al Xperia Z1 para darse cuenta de ello).

Con un panel ligeramente mayor que el del Sony Xperia Z1 (a la derecha en esta imagen), el G2 tiene un chasis de dimensiones más comedidas y presume de un marco más discreto en torno a la pantalla

lg g2 / sony xperia z1
LG G2
Foto: Estefanía Pérez (Quesabesde)

Con un equilibrado peso de 143 gramos, un grosor de 9 milímetros, una anchura de 71 y una altura de 138,5, el nuevo teléfono de LG presume de figura fina y de un discreto marco en torno a su panel Full HD.

Es cuando encendemos la pantalla que descubrimos -para nuestra satisfacción- que ésta ocupa prácticamente todo el frontal del G2, transmitiendo así una sensación de generosa amplitud. Y ello pese a que cuenta -una vez más- con los botones capacitivos integrados en su parte inferior. En este caso es posible establecer que el fondo que hay tras ellos sea transparente y elegir entre seis combinaciones diferentes de botones táctiles.

lg g2lg g2
Botones configurables

El fondo que hay tras los botones capacitivos puede dejarse transparente. Además, podemos elegir entre seis combinaciones diferentes de botones

lg g2
LG G2
Álvaro Méndez (Quesabesde)
lg g2
LG G2
Estefanía Pérez (Quesabesde)

Pero la gran novedad reside sin duda en su parte trasera, donde están situados los controles de volumen y el botón de encendido, apagado y bloqueo. Una estratégica colocación –más intuitiva, según LG- que transfiere el manejo de estos botones del pulgar al dedo índice, y que indudablemente conlleva cierto periodo de adaptación. A nosotros no nos ha costado acostumbrarnos a esta propuesta. De hecho, incluso se nos antoja verdaderamente útil a la hora de subir y bajar el volumen durante una conversación telefónica.

Menos cómodo es sin duda controlar el volumen de los contenidos multimedia que estemos consumiendo cuando el teléfono reposa plano sobre una mesa. En ese caso no nos queda más remedio que recurrir al control que encontraremos en la barra de notificaciones para dar volumen a nuestro teléfono (a excepción del reproductor de vídeo preinstalado de serie en el equipo, pues éste nos permite regular el volumen deslizando un dedo sobre la pantalla hacia arriba o abajo).

Todos los botones físicos del G2 se concentran en su parte trasera. LG asegura que esta singular colocación hace que su manejo resulte más intuitivo

lg g2
LG G2
Foto: Estefanía Pérez (Quesabesde)

Desbloquear el teléfono en esta misma situación podría llegar a ser un engorro, pero para evitarlo LG se ha sacado de la manga una nueva forma de hacerlo sin necesidad de sostener el equipo entre las manos. Así, pulsando un par de veces sobre el panel activaremos el dispositivo, y realizando este mismo gesto lo bloquearemos de nuevo. Sin duda una función integrada con acierto. No responde el 100% de las veces, pero sí lo hace la gran mayoría.

El hecho de que el G2 aúne todos sus botones físicos en su parte trasera implica que los laterales del equipo sean suaves al tacto. Decorados con una fina franja de metal, en ellos únicamente se da cabida a la imprescindible ranura para tarjetas micro-SIM, la salida de auriculares, el conector micro-USB y los altavoces.

lg g2lg g2lg g2lg g2
Adiós al cristal

La compañía surcoreana ha querido prescindir en este caso del cristal y ha rematado la parte trasera del G2 con una espalda de plástico ligeramente cóncava

lg g2
LG G2
Álvaro Méndez (Quesabesde)
lg g2
LG G2
Álvaro Méndez (Quesabesde)
lg g2
LG G2
Álvaro Méndez (Quesabesde)
lg g2
LG G2
Álvaro Méndez (Quesabesde)

La parte trasera del equipo está fabricada en policarbonato brillante. LG ha querido prescindir en este caso del cristal presente en los reversos del Optimus G y el Nexus 4, y ha rematado la parte trasera del G2 con una espalda ligeramente cóncava –que, dicho sea de paso, le confiere una excelente ergonomía- fabricada en plástico y que desafortunadamente parece ser un imán de huellas.

Una gran pantalla

Con 5,2 pulgadas, una resolución de 1080 x 1920 píxeles y una densidad de 423 puntos por pulgada (ppp), inferior por tanto a los 441 ppp del Sony Xperia Z1 y a los 468 ppp del HTC One, la pantalla del G2 ofrece unos niveles de nitidez y contraste excepcionales. Los colores se muestran intensos, aunque a nuestro parecer están ligeramente saturados.

lg g2
LG G2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La pantalla del G2 ofrece unos niveles de nitidez y contraste excepcionales

La visibilidad del panel en exteriores es buena, y la respuesta de su teclado virtual es de las mejores. La pantalla responde a nuestras pulsaciones con precisión y nos permite movernos por la interfaz del equipo con fluidez. Los ángulos de visión que ofrece son asimismo extraordinarios: miremos desde donde miremos el panel, las imágenes se muestran nítidas, y a simple vista no se observa pérdida de color al observarlo de perfil.

La misma fórmula

El G2 no cuenta con grandes novedades en el apartado del software. De nuevo nos topamos con la interfaz propia de LG –que, dicho sea de paso, nos parece un tanto recargada- y con las funcionalidades incorporadas por la marca.

QuickMemo, que permite tomar notas con el dedo sobre la pantalla, cuenta en esta ocasión con un acceso directo desde el botón para acceder al panel principal

lg g2
LG G2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Volvemos por tanto a encontrarnos con QSlide, que nos permite hacer uso de dos aplicaciones de manera simultánea (algo así como la multipantalla de Samsung) mediante diferentes ventanas cuyo tamaño, posición y transparencia podemos modificar a nuestro antojo. O con QuickMemo, que permite tomar notas con el dedo sobre la pantalla, realizar una captura de imagen y posteriormente guardarla o enviarla.

LG G2
LG G2
Foto: Quesabesde
La función QSlide nos permite hacer uso de dos aplicaciones de manera simultánea mediante diferentes ventanas cuyo tamaño, posición y transparencia podemos modificar a nuestro antojo.

Asimismo, y tal y como ya vimos en el Optimus G, los iconos de las pantallas de inicio son configurables, y de nuevo disponemos de un centro de notificaciones plagado de funciones y accesos directos a ajustes que apenas si dejan espacio para las mencionadas notificaciones.

Pero el G2 también llega con algunas novedades, como la posibilidad de ocultar hasta tres aplicaciones en ejecución a un lado de la pantalla con tan sólo deslizar tres dedos sobre el panel hacia la izquierda y traerlas de nuevo a la pantalla realizando el mismo movimiento a la inversa. Una función que no acaba de convencernos, pues no siempre responde a la perfección.

Podemos ocultar hasta tres aplicaciones en ejecución a un lado de la pantalla deslizando tres dedos hacia la izquierda y traerlas de nuevo con el mismo movimiento a la inversa

lg g2
LG G2
Foto: Quesabesde

También hay novedades en la pantalla de bloqueo. Tal y como hemos podido ver en otros smartphones (como por ejemplo en el mencionado Xperia Z1), ésta cuenta ahora con paneles adicionales en los que podemos añadir widgets. De nuevo éstos se sitúan a la izquierda de la pantalla de bloqueo, mientras que a la derecha nos encontramos con un acceso directo a la cámara del dispositivo.

LG G2
LG G2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La pantalla de bloqueo cuenta con paneles adicionales en los que podemos añadir widgets.

Al igual que el G Pro, el G2 también incluye puerto de infrarrojos y la función QuickRemote para utilizar el dispositivo a modo de mando a distancia. Asimismo el equipo nos ofrece la posibilidad de mantener la pantalla activa siempre y cuando estemos mirándola de frente, o que se detenga un vídeo cuando apartemos la vista del panel, una reminiscencia de las funciones incluidas en algunos dispositivos de Samsung como el Galaxy Note 3.

El modo invitado permite crear otra pantalla de inicio en la que únicamente aparecerán las aplicaciones que hayamos seleccionado. Una función muy útil para preservar nuestra intimidad o para dejar sin temor el terminal en manos de otros

lg g2
LG G2
Foto: Quesabesde

También se incluye un modo invitado que permite crear otra pantalla de inicio a la cual podremos acceder desbloqueando el teléfono con un patrón estipulado previamente y en la que únicamente aparecerán las aplicaciones que hayamos seleccionado. Sin duda una función muy útil para preservar nuestra intimidad o para dejar sin temor el terminal en manos de otros.

13 megapíxeles

Con un sensor de 13 megapíxeles, una luminosidad de f2.4, estabilizador óptico y un sistema de enfoque de 9 puntos, no es de extrañar que la calidad de las fotografías capturadas con el G2 sea comparable a la conseguida con la mayoría de smartphones de gama alta (exceptuando a los más fotográficos Nokia Lumia 1020 o Xperia Z1).

lg g2
LG G2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En condiciones lumínicas óptimas las imágenes resultantes hacen gala de una buena nitidez, mientras que en ambientes poco iluminados éstas acusan un nivel de ruido aceptable. Los colores se asemejan con bastante tino a la realidad, alejándose así de los tonos saturados que desprenden las fotografías tomadas con algunos terminales de la competencia. Asimismo el funcionamiento de la cámara es rápido, permitiéndonos tomar una imagen tras otra sin demora.

Muestras: 13 MP
Fotografías realizadas con un LG G2
fotografías realizadas con un lg g2
fotografías realizadas con un lg g2
fotografías realizadas con un lg g2
fotografías realizadas con un lg g2
fotografías realizadas con un lg g2
fotografías realizadas con un lg g2
fotografías realizadas con un lg g2
fotografías realizadas con un lg g2

El software fotográfico que acompaña a la cámara, a diferencia del resto de la interfaz del G2, es sencillo y bastante intuitivo. Ello no implica que venga exento de varios modos y funciones. De hecho, este terminal de LG nos permite controlar parámetros como el balance de blancos, la compensación de la exposición o la sensibilidad (hasta un máximo de 800 ISO), realizar panorámicas (también en modo de 360 grados) y capturar imágenes HDR.

Muestras: HDR
Imágenes capturadas con un LG G2 con y sin HDR
imágenes capturadas con un lg g2 con y sin hdr
sin HDR
imágenes capturadas con un lg g2 con y sin hdr
con HDR
imágenes capturadas con un lg g2 con y sin hdr
sin HDR
imágenes capturadas con un lg g2 con y sin hdr
con HDR

El equipo también incluye otros modos algo más curiosos y de dudosa utilidad, como por ejemplo el que nos permite eliminar objetos en movimiento de nuestras tomas o el que activa simultáneamente las cámara trasera y delantera para que, pese a que estemos sacando la foto -o grabando un vídeo, pues también está disponible en este caso-, podamos aparecer en las imágenes.

Vídeo: modo "Efecto en vivo"

Jugamos un rato con una de las opciones de grabación de vídeo -tan absurda como entretenida- del LG G2

No debemos olvidar que el G2 también graba secuencias de vídeo de 1080 píxeles y a 60 fotogramas por segundo. Además, y como ya vimos en el Optimus G, el G2 incluye un peculiar modo que permite cambiar detalles del rostro del sujeto que estemos grabando o el fondo del encuadre en tiempo real, una función que, lejos de ser funcional, nos ha provocado alguna que otra carcajada.

Unas cuantas horas más de vida

Con 2 GB de memoria RAM y un procesador de cuatro núcleos Snapdragon 800 funcionando a 2,26 GHz en su interior, el rendimiento del G2 es sobresaliente. La fluidez que muestra es absoluta, y ni las aplicaciones ni los juegos más exigentes se le atragantan. Como buen smartphone de gama alta que se precie, durante nuestras pruebas la experiencia de usuario que nos ha brindado ha sido intachable.

LG G2
LG G2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En lo que respecta a la autonomía, su batería de 3.000 mAh le confiere una vida útil algo más extensa de lo acostumbrado. Haciendo un uso normal del equipo (sacar alguna que otra fotografía, contestar el correo, realizar llamadas, navegar…) ha llegado a mantenerse alejado de una toma de corriente hasta un día y medio.

Entre los mejores

No cabe duda de que LG ha dado un nuevo golpe sobre la mesa con el G2. Y es que desde hace algo más de año y medio –en agosto de 2012 veía la luz el Optimus G- la compañía surcoreana ha dejado claro que, además de en la gama baja (cabe recordar el éxito cosechado por la firma con los modelos de su familia Optimus L), puede competir en las más altas esferas del sector.

lg g2
LG G2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sin duda el LG G2 se ha colado por méritos propios en el ranking de los mejores smartphones del año

Pese a su capa de personalización algo recargada, el nuevo equipo del fabricante surcoreano presume de una pantalla sobresaliente, una muy buena experiencia de uso, unos resultados fotográficos en la línea de los que brindan la mayoría de terminales de gama alta y una autonomía que, si bien no sobresale, sí supera la ofrecida por buena parte de sus competidores.

Sin duda el G2 se ha colado por méritos propios en el ranking de los mejores smartphones del año, y no tememos equivocarnos al afirmar que es una apuesta sobre seguro para todos aquellos que puedan desembolsar los menos de 500 euros por los que actualmente puede encontrarse el dispositivo.

Etiquetas
Fuentes y más información
Productos relacionados (2)
Vídeos relacionados (1)
1
Comentarios
Cargando comentarios