• Gorillapod: de un vistazo
  • Panasonic SDR-SW20: de un vistazo
Prueba de producto
MáS TAMAñO, MENOS RESOLUCIóN

LG 50PG6000: toma de contacto

 
30
MAY 2008

Además de fraguar novedosas estrategias publicitarias, como la de los recientes LCD de la saga Scarlet, LG dispone también de otros televisores que, sin anunciarse a bombo y platillo, cuentan con notables prestaciones. QUESABESDE.COM ha probado el nuevo LG 50PG6000, un televisor de plasma de 50 pulgadas capaz de provocar más de un suspiro.

Tener delante un televisor de 50 pulgadas impresiona, y más al encenderlo. En ese instante, la primera reacción que uno tiene es la de echar la cabeza hacia atrás -lo más probable es que estemos a menos de dos metros de distancia de él- y soltar una exclamación. Nos damos cuenta entonces de la gran diferencia que hay entre la definición estándar y la alta definición.

LG 50PG6000
LG 50PG6000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sea como sea, la alta definición ha llegado para quedarse. Con televisores como el LG 50PG6000, su implantación debería de ser mucho más rápida y fácil de lo esperado, ya que el dispositivo de la firma surcoreana aúna buenas prestaciones e interesante precio, una combinación que suele ser sinónimo de éxito.

De Las Vegas a QUESABESDE.COM
Desvelado con el nombre de 50PG60 en la feria CES de 2008 celebrada el pasado enero en Las Vegas, el 50PG6000 viajó luego hasta Inglaterra para lucir palmito en la Fashion Week de Londres durante el mes de febrero. Por el camino, además de añadir un par de ceros a su nombre, perdió la especificación Full HD.

Finalmente, los nuevos televisores de plasma de LG -además del modelo de 50 pulgadas hay otro de 42- se dejaron ver hace unas semanas por Madrid en una presentación oficial donde QUESABESDE.COM pudo entrar en contacto con ellos por primera vez.

No hay que dejarse engañar por su tamaño. Pese a su diagonal de 50 pulgadas, este televisor está provisto de una resolución máxima de 1365 x 768 píxeles, es decir, la etiqueta que debería lucir en una de sus esquinas superiores es la de HD Ready. Y justo debajo debería aparecer también la estampa de Scaled Full HD 1080p.

LG 50PG6000
LG 50PG6000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En otras palabras, el 50PG6000 no presenta una auténtica resolución Full HD, pero gracias a la tecnología de reescalado propia de LG, acepta fuentes de hasta 1080 líneas progresivas y consigue, de este modo, una mayor calidad de imagen que la proporcionada por un televisor que cuente sólo con la especificación HD Ready.

Pese a este pequeño hándicap, estamos ante un televisor de consideración por su imponente tamaño, su elegante diseño, su vistoso sistema de menús, sus bien calibrados modos de imagen y -especialmente- su atractivo precio. El oficial se sitúa en los 1.900 euros, pero se puede encontrar actualmente por unos 1.300 euros en varios comercios on-line.

Diseño y funcionalidad
Al igual que la práctica totalidad de fabricantes de televisores del mundo, LG ha optado por los colores negro y plateado para el diseño de su nuevo modelo. La parte posterior del dispositivo no luce ese rojo carmesí que caracteriza la serie de televisores LCD Scarlet.

Destaca el original diseño del botón de encendido en la parte inferior derecha de la pantalla. También es elegante, aunque incómoda, la ubicación de algunos botones de controles básicos como los ajustes del volumen y del programa en la base del televisor. Pasan inadvertidos y no perturban el diseño general, pero puede ser un tanto complicado acceder a ellos.

LG 50PG6000
LG 50PG6000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
LG 50PG6000
LG 50PG6000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Siguiendo la moda actual, LG ha dotado a su televisor de plasma de lo que gusta de llamar "altavoces invisibles", que muy bien disimulados utilizan la estructura del televisor como caja de resonancia. Un distinguido diseño de la mano de un buen sonido: excelente combinación.

LG 50PG6000
LG 50PG6000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El aspecto general del televisor es robusto, y queda complementado por un pedestal giratorio que, a pesar de soportar el peso de un plasma de 50 pulgadas, no parece resentirse en ningún momento.

El control remoto cuenta con un diseño simple y unos botones grandes, si bien carece de retroiluminación. Es ligero y nos permite acceder de forma rápida -con botones específicos- a los ajustes de configuración más habituales, como el formato de pantalla, el modo de imagen, el tipo de sonido y el temporizador.

LG 50PG6000, control remoto
LG 50PG6000, control remoto
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
LG 50PG6000, control remoto
LG 50PG6000, control remoto
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El sistema de menús es colorista, práctico y realmente fácil de utilizar. Contiene ocho opciones, entre las que cabe destacar las de configuración, imagen, audio y USB.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Los botones "Menu" y "Q.Menu" del mando de control remoto permiten acceder a la ventana principal de opciones (arriba) y a una escueta lista de parámetros básicos.

Dentro de cada una de ellas podemos llevar a cabo los ajustes necesarios, como la calibración de la imagen, por ejemplo.

¿Se verá bien?
Por mucho que un televisor tenga un diseño rompedor y cuente con un sinfín de tecnologías de nombres impronunciables, lo que de verdad importa se resume en la pregunta que todo sufrido comprador se hace cuando está ante su futura adquisición: ¿se verán bien las películas, los partidos de fútbol y los videojuegos?

El 50PG6000 ofrece una calidad de imagen notable. Buen contraste, negros muy oscuros y colores vivos y profundos, aunque éstos cambian enormemente según el modo de imagen que seleccionemos y las calibraciones que llevemos a cabo.

LG 50PG6000
LG 50PG6000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Lo primero que hay que hacer con el 50PG6000 es cambiar el modo de imagen. Por defecto, está ajustado en el denominado modo Vivos, que aviva tanto los colores que los distorsiona y estropea.

Si seleccionamos el modo Cine, la imagen mejora de una forma espectacular. Automáticamente se ajustan el brillo, el contraste y los colores para ofrecer una calidad muy parecida a la que disfrutaríamos en un cine de verdad. Sin duda, tecnologías como el modo 24p y el refresco a 100 hercios tienen parte de responsabilidad en esta sustanciosa mejora.

Otro modo de imagen a tener en cuenta es el llamado Juego, pensado específicamente para aquellos usuarios que, además de ver películas en alta definición, quieran conectar también una videoconsola de nueva generación en su nuevo y flamante televisor de plasma de 50 pulgadas. Los cambios introducidos en la imagen por estos modos específicos no defraudan en absoluto.

En QUESABESDE.COM hemos combinado el 50PG6000 con una Xbox 360, y el resultado ha sido notable: un refresco de imágenes intachable y una vivacidad en los colores pasmosa.

Por desgracia, el temido efecto "burn-in" aparece cuando dejamos una imagen con texto durante mucho tiempo en pantalla. El resto de las pruebas las hemos llevado a cabo con el reproductor LG BH-100 (híbrido de Blu-ray y HD DVD), y el resultado ha sido igual de satisfactorio.

Una vez más, tan sólo lamentamos que el nuevo televisor de plasma de LG no ofrezca una auténtica Full HD y se limite a una resolución HD Ready, si bien mejorada con la función de reescalado a 1080p. También es cierto que si dispusiera de una verdadera Full HD, se doblaría el precio del televisor.

LG 50PG6000
LG 50PG6000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El procesamiento de imagen es notable, y apenas se detectan imperfecciones en el desentrelazado, únicamente algunos parpadeos en imágenes con colores muy contrastados. Con todo, hemos apreciado pequeños saltos de imagen en secuencias con mucho movimiento.

En alguna ocasión y en ciertos vídeos, también se observa el efecto "travelling", esa especie de estela que parecen dejar tras de sí los objetos en movimiento.

Estas pequeñas imperfecciones son más o menos evidentes en función de la calidad del contenido audiovisual reproducido.

Según la fuente, se reduce o se amplía el problema de la imagen. No es lo mismo ver una película en alta definición y formato Blu-ray que conectar una cámara de vídeo con material grabado en una cinta MiniDV. La calidad original difiere enormemente entre un formato y otro.

Si se quieren explorar todas las posibilidades de imagen del 50PG6000, hay que recurrir al modo de imagen Expertos. Éste nos da acceso tanto al sistema de calibración básico visto en otros modos como a la calibración avanzada, la cual nos permite ajustar cada color y su matiz correspondiente de forma independiente.

LG 50PG6000
LG 50PG6000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si bien se agradece la inclusión de una calibración avanzada, en la mayoría de las ocasiones no necesitamos recurrir a ella, ya que el modo Cine nos ofrece unos resultados más que aceptables, que se adaptan al material que estemos reproduciendo en la pantalla.

Otra opción destacable es la función de reducción de ruido. Con ella conseguimos reducir el grano que pueden presentar ciertas películas, pero a costa de perder detalle en la imagen. Así pues, nuestra recomendación es desactivar esta función y activarla sólo en casos extremos y en su nivel más bajo.

En el plano de las especificaciones HD Ready y Scaled Full HD 1080p, es mejor usar -siempre que podamos- una fuente de 1080 líneas progresivas, ya que conseguimos una mayor nitidez en la imagen. Si bien la resolución de 720 líneas verticales es más que aceptable, el reescalado mejora notablemente los resultados.

Sonido invisible
El 50PG6000 cuenta con cuatro altavoces que, pese a lucir un diseño "invisible", presentan un sonido que difícilmente pasa inadvertido. Nunca podrá equipararse al sonido que ofrecen los sistemas de audio 5.1, ni siquiera a los cada vez más aceptados 7.2, pero cumple holgadamente con las expectativas.

Destaca -para bien y para mal- la función Clear Voice, que no hace otra cosa que proporcionar nitidez a los diálogos recitados por los actores de una película, por ejemplo. Si bien es verdad que se consigue una mayor claridad en las voces, no es menos cierto que en contrapartida se reduce la potencia de los efectos de sonido e incluso de la banda sonora de la película.

Dejando de lado sus buenas pero fallidas intenciones, es mucho mejor desactivar esta función de aclarado de voz y prestar atención a lo que estamos oyendo para no perdernos detalle alguno, provenga éste de un diálogo entre actores o de un efecto o pista de audio de fondo.

LG 50PG6000
LG 50PG6000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Para mejorar la experiencia acústica, el televisor de plasma de LG integra un descodificador Dolby Digital y un ecualizador con el que variar las frecuencias según el tipo de material que estemos reproduciendo.

Además, contamos con la posibilidad de activar el sonido SRS TruSurround TX y conseguir así una simulación de efecto envolvente bastante convincente, si bien siempre tenemos la opción de conectar el televisor a un equipo de sonido -si disponemos de él- mediante la salida de audio digital que incorpora.

De igual modo que sucede en el plano de la imagen, en el terreno del audio nos vemos provistos de varios ajustes preestablecidos que nos facilitan la tarea de encontrar el tipo de sonido que se adecue a nuestras necesidades. Vale la pena dedicarle algo de tiempo y ajustar bien el sonido para disfrutar más de la experiencia.

Fotos y música
La mayoría de las conexiones del 50PG6000 están en la parte posterior izquierda del televisor. Incluye cuatro entradas HDMI -una de ellas en el borde lateral izquierdo-, una entrada de vídeo por componentes, una salida de audio digital y una entrada para PC, entre otras muchas.

LG 50PG6000
LG 50PG6000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
LG 50PG6000
LG 50PG6000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

A las anteriormente citadas, debemos añadir un puerto USB que nos servirá para escuchar música (en formato MP3) o ver fotografías (en JPEG) si conectamos un dispositivo de almacenamiento a dicho puerto.

LG 50PG6000
LG 50PG6000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Un buen extra, que hubiera sido aún mejor con la posibilidad de reproducir archivos de vídeo en formato MPEG, AVI o incluso el cada vez más famoso AVCHD, compatible ya con televisores como los de plasma de la serie PZ800 de Panasonic.

Tamaño por resolución
El LG 50PG6000 presenta muchas virtudes y alguna que otra desventaja. Puestos a elegir tres aspectos remarcables de este televisor de plasma, éstos serían -sin duda- la diagonal de 50 pulgadas, la calidad de imagen y el precio.

En el caso de vernos forzados a subrayar un aspecto negativo, marcaríamos en amarillo -una vez más- la ausencia de una auténtica resolución Full HD.

Aunque la invasión de los televisores LCD parece imparable y ha conseguido que fabricantes como Pioneer y Panasonic se replantearan sus estrategias comerciales, la tecnología del plasma sigue ofreciendo una calidad de imagen difícil de igualar por un LCD de perfil medio.

El 50PG6000 es un clarísimo ejemplo de buena relación entre calidad y precio. No hay muchos televisores que ofrezcan tanto por 1.300 euros.

LG 50PG6000
LG 50PG6000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con todo, también es cierto que, si ahora la especificación HD Ready parece ya algo obligado en cualquier televisor, dentro de un tiempo sucederá lo mismo con la etiqueta Full HD (o HD Ready 1080p, según la EICTA).

Los puristas de la imagen seguramente esperarán para disfrutar de la nueva generación de televisores Kuro de Pioneer. Pero no todo el mundo puede -o quiere- gastarse una fortuna en un televisor de plasma.

Si estamos dispuestos a sacrificar unas cuantas líneas de resolución por un precio interesante y un buen tamaño, entonces el 50PG6000 es una excelente elección. Hará las delicias de cualquier aficionado al cine, los videojuegos o los deportes sin necesidad alguna de hipotecar la casa. Aunque en los tiempos en que vivimos, probablemente ya la tenga hipotecada.

Etiquetas
Productos relacionados (2)
Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar