Actualidad

La ley sobre el uso de drones ratifica la necesidad de una titulación para pilotarlos

4

El decreto aprobado el viernes regula el uso de estos dispositivos en España y determina que solo los de más de 25 kilos tendrán que estar inscritos en un registro

Parrot AR.Drone 2.0
Parrot AR.Drone 2.0
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
7
JUL 2014

Pocas sorpresas en la esperada regulación sobre el uso de drones para fines comerciales en España, que fue aprobada el pasado viernes como parte de un decreto ley que crea un nuevo marco aeroportuario. La norma, que tiene un carácter temporal, contempla por primera vez estos dispositivos, autoriza su uso y regula el uso de aparatos de hasta 150 kilogramos siguiendo las líneas maestras ya adelantadas en los últimos meses.

Así, además de listar los tipos de trabajos para los que se pueden emplear los llamados drones civiles –incluidos los que se usan con fines fotográficos- y establecer dos categorías para los de menos de 2 kilos y los de entre 2 y 25 kilos, la normativa ratifica la necesidad de disponer de una titulación para su manejo.

Una titulación de piloto de avión, ultraligero u otro específico para drones, si bien desde el propio Ministerio de Fomento se reconoce que todavía no hay ninguna academia preparada para concederlo. De todos modos, también se contempla la posibilidad de que se demuestre de forma fehaciente que se dispone de los conocimientos teóricos para obtener esta titulación y manejar el dispositivo.

Hasta 25 kilos

La seguridad y el impulso a un sector en auge han sido, según el Ministerio, los ejes para la redacción de esta primera regulación sobre el uso de aeronaves no tripuladas. Y es que, pese a los requisitos impuestos, el marco legal creado para ellos resulta más flexible que la norma general usada hasta ahora y que prácticamente prohibía su uso salvo que se pidieran permisos puntuales para trabajos concretos.

Además de la titulación del piloto, todos los aparatos deberán ir identificados y la empresa responsable deberá disponer de un manual de operaciones y de estudio de seguridad que especifique -por ejemplo- el viento que es capaz de soportar el drone.

A diferencia de lo que ocurría hasta ahora, solo los aparatos de más de 25 kilos deberán estar inscritos en el Registro de Matrículas de Aeronaves y disponer de un registro de aeronavegabilidad. En todo caso, el vuelo sobre zonas urbanas o habitadas sigue estando prohibido.

4
Comentarios
Cargando comentarios