Actualidad

Una nueva ley en Estados Unidos ampara a los fotógrafos que se nieguen a trabajar en bodas homosexuales

4

El gobernador republicano de Indiana firma una polémica ley que permite a los comercios discriminar a gais y lesbianas en base a creencias religiosas

El gobernador de Indiana, Mike Pence, reunido ayer con representantes religiosos durante la firma de la llamada ley de Restauración de la Libertad Religiosa. Foto: Gobierno de Indiana
27
MAR 2015

La lucha por el del matrimonio entre personas del mismo sexo en Estados Unidos se ha convertido en una auténtica batalla legal entre algunos Estados y la judicatura federal. A pesar de que estas uniones son consideradas legales por el Tribunal Supremo, varias regiones están luchando contra el futurible reconocimiento a nivel nacional con la creación de leyes que permitan a las empresas negar sus servicios a clientes de orientación homosexual. Esto es lo que ha sucedido ahora en Indiana.

Obradores, floristas y fotógrafos cristianos son nombrados por los grupos de presión que han luchado por esta medida

Mike Pence, perteneciente al Partido Republicano y gobernador de ese Estado, ha aprobado una ley que proporciona a las empresas el derecho a no prestar sus servicios a gais y lesbianas amparándose en las creencias religiosas de sus propietarios.

"Obradores, floristas y fotógrafos cristianos" han sido nombrados explícitamente por Advance America, uno de los grupos de presión que han luchado por la aprobación de la Propuesta de Restauración de la Libertad Religiosa, ahora convertida en ley. Según esta organización, ninguno de estos profesionales debería ser castigado por -por ejemplo- negarse a participar en una boda entre personas del mismo sexo.

La ley ha sido defendida por el gobernador republicano. "La ley no trata de discriminar, y si creyera que legalizara la discriminación, la hubiera vetado", ha declarado el político conservador. Según Pence, "La constitución de Estados Unidos y la Constitución de Indiana proporcionan un fuerte reconocimiento de la libertad de religion, pero hoy numerosos creyentes piensan que su libertad religiosa está siendo atacada por las acciones del gobierno".

Los negocios que orbitan alrededor de las bodas han estado en el ojo del huracán desde el primer momento. La legislación estadounidense prohíbe discriminar a clientes por su raza o religión, pero en algunos Estados también se tiene en consideración la orientación sexual de los clientes.

Un ejemplo que generó una gran polémica es el de dos fotógrafos que en 2006 se negaron a retratar un matrimonio entre dos mujeres en Nuevo México. Denunciados por ello, Elaine y Jonathan Huguenin respondieron que solo fotografiaban "enlaces tradicionales". El caso llegó a los tribunales, donde la justicia falló a favor de la parte demandante.

4
Comentarios
Cargando comentarios