Actualidad

La iniciativa legal Ansel Adams pide eliminar las trabas a fotografiar espacios públicos en Estados Unidos

3

Pese a que la Primera Enmienda protege los derechos de los fotógrafos, en los últimos años han proliferado prohibiciones para fotografiar -por ejemplo- en parques naturales

Ansel Adams.. Foto: J. Malcolm Greany
8
ENE 2015

Las restricciones a la hora de tomar fotografías en espacios públicos o de libre acceso suelen provocar desconcierto. Un parque de atracciones con las mejores vistas sobre San Sebastián, las calles de Hungría o algunos parques de Estados Unidos son algunos de los ejemplos más recientes que han saltado a los titulares.

Una tendencia a la que quiere poner freno la llamada Ansel Adams Act, una propuesta de ley presentada hace unos días ante el Congreso de Estados Unidos por el republicano Steve Stockman. Esta iniciativa legal pretende que la Primera Enmienda de la Constitución -que protege la libertad de expresión y prensa- prevalezca sobre estas restricciones impuestas por organismos públicos.

Pese a que muchos cuestionan la utilidad real de una propuesta presentada justo antes de que el Congreso se disolviera y de que Stockman dejara su cargo, el texto pone sobre la mesa cuestiones clave en el día a día de muchos fotógrafos profesionales y aficionados. Y que la propuesta haya sido bautizada con el nombre de Ansel Adams, autor de algunas de las imágenes más conocidas y espectaculares de los parques nacionales estadounidenses, no parece una casualidad.

"Es contrario a las leyes de Estados Unidos prohibir o restringir que se fotografíen espacios públicos o cobrar por ello, independientemente del uso privado, informativo o comercial de las imágenes", defiende este acta. En caso de duda, tienen que ser los tribunales los que determinen si se puede o no hacer una fotografía, pero no debe existir una prohibición previa y general, según esta iniciativa.

Una situación que, pese a las diferencias, tampoco dista demasiado de la española. En este caso la falta de una legislación específica sobre el tema hace que su aplicación resulte arbitraria en la mayoría de los casos. Y que -tal y como pudimos comprobar hace tiempo- los cuerpos de seguridad públicos y privados tiendan a una interpretación muy restrictiva a la hora de prohibir sacar la cámara en lugares en los que es perfectamente lícito fotografiar.

En este sentido la reciente Ley de Seguridad Ciudadana, rebautizada como "ley mordaza", parece ahondar en estas trabas al trabajo de los reporteros en la vía pública recurriendo al argumento de la seguridad.

Fuentes y más información
3
Comentarios
Cargando comentarios