Actualidad

La prestigiosa saga M de Leica da el salto al formato digital con la esperada M8

 
14
SEP 2006

El plan se ha cumplido según todas las previsiones. Si hace dos años Leica prometía que en la próxima feria Photokina estaría lista su primera M digital, la nueva M8 es la prueba de ello. Diseño y denominación continuistas definen a esta cámara de 10 megapíxeles, de la que ya se habían ido desvelando de forma oficial numerosos detalles en los últimos meses. Su precio, por cierto, superará los 4.000 euros.

No es ni la primera cámara digital de Leica, ni siquiera la primera telemétrica que hace compatibles los píxeles con la mítica montura M de la marca germana (la Epson R-D1 ya le arrebató el honor). Pese a todo ello, la M8 que ha desvelado hoy la compañía era uno de los modelos más esperados del mercado por los fieles usuarios de este sistema.

Si bien el anuncio oficial no se ha producido hasta hoy, eran muchos los datos que Leica había ido dejando caer con cuentagotas en los últimos tiempos.

Leica M8
Leica M8

De hecho, durante la todavía vigente edición de Visa pour l´Image, que se celebra en la localidad francesa de Perpiñán, los enviados de QUESABESDE.COM ya pudieron ver un modelo de la M8 que un representante de la compañía traía consigo sin demasiado sigilo. Decenas de fotos e incluso algún vídeo han aflorado en la red días antes de su presentación oficial.

Diseño sin concesiones
Ni el diseño del cuerpo ni el nombre escogido dejan lugar a las dudas sobre la intención de Leica de apostar por el continuismo, pese al cambio que supone la sustitución de los haluros de plata por los fotodiodos. De hecho, la compañía deja bien claro que el objetivo de la M8 no es otro que trasladar al mundo digital todos los valores de los modelos analógicos para la fotografía de reportaje.

Leica M8
Leica M8

La construcción de la cámara -artesanalmente ensamblada en Alemania, se encarga de remarcar Leica- tiene sus puntos fuertes en el interior, de aleación de magnesio, y el exterior, metálico y con la clásica textura de piel repartida por diversas zonas.

Leica M8
Leica M8

Sólo la pantalla posterior, de 2,5 pulgadas y 230.000 píxeles, supone una concesión que se sale del diseño habitual de esta familia. Como es lógico, el manejo es eminentemente manual -enfoque incluido, por supuesto-, con una rueda superior encargada de las velocidades y el anillo de los diafragmas situado en las ópticas intercambiables.

10 megapíxeles
Tal y como se pronosticaba, la M8 alberga en su interior un CCD de 10,3 millones de píxeles. Respecto al formato del sensor, Leica ya había adelantado que se trataría de un captor con un factor de multiplicación de 1,33x (sus dimensiones son de 18 x 27 milímetros), de tal modo que cada objetivo pasaría a tener la focal del inmediatamente contiguo en el catálogo tradicional de la firma.

Para suplir las carencias que este hecho provoca en las focales angulares (el objetivo de 21 milímetros queda convertido en uno de 28, por ejemplo) y siguiendo también las directrices anunciadas, Leica ha acompañado el desembarco de este cuerpo con un zoom Tri-Elmar f4 con tres posiciones focales de 16, 18 y 21 milímetros y un visor externo pensado para él. Igualmente, el Leica Elmarit 28 mm f2.8 también ha visto hoy la luz.

Leica M8
Leica M8

Otro dato relevante del sensor es que se ha eliminado el filtro Low Pass que la mayoría de fabricantes emplean para evitar el efecto moiré en los sensores. Leica asegura que mediante esta nueva estructura es posible exprimir al máximo la resolución del captor y que, además, el moiré puede eliminarse en el procesamiento de la imagen.

Leica M8
Leica M8

Este mismo motor de imagen también tendrá que lidiar con la generosa escala de sensibilidades que la M8 trae consigo. Concretamente, desde 160 a 2500 ISO. Menos boyantes son los datos del disparo en ráfaga. En este caso, la primera M digital tiene que conformarse con una velocidad de 2 fotogramas por segundo en secuencias de hasta 10 imágenes.

El obturador electrónico con láminas metálicas y velocidades de 32 a 1/8000 segundos o la sincronización de flash a 1/250 segundos se encargan de rematar la lista de prestaciones de este elitista modelo.

Montura codificada
Según Leica, la montura M de la M8 es compatible con la inmensa mayoría de objetivos que han ido engordando este catálogo desde 1954. De hecho, la marca proponía recientemente a sus usuarios actualizar estos objetivos mediante un sistema de codificación en la montura que permitiría a la M8 reconocer la focal de la óptica empleada.

El enfoque de imagen partida tiene su centro neurálgico en el visor telemétrico de la M8, que no abandona su característica posición en el lateral de la cámara. Con un factor de magnificación de 0,68x, el visor dispone de guías para seis focales diferentes.

Leica M8
Leica M8

En lo referente a los formatos, Leica se mantiene fiel al RAW estandarizado por Adobe en forma de DNG. Tanto estos archivos como las imágenes JPEG se almacenan en tarjetas SD Card.

Leica M8
Leica M8

Acompaña a la cámara el programa Leica Digital Capture, que permite manejar los parámetros y disparar de forma remota, y una versión limitada de Capture One (de la firma Phase One) especialmente dedicada a la gestión de archivos RAW.

El importador oficial de la marca en España, Disefoto, ha asegurado que el cuerpo de la M8 tendrá un precio oficial de 4.200 euros. Su llegada al mercado se producirá a principios de octubre, aunque será de forma escalonada y, posiblemente, habrá que esperar a la segunda quincena para que la disponibilidad sea mayor.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar