Actualidad

Leica propone mejoras en la pantalla y el obturador de su M8 por unos 1.200 euros

 
5
FEB 2008

Con el lema "una inversión para toda la vida", Leica ha lanzado una propuesta de actualización para los usuarios de su exclusiva M8. Por unos 1.200 euros y a partir del próximo mes de agosto, las cámaras podrán volver a fábrica, donde se les instalará un obturador más silencioso y un revestimiento para aumentar la resistencia de la pantalla.

A falta de novedades palpables en esta PMA 2008 y con todas las miradas apuntando ya a posibles nuevos lanzamientos de las gamas M y R en Photokina, Leica ha aprovechado la cita de Las Vegas para poner sobre la mesa un curioso programa de actualización de su modelo estrella, la telemétrica M8.

Yendo un paso más allá de las clásicas actualizaciones de firmware, la oferta de Leica incluye el envío de las cámaras a fábrica para mejorar dos de sus componentes.

Así, según explica la marca germana, las cámaras que se acojan a este programa de puesta al día contarán con un nuevo obturador que reducirá notablemente el sonido del empleado originalmente.

Para siempre. Leica tranquiliza a los compradores de su elitista M8 con una novedosa campaña de actualización que incluye la renovación y mejora de algunos de sus componentes físicos.

De hecho, el sonido de la obturación fue una de las primeras pegas puestas en su día a la M8, antes de que el conocido problema de su filtro infrarrojo desviara la atención hacia cuestiones más graves. Carentes de espejo réflex, las cámaras telemétricas como esta M8 siempre habían destacado -al menos en las versiones con soporte químico- por su discreción en el disparo.

También la pantalla trasera de 2,5 pulgadas se incluye dentro del programa de mejoras. En este caso, se trata de un revestimiento especial de cristal de zafiro que, según la información oficial, hará que el monitor sea inmune a los arañazos y las rozaduras.

A partir de agosto
El proceso, cuyo coste rondará los 1.200 euros, comenzará a partir del próximo mes de agosto, aunque los usuarios podrán comenzar a reservar el servicio a partir de marzo.

Pero más interesante si cabe que estos dos pasos es la referencia de Leica a futuros programas de actualización para la M8. Así, la marca destaca su intención de salvaguardar la inversión de los compradores de este modelo, manteniendo siempre al día sus prestaciones.

Una promesa que podría incluir todo el apartado digital de la cámara, incluido el sensor de imagen. No obstante, Leica no ha aportado más detalles al respecto.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar