Actualidad

Un nuevo obturador y pequeños cambios justifican la llegada de la Leica M8.2

 
15
SEP 2008

La denominación elegida por Leica ya deja claro que la M8.2, más que una novedad, es una revisión de la cámara anterior, con la que convivirá en los escaparates. Los cambios propuestos afectan a la pantalla y el obturador, así como a pequeños detalles estéticos y nuevas funciones. Acompañan el lanzamiento cuatro ópticas M, lideradas por la nueva versión del mítico Noctilux 50 mm f0.95.

Cambios similares a los que Leica propuso en su momento a los propietarios de la M8 dispuestos a pasar por el taller y abonar algo más de 1.000 euros llegan ahora de serie y ampliados en la nueva M8.2. Tras esta original denominación vuelve a esconderse una telemétrica digital con montura Leica M y -aparentemente- el mismo sensor CCD de 10 megapíxeles y 18 x 27 milímetros.

Leica M8
Leica M8
Leica M8
Leica M8

Según las explicaciones de la firma germana, esta pequeña renovación también ha servido para cambiar el obturador original y sustituirlo por otro metálico que reduce las vibraciones en el momento del disparo. Leica ha reforzado asimismo la pantalla trasera, de 2,5 pulgadas y 230.000 puntos, con una cobertura de zafiro que la hace inmune a los arañazos.

Leica M8
Leica M8

La velocidad máxima de obturación, eso sí, se reduce a 1/4000 de segundo en esta nueva M8.2, frente al 1/8000 de segundo que es capaz de alcanzar el obturador de la M8 original.

Modo "instantánea"
Sin demasiados cambios estéticos, el renovado cuerpo negro camufla el clásico punto rojo del logotipo de la marca, apostando por una apariencia mucho más discreta que -no obstante- permanece intacta en la versión de carcasa metálica.

Además de mejorar el mecanismo de compensación de la exposición (que ahora se puede manejar con el dial de la cámara mientras se mantiene el disparador presionado hasta un punto intermedio), la Leica M8.2 suma un nuevo modo automático.

Leica M8
Leica M8

Bautizado como "instantánea", la cámara se encarga de controlar los ajustes de la exposición, así como el balance de blancos y la sensibilidad.

Leica M8
Leica M8

Entre los cambios introducidos también se cita el rediseño del interruptor principal de la cámara, la mejora de las guías brillantes del visor para permitir un encuadre más preciso con las focales más largas, así como un nuevo cargador más compacto para la batería.

Sin embargo, atendiendo a los datos oficiales, la M8.2 no aborda los problemas detectados en la M8, que afectaban al infrarrojo de la cámara y provocaban dominantes en ciertas tomas.

Leica M8
Leica M8
Leica M8
Leica M8

Según ha explicado Disefoto, importadora oficial de Leica en España, la M8.2 convivirá en el mercado con la M8, situándose, eso sí, 1.000 euros por encima del precio del modelo original. De este modo, la Leica M8 pasará a costar casi 4.000 euros, mientras que el precio de la nueva M8.2 rondará los 5.000 euros.

Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar