Actualidad

El fotógrafo de La Razón aclara que la supuesta foto manipulada es en realidad parte de una panorámica

 
20
JUN 2011

La imagen de un manifestante sin cabeza y las consiguientes sospechas de manipulación no han tardado en convertir la fotografía que luce hoy en la portada del diario La Razón en uno de los temas más comentados esta mañana en las redes sociales. QUESABESDE.COM ha podido ponerse en contacto con Alberto R. Roldán, autor de la controvertida instantánea sobre las protestas de ayer en Madrid del movimiento 15M, para aclarar lo ocurrido.

Según ha asegurado el fotógrafo a este medio, la imagen utilizada por La Razón es en realidad un recorte de una foto panorámica más grande, realizada ayer en la madrileña Plaza de Neptuno. Roldán ha explicado a QUESABESDE.COM que fusionó diversas imágenes tomadas con su Canon EOS-1D Mark III y las unió con la herramienta PhotoMerge de Photoshop.

La portada de hoy de La Razón, con parte de la panorámica de Roldán.

Fue durante ese proceso de fusión cuando se produjo la extraña desaparición de parte de un manifestante, y tal y como han denunciado también muchas personas, la aparición asimismo en ciertas zonas de la foto de unas texturas extrañas que parecen fruto de un trabajo de clonado no muy cuidadoso.

Foto: Alberto Roldán
La panorámica completa de Roldán (arriba) y el fragmento de la imagen con el manifestante "decapitado" que ha suscitado las sospechas de manipulación. | Foto: Alberto Roldán

Aunque en la revisión de la imagen original el fotógrafo no se percató de estos errores, fue al recortar y ampliar la imagen para colocarla en portada cuando quedaron al descubierto los problemas. Y es que, en lugar de solicitar al autor las fotografías originales, los editores de La Razón optaron por reencuadrar sólo una parte de la citada panorámica.

Errores técnicos al margen, la fotografía escogida por el diario conservador ya ha causado un gran revuelo. Combinada con el titular que ilustra la noticia, muchos han visto en la edición gráfica de este periódico una clara intencionalidad de minimizar la respuesta popular a las diferentes manifestaciones que los llamados "indignados" protagonizaron ayer en ciudades de toda España.

Artículos relacionados (2)
Con texto fotográfico
Alberto Roldán
21 / JUL 2011
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar