• Los pingüinos de Paul Nicklen colonizan el metro
  • Henri Cartier-Bresson: del artista al reportero
Agenda fotográfica

La Palangana: una revolución inconsciente

5
Foto: Francisco Ontañón
20
AGO 2014
Eduardo Parra   |  Madrid

La planta baja del Círculo de Bellas Artes de Madrid acoge la exposición “La Palangana”, un homenaje al colectivo del mismo nombre que revolucionó la fotografía española en la mitad del siglo XX. Organizada por la Fundación Banco Santander bajo el paraguas de PHotoEspaña y abierta hasta finales de agosto, esta colección reúne imágenes y publicaciones de un grupo irrepetible que, sin saberlo, sentó las bases de la denuncia social que hacen los fotógrafos de hoy día.

Francisco Ontañón metió seis fotos en una palangana medio llena de agua y retrató la escena asegurando que no cabían más fotos dentro y que, por tanto, seis serían los miembros del grupo. Tal vez sea ese cómico y casi absurdo episodio la anécdota más famosa del colectivo de fotógrafos conocido como La Palangana, una cuadrilla de amantes de la fotografía surgida en los años cincuenta y bautizada así por Ramón Masats en honor al recipiente que usaban para revelar sus copias. “Me gustaba el sonido” de la palabra, dice el fotógrafo catalán.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
La muestra puede verse en Madrid hasta el 31 de agosto.

Formada originalmente por los mencionados Ontañón y Masats y por Paco Gómez, Leonardo Cantero, Gabriel Cualladó y Joaquín Rubio, La Palangana supuso el principio de la fotografía moderna en España. Y en una edición de PHotoEspaña en la que el leitmotiv es precisamente la fotografía patria, no podía faltar una colección dedicada a este reducto de visionarios.

Poco se ha hablado del origen de La Palangana y mucho de las tertulias del Café Gijón, de cómo una generación de ilustres escritores debatían y redescubrían las letras entre copa y café.

photoespaña 2014 la palangana
Foto: Francisco Ontañón
Foto: Paco Gómez / Ramon Masats

Sin embargo, no muy diferente es la historia de los palanganeros, seis fotógrafos que se reunían en la Real Sociedad Fotográfica de Madrid y que, de bar en bar y tertulia tras tertulia, descubrían que entre ellos había algo especial que les estaba empujando -sin ser conscientes de ello- a cambiar la fotografía en España.

Moldes y tendencias

La Palangana rompió moldes y tendencias. Se alejó del pictorialismo, que más que una moda era casi una obligación para los fotógrafos de mediados de siglo en España. Marcados por el neorrealismo italiano y el fotoperiodismo norteamericano (concretamente por la histórica exposición del MoMA “The Family of Man”), estos autores buscaron cambiar unas reglas que les habían venido impuestas por otras que eran más de su agrado.

photoespaña 2014 la palangana
Foto: Joaquín Rubio
photoespaña 2014 la palangana
Foto: Gabriel Cualladó

La realidad cotidiana se convirtió en su tema favorito, con especial interés por la vida en el campo y la periferia de las ciudades. “Había denuncia social”, asegura Masats, aunque la verdad es que no la buscaron sino que se limitaron a fotografiar lo que veían en una época en la que precisamente mucha gente se limitaba a no mirar.

photoespaña 2014 la palangana
Foto: Leonardo Cantero

Ontañón fue reportero, algo por lo que también destacó Masats. Paco Gómez era aficionado y nunca se consideró a sí mismo un profesional de la fotografía. Cantero fue campesino y Rubio era escultor. Gabriel Cualladó fue siempre identificado como el intelectual del grupo, ya que no solo reunió la que es considerada por algunos como la mejor biblioteca fotográfica de España, sino que estudió en la escuela nocturna y acabó dirigiendo la empresa de transportes donde empezó a trabajar.

A todos ellos se unieron posteriormente cuatro fotógrafos más: Fernando Gordillo, Gerardo Vielba, Juan Dolcet y Sigfrido de Guzmán.

photoespaña 2014 la palangana
Foto: Fernando Gordillo
photoespaña 2014 la palangana
Foto: Gerardo Vielba

5
Comentarios
Cargando comentarios