Actualidad

Kyocera muestra su nueva apuesta por el zoom

 
17
FEB 2004

Bajo el epígrafe Finecam M400R, Kyocera ha puesto sobre la mesa una nueva candidata al competido segmento de las máquinas compactas de zoom potente. La nueva cámara, de visor electrónico, incorpora una óptica con zoom 10x y cuenta con una versión, la M410R, a la que pueden adaptársele lentes de conversión. La firma japonesa ha presentado también la SL400R, que actualiza la SL300R con 4 megapíxeles.

Kyocera ha pasado por el salón PMA 2004, que se celebró entre los días 12 y 15 de febrero en Las Vegas, con tres novedades fotográficas bajo el brazo. En efecto, las Finecam M400R, M410R y SL400R, todas ellas de 4 megapíxeles de resolución, se han añadido a la oferta digital del fabricante de cerámicas japonés.

Dos vistas de la nueva Finecam M400R.
Finecam M400R y M410R

Las dos auténticas novedades presentadas por Kyocera en el PMA 2004 son las Finecam M400R y M410R, sin precedentes en la escueta gama de cámaras digitales de la compañía. La única diferencia entre ambas es que la segunda incorpora una rosca para filtros (53 mm), gracias a la cual pueden acoplársele lentes de conversión. Otra diferencia, aunque meramente superficial, es el distinto color de la carcasa: plateada, en el caso de la M400R; negra, en el de la M410R.

Las nuevas Finecam se caracterizan ante todo por su amplio rango focal. No en vano, integran un objetivo de 37-370 mm, en el formato de 35 mm, con una relación de máximas aberturas de f2.8-3.1. El potente zoom de 10 aumentos ópticos y la luminosidad del objetivo se ven ensombrecidos por la ausencia de un estabilizador óptico, carencia bastante común -desafortunadamente- en la mayoría de modelos de la competencia.

La nueva serie M400R llega armada con el procesador de imagen RTUNE, una tecnología de propiedad que -asegura Kyocera- contribuye a la reducción del ruido en la imagen. Sus características básicas a nivel de captación de imagen vienen definidas por los 4 megapíxeles de su sensor y la imposibilidad de grabar archivos sin compresión.

Ambas cámaras ostentan prestaciones de peso, como la triple opción de medición de la luz -central, puntual y matricial- y un abanico de sensibilidades que se desplaza de 100 a 800 valores ISO. Para la visualización de la imagen, disponen de un visor electrónico de 300.000 píxeles de resolución y de una pantalla TFT de 1,5 pulgadas. La nueva familia de Kyocera se mantiene fiel a las tarjetas SD Card.

Como prestación multimedia añadida, ambos modelos pueden capturar secuencias de vídeo con sonido a una resolución VGA y a 30 fps, todo ello con el único límite de la capacidad de memoria de la tarjeta. Para poder grabar este tipo de vídeos, no obstante, es necesaria la adquisición opcional de una tarjeta SD Card con una tasa de transferencia de 10 MB por segundo.

Kyocera Finecam SL400R
Menos sorprendente que sus compañeras de presentación, la Finecam SL400R nace como la continuadora de la SL300R. La pequeña compacta es idéntica a su predecesora, tanto en apariencia física como a nivel de prestaciones, con la excepción de los 4 megapíxeles de su sensor, que actualizan los 3 de la SL300R.

Kyocera Finecam SL400R
Kyocera Finecam SL400R

Por ahora, la información disponible acerca de estos modelos es la ofrecida por Kyocera a través de su página japonesa. Se desconocen tanto la disponibilidad como el precio de todos estos nuevos modelos en los mercados occidentales.

Artículos relacionados (2)
Actualidad
23 / JUL 2004
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar