Kodak Super 8
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Actualidad

Kodak Super 8: la película ha vuelto

18
7
ENE 2016
Iker Morán | Las Vegas

Año 2016. Una feria con lo último en tecnología. De repente, una cámara que graba en película Super 8 se convierte en una de las estrellas en la lista de novedades, o al menos en esa curiosidad de la que todo el mundo habla. Para algunos será la prueba definitiva de que la película, como el vinilo, ha vuelto. Para otros, una absurda moda que triunfará en Portland y en los barrios más hipsters del mundo, pero que no llegará a nada. Puede que incluso haya quienes intenten hacer una lectura sociológica del asunto o los que -como nosotros- abran mucho los ojos al pasar por el estand de Kodak y verlo abarrotado.

Lo que está claro es que la firma parece haber entendido al fin que la nostalgia vende y que no es solo cuestión de estamparle la marca a artilugios de dudosa calidad como se ha hecho muchas veces, sino jugar con la estética y con lo que Kodak ha sido en la historia de la imagen.

Kodak Super 8
Kodak Super 8
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Tal vez por eso las bombillas LED de la compañía se presentan en cajas que recuerdan a la película (no, no es casual, nos confiesan), las camisetas vintage conviven con cámaras de acción y palos de selfie y el Super 8 es la estrella del momento.

Ante todo calma, porque según nos explican habrá que esperar posiblemente hasta otoño para el lanzamiento comercial de esta cámara, cuya denominación no está del todo clara (¿Kodak Super 8?). Costará entre 400 y 700 dólares (eso sí que es un margen amplio) y estará disponible también en Europa. ¿Y la película? Unos 17 o 18 dólares el cartucho, incluido el revelado.

kodak super 8kodak super 8kodak super 8kodak super 8kodak super 8kodak super 8
Vuelve el Super 8

El modelo que Kodak ha presentado en el CES de Las Vegas es todavía un prototipo del que hay varias versiones

kodak super 8
Kodak Super 8
kodak super 8
Kodak Super 8
kodak super 8
Kodak Super 8
kodak super 8
Kodak Super 8
kodak super 8
Kodak Super 8
kodak super 8
Kodak Super 8

Como si se tratara de un guion programado, mientras nos explican los detalles de la Super 8 se acerca por allí un señor que asegura haber trabajado en Rochester, en las fábricas de Kodak. Lo dice mientras coge una de las cajas con los cartuchos de Super 8 con gesto emocionado.

Acompañada de un proyector donde se pueden ver algunas imágenes rodadas con esta cámara, la Super 8 jugará a dos bandos. Es una videocámara de película pero cuenta con una pantalla LCD en la que se puede previsualizar lo que vamos a grabar. Son solo dos minutos y medio de película, así que hay que asegurarse de que sale bien, nos explican.

kodak super 8
Kodak Super 8
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
kodak super 8
Kodak Super 8
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Kodak parece haber entendido al fin que la nostalgia vende y que no es solo cuestión de estamparle la marca a artilugios de dudosa calidad

Con un diseño entre lo moderno y lo viejo que seguramente –ojalá- habrá que pulir un poco antes de llegar a las tiendas, otro detalle curioso de la nueva Super 8 de Kodak es el micrófono integrado que esconde además una conexión para audio externo. El sonido, por cierto, se graba en tarjetas SD para poder luego sincronizarlo con la película.

Ha pasado más de medio siglo desde el nacimiento de este formato, y curiosamente parece gozar ahora de mejor salud que nunca. ¿Burbuja o realmente la película ha vuelto y Kodak ha decidido recuperar el lugar que le correspondía en este nuevo panorama?

kodak
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Por supuesto hay aplicaciones que permiten conseguir efectos similares –similares, que nadie se ponga nervioso- con el móvil, y si se trata de limitar el rodaje a 2,5 minutos, un buen cronómetro y listo. Pero evidentemente no se trata de eso, sino de nostalgia, arte y moda. Una combinación que muchas veces resulta más rentable que la tecnología pura y dura.

Solo una pregunta más: ¿cuánto tardará Kodak en resucitar las Brownie?

kodak
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
kodak super 8
Kodak Super 8
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Una caja de luces LED con reminiscencias químicas.

18
Comentarios
Cargando comentarios