Actualidad

Kodak desarrolla una tecnología que cuadruplica la sensibilidad de los sensores convencionales

 
14
JUN 2007

Echando mano de su generoso elenco de patentes, Kodak ha desarrollado una tecnología que duplica -e incluso cuadruplica- la capacidad de absorción de la luz de los actuales captores. El ingenio permitirá batallar con más soltura en el frente del ruido electrónico, añadiendo píxeles pancromáticos a los sensores convencionales.

Separar la información sobre el color de aquella relacionada con el brillo. He aquí la propuesta de Kodak para el mercado fotográfico digital, empantanado en una interminable contienda contra el ruido electrónico y la mejora del rendimiento de los sensores en escenas con escasa iluminación.

Y es que la nueva tecnología de la que se ha hecho eco hoy la firma estadounidense aumenta de forma considerable la sensibilidad de los captores al uso. Hasta dos y cuatro veces más, según ha revelado el responsable de marketing de Kodak a CNET, Mike DeLuca, quien ha asegurado que los primeros prototipos de estos sensores estarán disponibles a principios de 2008.

Kodak, que espera exprimir su cartera de patentes para obtener unos ingresos relacionados de hasta 250 millones de dólares este año, incorporará la nueva tecnología a sus cámaras digitales y la ofrecerá -después- a otros fabricantes, tanto para su implementación en sensores CCD como CMOS.

"Tenemos un gran presentimiento de que hay una gran oportunidad para que esto se convierta en un nuevo estándar para la industria", afirma DeLuca.

La reducción del ruido electrónico en unos sensores cada vez más saturados de píxeles y la posibilidad de prescindir del flash y disparar con velocidades más elevadas -sin necesidad de estabilizadores que encarezcan el precio final de la cámara- son las ventajas más inmediatas que acarrea la nueva tecnología.

Píxeles pancromáticos
El giro de Kodak consiste en añadir más píxeles pancromáticos -con una sensibilidad casi idéntica para todos los colores- a los que componen el esquema estándar de Bayer, en el que están basados la inmensa mayoría de los sensores que incorporan actualmente las cámaras digitales.

Así, al conjunto de fotodiodos que se distribuyen a modo de cuadrícula en la superficie del sensor y registran los colores rojo, verde y azul, Kodak propone la inclusión de píxeles destinados exclusivamente a la captura del brillo.

Añadiendo únicamente esta variable y modificando los algoritmos de procesamiento de la imagen, la nueva tecnología podría implementarse sin mayores problemas a los actuales sensores.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar