Actualidad

Kodak pierde su hegemonía en Estados Unidos y cede el paso a Canon y Sony

 
11
MAY 2006

La traumática transición al formato digital y el consecuente giro cardinal impulsado por Kodak en su filosofía de negocio ya han dejado entrever sus efectos más perniciosos. La compañía de Rochester ha registrado pérdidas por sexta vez consecutiva, y no ha podido evitar que Canon y Sony usurpen su liderazgo en el mercado estadounidense.

Reiterados balances negativos y la caída del primer al tercer puesto del podio en su propia cancha, el mercado estadounidense, han hecho saltar las alarmas en el seno de Kodak. A los negativos resultados económicos hechos públicos este mes por la compañía, así es, se ha sumado el no menos desalentador veredicto de la consultora IDC, que revela el fin de la intocable hegemonía que la firma había mantenido durante más de un año en Estados Unidos.

Canon y Sony, ambas de matriz nipona, han aprovechado la situación para encaramarse a la cima de aquel mercado. Las cifras esgrimidas por IDC revelan los entresijos de la sacudida sufrida por Kodak: del 19,5% del mercado a finales de 2004, la compañía estadounidense ha visto disminuir su control a una porción del 14,5%.

Canon, que ha pasado a controlar del 18,6% al 19,3% de la tarta en los últimos meses, y Sony, que ha experimentado un ligero descenso (del 17,5% al 17,1%), se han adueñado de la situación, equiparando los tres primeros puestos del ranking de Estados Unidos a los del mercado internacional durante el pasado año, según datos de IDC.

Pérdidas que no cesan
Las pérdidas experimentadas durante el primer cuatrimestre fiscal que Kodak reveló la semana pasada ascienden a 298 millones de dólares. La firma que preside Antonio Pérez, de hecho, ha sido incapaz de cortar la hemorragia de malos resultados con la que convive desde hace ya seis cuatrimestres fiscales.

Desde el tercer cuatrimestre de 2004, Kodak lleva acumuladas unas pérdidas de 1.700 millones de dólares y ha invertido 2.190 millones de dólares en costes de reestructuración. La multinacional, recordémoslo, está impulsando desde hace años una transformación de su columna vertebral, orientando su filosofía hacia el formato digital y abandonando progresivamente el lastre de la película química.

Desde la directiva de la compañía ya se ha anunciado que se están estudiando "alternativas estratégicas" para su división dedicada al sector sanitario, con 110 años de vida a sus espaldas y encargada -entre otras cosas- de la fabricación de equipamiento digital de rayos X. No se descarta que Kodak, con tal de zanjar los malos resultados, opte finalmente por venderla.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar