• Pentax K100D: toma de contacto y muestras
  • Panasonic Lumix DMC-L1: toma de contacto
Prueba de producto
OTRA COMPACTA CON ESPíRITU RéFLEX

Kodak EasyShare P712: toma de contacto y muestras

 
7
JUL 2006

Un potente zoom de 12 aumentos dotado de estabilizador de imagen, un sensor de 7 megapíxeles de resolución y aspiraciones a cámara réflex. Con esta carta de presentación llega la tercera incorporación a la gama EasyShare P de Kodak. Presentada hace apenas quince días, la nueva P712 ya ha pasado por QUESABESDE.COM para demostrar si realmente supone una evolución interesante en cuanto a resolución y velocidad -eso asegura la teoría- respecto a su predecesora, la EasyShare P850.

Aunque a primera vista pudiera parecer un concepto muy manido -concentrar las prestaciones de una SLR en un cuerpo compacto y dotado de una potente óptica no intercambiable- y a pesar de que su posición en el mercado sea cada vez más compleja por el descenso en los precios de las réflex de gama baja, la verdad es que aún son muchos los usuarios que se sienten atraídos por este tipo de cámaras.

Kodak EasyShare P712
Kodak EasyShare P712
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Kodak EasyShare P712
Kodak EasyShare P712
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La fórmula no es ningún secreto y Kodak la conoce de sobra, tal y como ya demostró con sus dos anteriores cámaras de esta gama: la -por ahora- buque insignia P880 y la P850, que ha cedido el testigo a esta P712.

Diseño calcado
Si algo no depara la nueva P712 entre las manos son sorpresas. El legado de la P850 es más que evidente y las líneas maestras de la gama EasyShare P -el diseño de una réflex en miniatura, básicamente- se mantienen en su sitio.

Kodak EasyShare P712
Kodak EasyShare P712
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Todo ello permite hablar de una excelente manejabilidad, con un agarre sencillo y cómodo y una distribución de mandos en la que predomina el sentido común: la mayoría de los controles están allí donde la mano espera encontrarlos.

Kodak EasyShare P712
Kodak EasyShare P712
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Como decíamos, los cambios respecto al modelo anterior son mínimos en la carcasa exterior: desaparece la inscripción con la resolución en el frontal, y tanto el exterior del zoom como el aro que ejerce de interruptor general alrededor del disparador mutan sus tonos metálicos por un sobrio y discreto color negro.

Kodak EasyShare P712
Kodak EasyShare P712
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La rueda de control principal con los modos de disparo manuales y automáticos clásicos y tres interesantísimas posiciones que el usuario puede configurar a su medida son algunos de los detalles que, en un primer contacto, más nos continúan gustando.

Kodak EasyShare P712
Kodak EasyShare P712
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Situada a la altura del pulgar, la rueda que permite variar los ajustes de velocidad y obturación como si de un modelo SLR se tratara -una rueda idéntica en el frontal remataría la faena- y los múltiples accesos directos repartidos por la superficie superior y trasera -medición, autofoco, y ráfagas, entre otros- merecen los mismos aplausos en cuanto a agilidad de manejo que ya obtuvieron en su día las otras dos cámaras de la familia P.

Buena visibilidad
Tampoco hay que indagar demasiado para descubrir el buen rendimiento de la pantalla de 2,5 pulgadas y con una resolución que supera los 230.000 píxeles.

Kodak EasyShare P712
Kodak EasyShare P712
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Tal y como promete una banda explicativa colocada en esta zona, la visibilidad del monitor resiste con elegancia las capturas en exteriores con mucha luminosidad. Sólo algunas aberraciones con las que nos hemos topado al encuadrar escenas de mucho contraste o con luz muy fuerte hacen perder algún punto al LCD.

Kodak EasyShare P712
Kodak EasyShare P712
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El visor electrónico, por su parte, no puede beneficiarse de los mismos elogios. Pese a que intenta defenderse con dignidad, sus resultados aún dejan bastante que desear.

Kodak EasyShare P712
Kodak EasyShare P712
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

En ambos casos, la información sobre la escena -con histograma incluido- y sobre los ajustes seleccionados es muy completa. En la parte inferior se agrupan los datos de la exposición, que pueden variarse con relativa facilidad combinando el botón SET y la rueda situada encima, mientras que en el lateral y en la zona superior hay espacio para colocar los mandos del balance de blancos, la resolución, el formato, la medición...

12 aumentos estabilizados
El objetivo firmado por Schneider-Kreuznach y con un zoom óptico de 12 aumentos es uno de los argumentos conservados intactos por el nuevo modelo. Así, la P712 ofrece unas focales que van desde los 36 a los 432 milímetros (un recorte en tele a cambio de más angular, tanto en este modelo como en tantos otros, sería una excelente noticia para muchos aficionados) con una interesante máxima luminosidad de f2.8-3.7.

Kodak EasyShare P712
Kodak EasyShare P712
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Pese a lo contundente de las focales, el diseño no se resiente por este zoom. Una vez activada la cámara, sólo sobresale una parte de la óptica sin que su tamaño apenas varíe a lo largo de todo el recorrido del objetivo.

Muestras: focales
Las capturas se han realizado con una Kodak EasyShare P712
las capturas se han realizado con una kodak easyshare p712
angular (36 mm)
las capturas se han realizado con una kodak easyshare p712
tele (432 mm)
las capturas se han realizado con una kodak easyshare p712
zoom digital (5x)
Teniendo en cuenta el alcance del teleobjetivo y las sensibilidades relativamente limitadas -de 64 a 800 ISO, como se comentará más adelante-, el estabilizador de imagen se convierte en una herramienta indispensable para poder aprovechar el potencial de la óptica.

Kodak EasyShare P712
Kodak EasyShare P712
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Identificado como IS en uno de los laterales del objetivo, el estabilizador óptico se controla a través del menú de la cámara. A falta de un acceso directo que sería de gran utilidad -exactamente lo mismo para la resolución o la sensibilidad-, siempre es posible personalizar el botón PROG para acceder a esta función.

Muestras: estabilizador
Las capturas se han realizado con una Kodak EasyShare P712
las capturas se han realizado con una kodak easyshare p712
apagado
las capturas se han realizado con una kodak easyshare p712
encendido
En cualquier caso, el estabilizador dispone de tres posiciones -desconectado, simple y continuo- y en los primeros disparos realizados hemos podido comprobar su eficacia, al menos al intentar disparar a pulso con una focal de más de 400 milímetros y una velocidad de obturación de 1/30 de segundo.
Velocidad en casi todos los sentidos
El manejo corre a cargo de un mando -tal vez demasiado pequeño- situado en la parte superior trasera del cuerpo. Como siempre ocurre al enfrentarse a un modelo de estas características, y más aún teniendo presente la P880, se echa mucho de menos la posibilidad de controlar las focales e incluso el enfoque a través de anillos en el objetivo.

Kodak EasyShare P712
Kodak EasyShare P712
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Un detalle que, además de estilo y algo más de precio, también aportaría más velocidad en el cambio de focales, que ahora resulta algo más lento de lo deseable.

Y es que, en las condiciones más extremas (focales largas y poca luz), el zoom y el autofoco no lucen la misma agilidad que la cámara demuestra en la mayoría de situaciones a la hora de enfocar y poner en acción el obturador cuando el dedo presiona el disparador.

Kodak EasyShare P712
Kodak EasyShare P712
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Más de 25 imágenes consecutivas a máxima resolución en formato JPEG y a una velocidad de disparo de casi 2 fotogramas por segundo. Ésos son los interesantes datos que hemos podido obtener empleando una tarjeta SD Card de 1 GB de capacidad de la propia marca. Una vez que se levanta el dedo de disparador, el procesamiento no se resiente excesivamente por el exceso de trabajo aplicado, y en seguida se puede volver a repetir la operación.

Kodak EasyShare P712
Kodak EasyShare P712
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

No ocurre los mismo cuando se selecciona la grabación en TIFF o RAW. En el primero de los casos, la ráfaga queda directamente anulada, mientras que en el caso de los RAW, el disparo se limita a 4 imágenes con un tiempo de espera posterior algo mayor.

2 megapíxeles más
En el interior de la P712 se esconde una de las principales novedades de la cámara y la que -siguiendo la lógica del marketing- posiblemente justifique su llegada: el sensor CCD de 7 megapíxeles, 2 más que los ofrecidos por la P850. Todo ello en un captor que no ha crecido y que mantiene sus dimensiones originales de 1/2,5 pulgadas.
Muestras: 7 MP
Las capturas se han realizado con una Kodak EasyShare P712
las capturas se han realizado con una kodak easyshare p712
las capturas se han realizado con una kodak easyshare p712
La gama de sensibilidades también se mantiene inalterada, con ajustes de 64 a 400 ISO y una última posición de 800 ISO que sólo puede activarse cuando se reduce la resolución a 1,2 megapíxeles.

Kodak EasyShare P712
Kodak EasyShare P712
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Kodak EasyShare P712
Kodak EasyShare P712
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Los primeros resultados que hemos podido obtener -y a falta de compararlos con lo ofrecido por anteriores modelos- permiten constatar que los niveles de ruido de la imagen se mantienen en la línea habitual: imágenes limpias hasta 200 ISO y ruido evidente a partir de ese punto y, sobre todo, a 400 ISO.

Muestras: alta sensibilidad
Las capturas se han realizado con una Kodak EasyShare P712
las capturas se han realizado con una kodak easyshare p712
200 ISO
las capturas se han realizado con una kodak easyshare p712
400 ISO
las capturas se han realizado con una kodak easyshare p712
800 ISO (1,2 MP)
Por lo demás, se observa un buen nivel detalle en las imágenes (tal vez el rango dinámico se haya resentido ligeramente, aunque es pronto para decirlo). La saturación es correcta y confiere a la toma unos colores muy atractivos, sólo salpicados por algún que otro halo púrpura en zonas de contraste o contraluz.
Renovación
Habrá que comprobar, tras estas primeras impresiones, si el aumento de la resolución en 2 megapíxeles es realmente perceptible en la práctica. Mientras tanto, no estaría de más pedir que la gama P redondeara sus prestaciones con una gama de sensibilidades más amplia y un rendimiento mejorado en este campo. Quizás así, ni siquiera los más exigentes podrían poner pegas.

Kodak EasyShare P712
Kodak EasyShare P712
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

En cualquier caso, la P712 parece mostrarse como una sucesora digna del camino marcado por la P850, conservando su condición de alternativa asequible, cómoda y liviana a las réflex digitales.

Kodak EasyShare P712
Kodak EasyShare P712
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Para compensar las limitaciones de sobra conocidas -ruido electrónico, velocidad-, la P712 ofrece un zoom estabilizado más que decente, unas imágenes resultonas y unas posibilidades de control manual que miran cara a cara a las réflex de ópticas intercambiables.

Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (2)
Prueba de producto
19 / SEP 2005
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar