Actualidad
ANTONIO M. PéREZ, DIRECTOR EJECUTIVO DE KODAK

"Kodak se comportó con la cámara digital como Superman con la kriptonita"

 
5
MAY 2011
Eduardo Parra   |  Madrid

Las cosas están cambiando, pero algunos cambios cuestan más que otros. Aunque desde hace algunos años ya nos habíamos acostumbrado a que las ruedas de prensa y conferencias de este sector fueran más desenfadadas, organizadas en un local de moda y salpicadas de jóvenes con camisetas de "The Big Bang Theory", ayer tocó volver a los viejos tiempos.

La media de edad sobrepasaba los 60 años; las corbatas eran norma; los vaqueros, una extravagancia, y el escenario, un hotel de cinco estrellas. Y todo eso para decir que Kodak, precisamente, se está modernizando.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Pérez durante el acto celebrado ayer en Madrid.

Porque ese mensaje -el de Kodak concluyendo la travesía por el desierto que ha supuesto adaptar su estructura analógica de los últimos cien años a la era digital- es lo que quedó tras la conferencia de Antonio M. Pérez, presidente y director ejecutivo de la multinacional, organizada por el Foro España Innova. Le acompañaron en el acto la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, y Cristina Garmendia, titular de la cartera de Ciencia e Innovación.

"En 2012 las tres últimas inversiones de Kodak comenzarán a dar beneficios." Así de simple fue la conclusión de este vigués de dilatada trayectoria internacional para finiquitar su intervención. Aunque en 2007 la propia firma daba por concluido este proceso de transición durante unas jornadas organizadas en Barcelona, el máximo responsable reconoce ahora que la crisis económica global ha alargado este periodo más allá de lo previsto.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
La ministra de Ciencia e Innovación junto al dirigente de Kodak.

Durante este tiempo la emblemática marca fotográfica ha pasado de 70.000 a 20.000 empleados, ha reducido sus principales fábricas de catorce a sólo dos y ha tenido que invertir 4.000 millones de dólares en un proceso de modernización marcado por el miedo a la tecnología digital y un modelo de negocio analógico.

"Como Superman con la kriptonita, Kodak escondió la cámara digital en el Polo Norte porque pensó que era algo malo"

De hecho, Pérez no defraudó, y fue muy gráfico al explicar el principio de la crisis en la compañía apoyándose en la llamada teoría del cisne negro, que dibuja un mundo regido por lo improbable y lo desconocido.

Aunque fue precisamente un trabajador de Kodak (Steven Sasson) quien ideó la primera cámara digital, y durante muchos años la firma lideró casi en solitario aquel despuntar tecnológico, para Pérez éste fue el cisne negro de la multinacional.

"Kodak se comportó con la cámara digital como Superman con la kriptonita: la escondió en el Polo Norte porque pensó que era algo malo. Pero los malos siempre la encuentran."

"Me debéis algo"
Más allá de este pequeño mea culpa en nombre de la marca, durante la charla Pérez recordó que su llegada a Kodak vino precedida de un intento de Hewlett Packard -dirigida en aquel momento por el propio Pérez- de comprar la compañía fotográfica.

Pese a los insistentes rumores que desde hace meses apuntan a que la estrategia de Kodak de estos últimos años tiene como objetivo conseguir vender la compañía, su máximo responsable no dejó caer ninguna pista al respecto.

Patentes de Kodak: "Tuve que llamar a presidentes de importantes compañías, sentarme con ellos y decirles: eh, me debéis algo"

Más suerte hubo con el jugoso tema de las demandas protagonizadas por Kodak contra diversas compañías por infringir algunas de sus tecnologías. En este sentido, Pérez confesó que el catálogo de patentes les ha permitido disponer de una vía más de financiación.

Aunque para ello se vio en la tesitura de tener que "llamar a algunos presidentes de importantes compañías, sentarme con ellos y decirles: eh, me debéis algo".

Anécdotas al margen, Pérez también aseguró que su relación con Kodak está a punto de terminar, aunque el consejo de dirección de la compañía le pidió tres años más de compromiso para terminar el proceso de reestructuración de forma definitiva.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar