Actualidad

Kodak se acoge a un proceso de bancarrota para "centrarse en sus líneas de negocio más rentables"

 
19
ENE 2012

Tal y como se venía rumoreando desde hace semanas, Kodak ha presentado una solicitud para acogerse al llamado Capítulo 11 de reorganización de empresas según la legislación estadounidense. Este proceso de bancarrota pretende ser el camino -asegura la firma en un comunicado y a través de un vídeo en el que aparece su máximo responsable, el español Antonio Pérez- para conseguir que Kodak pueda "centrarse en sus líneas de negocio más rentables".

Un discurso que, de hecho, es idéntico al que la compañía viene utilizando desde hace años, pues se encuentra sumida en un largo proceso de reconversión en el que ha ido dejando por el camino miles de puestos de trabajo y diferentes líneas de negocio. Sin ir más lejos, recientemente se desprendía de su segmento de sensores digitales y gelatinas.

Si bien no se concreta cuáles serían esas líneas más rentables para la compañía -muy centrada estos últimos años en las impresoras para el mercado de consumo-, Kodak insiste una vez más en la necesidad de "monetizar" su amplio catálogo de patentes tecnológicas. De hecho, recientemente la firma ha vuelto a denunciar a diversas compañías (Samsung, Apple y HTC, entre otras) por infringir algunas de estas patentes.

Según la información oficial publicada, este proceso no afecta a las subsidiarias de Kodak en otros países, que continuarán su actividad con normalidad. Del mismo modo, la multinacional ha asegurado que, mientras dure este proceso de bancarrota, cumplirá sus obligaciones con empleados, proveedores y clientes.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar