• Olympus M.Zuiko 17 mm f1.8: prueba de campo
  • Panasonic Lumix DMC-FZ200: análisis
Prueba de producto

Kindle Fire HD, iPad mini, Nexus 7 y Galaxy Tab 2 7.0: comparativa

 
4
DIC 2012

Es la última moda del segmento de los tablets: modelos más baratos y con pantallas más pequeñas. Pero no todos optan por el mismo tamaño ni aplican la misma agresividad en sus precios, y cada uno es de su padre y de su madre tanto en el software como en el hardware. Sin ir más lejos, los Kindle Fire HD, iPad mini, Nexus 7 y Galaxy Tab 2 7.0 se dividen en un principio en sólo dos sistemas operativos, pero se alimentan de tres tiendas de aplicaciones distintas y lucen cuatro interfaces gráficas diferenciadas. Una variedad de opciones que QUESABESDE.COM pone frente a frente en esta comparativa entre las principales bazas de Amazon, Apple, Google y Samsung en esto de los tablets pequeños.

Visto ahora parece una casualidad, pero la primera gran alternativa al iPad, el ya lejano Galaxy Tab P1000, calzaba una pantalla de 7 pulgadas. Dos años después, es al conjugar precisamente dicho tamaño con precios muy inferiores a los acostumbrados cuando nace la tendencia más significativa en los últimos tiempos del segmento de los tablets. Hasta el punto de que la propia Apple también ha acabado sumándose -a su manera- al fenómeno.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
De izquierda a derecha: el Kindle Fire HD, el Nexus 7, el iPad mini y el Galaxy Tab 2 7.0.

Cierto es que el iPad mini tiene una pantalla algo más grande y es bastante más caro que el Nexus 7 que firman Google y Asus y que el Kindle Fire HD de Amazon, pero quizás el primero no hubiese visto todavía la luz si no fuese por la irrupción de modelos como estos dos últimos. Y puede que Samsung tampoco hubiese acercado a la barrera de los 200 euros el precio de su Galaxy Tab 2 7.0, cuyos precios eran inicialmente más elevados.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Comparación entre las características principales de las versiones más económicas de los cuatro modelos.

Hipótesis aparte, este cuarteto de tablets es bastante representativo de lo que uno puede encontrarse hoy por hoy en este nicho del escaparate. Así que nada mejor que compararlos in situ para hacernos una idea de cuáles son las ventajas y desventajas de cada uno de ellos.

La importancia del envoltorio

Aunque a primera vista el diseño de todos los modelos parece diferenciarse sólo por pequeños matices, un análisis más profundo revela que éstos pueden tener cierta importancia de cara a una elección final. Algo que, por supuesto, depende tanto de criterios objetivos como subjetivos, como queda claro al intentar determinar cuál de los cuatro es el tablet más fácil de transportar y sostener.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
De izquierda a derecha: el iPad mini, el Kindle Fire HD, el Nexus 7 y el Galaxy Tab 2 7.0.

Si es por peso, el iPad mini es el ganador indiscutible con sus 308 gramos, algo que se nota al levantar alternativamente cada tablet. Pero pese a suponer más de 30 gramos extra, el Nexus 7 y el Galaxy Tab 2 7.0 son más fáciles de sostener en vertical y con una sola mano (sobre todo si se hace de forma que los cinco dedos asomen por ambos lados de la carcasa) gracias a su estrechez, inferior en más de un centímetro a la del modelo de Apple (que también es el más alto de todos).

La trama de diminutos puntos de su cara trasera, además, le otorga un plus de adherencia al modelo de Google en comparación con el de Samsung. No es que este último sea resbaladizo, pero sí algo más proclive a escurrirse accidentalmente si se manipula de forma despreocupada.

Nexus 7
Nexus 7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nexus 7
Nexus 7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
En la parte inferior de su cara trasera, el Nexus 7 integra un altavoz.

Si es por delgadez, de nuevo el iPad mini destaca por su grosor de apenas 7 milímetros, mientras que el resto de candidatos se sitúan ligeramente por encima del centímetro. Al final, todo dependerá de dónde tenga uno pensado transportar el equipo de forma habitual. El Nexus 7 y el Galaxy Tab son más aptos para el bolsillo interior de una chaqueta, pero en una mochila el modelo de Apple acabará abultando y pesando menos, por poner un par de ejemplos.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Desde abajo hacia arriba: el iPad mini, el Kindle Fire HD, el NExus 7 y el Galaxy Tab 2 7.0.

Independientemente del criterio en que se base cada usuario, quizás el Kindle Fire HD sea el peor posicionado en este apartado, pues es el más pesado (casi 400 gramos) y el de mayor volumen. También es el que lo pone más difícil para encontrar rápidamente el botón de encendido y el control de volumen antes de familiarizarse bien con su ubicación. En primer lugar, porque apenas sobresalen de la carcasa y pueden pasar inadvertidos al tacto mientras recorremos su perímetro con las yemas de los dedos.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Desde abajo hacia arriba (en ambas imágenes): el Galaxy Tab 2 7.0, el iPad mini, el Nexus 7 y el Kindle Fire HD.

En segundo lugar, porque no quedan al alcance del pulgar cuando usamos la pantalla en vertical, sino que se sitúan en la parte central superior (o inferior, claro). Y es que el diseño Kindle Fire HD, como dan a entender la ubicación de la cámara en el marco frontal y la orientación de los logotipos en la parte trasera, parece estar concebido sobre todo para su uso en apaisado. Algo que puede desorientar al principio.

El modelo de Amazon, eso sí, es el que más se estira a la hora de proporcionar conectores estándar: un puerto micro-USB (el Nexus 7 también dispone de uno) y una salida micro-HDMI. Apple y Samsung optan en cambio por conectores propios, lo que en caso de rotura o extravío de los cables que se incluyen en sus cajas hace más difícil encontrarles rápidamente un sustituto (a no ser que poseamos otros dispositivos de estas marcas que empleen el mismo tipo de conector).

Amazon Kindle Fire HD
Amazon Kindle Fire HD
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Amazon Kindle Fire HD
Amazon Kindle Fire HD
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El Kindle Fire HD integra sus altavoces en una franja que recorre su parte trasera.

Otro detalle a destacar del Kindle Fire HD está en que es el modelo cuyos altavoces integrados ofrecen el sonido más potente y con un efecto estéreo más convincente. Y a diferencia de lo que sucede con el iPad mini y el Galaxy Tab 2 7.0, el volumen no queda prácticamente silenciado cuando los tapamos con los dedos. El altavoz del Nexus 7 también resiste relativamente bien este fenómeno, pero es el que ofrece el sonido más monoaural y con menos volumen.

Samsung Galaxy Tab 2 7.0
Samsung Galaxy Tab 2 7.0
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung Galaxy Tab 2 7.0
Samsung Galaxy Tab 2 7.0
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Siguiendo con este tipo de detalles, cabe mencionar que el único de estos cuatro tablets con ranura para tarjetas microSD es el Galaxy Tab 2 7.0. Samsung compensa así en parte el hecho de que la versión más económica de este modelo cuente de serie con bastante menos memoria interna libre que el resto de contendientes, como veremos más adelante.

Apple iPad mini
Apple iPad mini
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Apple iPad mini
Apple iPad mini
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En cuanto al iPad mini, donde más destaca es en la estética. Como siempre decimos, esto es algo que se presta mucho a la subjetividad de cada uno. Pero su delgadez, la calidad de sus materiales y la limpieza con la que está montada su carcasa de aluminio hacen difícil imaginarse a alguien que de verdad piense que no es -y con diferencia- el tablet más elegante de los cuatro. Gracias a su botón físico frontal, por cierto, es también el que lo pone más fácil para volver en cualquier momento al escritorio principal independientemente de la aplicación que tengamos abierta.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Empezando por abajo: el iPad mini, el Kindle Fire HD, el Nexus 7 y el Galaxy Tab 2 7.0.

El diseño, eso sí, no es un factor igual de relevante para todos los usuarios. Pero si hay algo verdaderamente importante en un tablet, esto es su pantalla.

De resoluciones, tamaños y proporciones

Ya lo adelantábamos hace poco al analizar el iPad mini: las peculiaridades de su pantalla lo convierten en el candidato con el que menos se echa en falta la reducción de espacio frente a los tablets "grandes" (es decir, con un tamaño de pantalla próximo a las 10 pulgadas). Pero esto no implica que lleve el mejor panel para quien valore sobre todo la calidad de imagen.

De hecho, con 162 píxeles por pulgada (ppp) es el que ofrece una menor densidad y por tanto el menos apto para largas sesiones de lectura de texto. El modelo de Samsung, con 170 ppp, tampoco está especialmente bien dotado en este sentido, mientras que el Nexus 7 y el Kindle Fire HD están un paso por delante con sus 216 ppp.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El iPad mini (imagen superior) y el Galaxy Tab 2 7.0.

¿Es muy notoria la diferencia? Si uno se fija bien, sí que puede ver los caracteres con más nitidez en los tablets de Google y Amazon, por lo que la fatiga visual tarda un poco más en aparecer al leer un libro electrónico o textos largos en páginas web. En cualquier caso, ninguno de los cuatro modelos llega al nivel que logran las llamadas pantallas Retina.

Una lectura similar puede hacerse al comparar otras propiedades de las cuatro pantallas. Los reflejos y el efecto espejo, por ejemplo, son algo más evidentes en la del iPad mini, pero ninguna de las otras tres llega a hacer que nos olvidemos de dichos fenómenos. Y el modelo de Apple es también el que se queda más corto en la saturación de colores, aunque la diferencia tampoco llega a ser abismal, ni mucho menos.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El Kindle Fire HD (imagen superior) y el Nexus 7.

El único punto en el que alguno de los cuatro es muy inferior al resto lo encontramos en el Galaxy Tab 2 7.0, en el que la pérdida de brillo al forzar el ángulo de visión es especialmente notoria. En defensa de Samsung cabe recordar que su modelo lleva varios meses más en el mercado que los demás, y puede que su próxima apuesta por este tipo de tablets lime esta clase de asperezas.

Si tuviéramos que elegir un ganador, quizás el Kindle Fire HD sea el que presenta un mejor equilibrio entre resolución, colores, ángulos de visión y brillo, pues se iguala con el Nexus 7 en las dos primeras materias y se impone ligeramente en las dos últimas. En términos generales, las bazas de Samsung y Apple son las que pueden dejar más que desear para quienes valoren sobre todo la calidad de visionado.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como decíamos, eso sí, los tablets de Amazon y Google no llegan a marcar diferencias abismales. Y el iPad mini cuenta a su favor con dos factores que van más allá del píxel, el brillo o la gama de colores: su pantalla es un poco más grande (7,9 pulgadas frente a las 7 del resto) y es de proporción 4:3 (en el Kindle Fire HD y el Nexus 7 es 16:10, y en el dispositivo de Samsung, 16:9). Apple da por tanto más espacio de visualización y logra más armonía al cambiar entre los modos vertical y apaisado.

Una buena prueba de esto último la encontramos al fijarnos en los teclados virtuales. Como queda patente en las comparaciones expuestas bajo estas líneas, las teclas del iPad mini mantienen el mismo aspecto en ambos modos, mientras que el resto de modelos las "estiran" en posición apaisada (o las "contraen" en posición vertical, según se mire).

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Haz clic en las imágenes para ampliar las comparaciones entre los teclados virtuales en posición vertical (imagen superior) y apaisado. Las capturas no simulan el tamaño real de cada teclado, sino las diferencias de tamaño relativas.

Los cuatros modelos otorgan en cualquier caso ese plus de comodidad al mecanografiar típico de este tipo de tablets, que ofrecen teclados más espaciosos que un smartphone pero no tan difíciles de abarcar con los pulgares como un tablet grande. Por espacio, tamaño de teclas y la escasa separación entre la carcasa y los bordes de la pantalla, quizás el del iPad mini resulte el más cómodo en posición vertical, aunque también obliga a estirar los dedos un poco más de lo deseado en posición apaisada.

El teclado de Samsung es el que proporciona teclas más pequeñas y el único que no dedica por defecto una a la letra eñe. Su gran punto a favor: incluye una fila de teclas numéricas en la parte superior, ahorrando así la necesidad de tener que andar cambiando entre letras y números (algo especialmente cómodo al escribir contraseñas, por ejemplo).

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El iPad mini (imagen superior) y el Galaxy Tab 2 7.0.

Las teclas del Nexus 7, ligeramente más grandes que las del modelo de Samsung, tampoco destacan por su tamaño. El principal aliciente de este teclado está en que integra de serie un sistema de escritura predictiva basado en realizar trazos por las letras para que vayan apareciendo las palabras de forma automática. Con un poco de práctica, uno puede mejorar su velocidad de escritura de forma considerable. De todas formas, se puede combinar con el clásico sistema de pulsaciones, o usar sólo este último si a uno no le termina de convencer eso de escribir a base de deslizamientos.

Se trata, en definitiva, del sistema Swype que ya habíamos visto en varios smartphones y tablets de Samsung. Teniendo esto en cuenta, resulta curioso que el Galaxy Tab 2 7.0 no integre de serie esta prestación, por más que la hayamos buscado entre las opciones de configuración. Según puede leerse en este y otro hilo de los foros de discusión de la comunidad de Swype, parece tratarse de algún problema con la resolución de pantalla, y para solucionarlo hay que trastear con las versiones beta del software.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Uno de los trazos que aparecen al deslizar el dedo por el teclado del Nexus 7 (imagen superior) y la vista apaisada del teclado del Kindle Fire HD.

Con la vista puesta en maximizar el tamaño de las letras, Amazon prescinde de algunas teclas complementarias. En las dos filas superiores del teclado del Kindle Fire HD, sin ir más lejos, sólo hay letras. Quizás haya sobrado que en modo apaisado se ceda un poco de espacio a la derecha para dar cabida a los iconos del sistema, pero su mayor carencia en comparación con los otros tres teclados está en que no integra ningún icono para acceder al dictado de voz. De hecho, es el único de los cuatro tablets que no tiene reconocimiento de voz alguno (al menos de serie).

Cuatro filosofías distintas

Cada tablet propone en última instancia una interfaz gráfica suficientemente individualizada, pero hay terrenos en los que podemos agruparlos por tendencias. Por ejemplo, los modelos de Apple, Google y Samsung tienen en común conceptos como el escritorio principal (aun con sus diferencias, como la ausencia de "widgets" en el iPad mini) o la vista multitarea (aunque el Nexus 7 y el Galaxy Tab 2 7.0 la muestren desde el lateral izquierdo y el tablet de Apple desde la parte inferior); el de Amazon, en cambio, sigue una filosofía muy distinta.

Amazon Kindle Fire HD
Amazon Kindle Fire HD
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La pantalla principal del Kindle Fire HD no consiste en una imagen de fondo en la que el usuario coloque libremente accesos directos ni "widgets", sino que está protagonizada por el llamado carrusel. Se trata de una ruleta de iconos en la que, como si de un historial de aplicaciones recientemente abiertas se tratase, van apareciendo por estricto orden cronológico (empezando por el más reciente) aquellos elementos que el usuario va abriendo (con la excepción de los vídeos, eso sí).

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Cuatro ejemplos del carrusel del Kindle Fire HD (la fila inferior de iconos siempre desaparece al colocar el equipo en posición apaisada).

Si sostenemos el equipo en posición vertical, bajo este carrusel van apareciendo también otros iconos relacionados con el que está en primer término. En muchos casos se trata de sugerencias bajo el rótulo "los clientes también compraron": si es un libro, suelen aparecer otros títulos del mismo autor; si es un juego, se adjuntan otros en función de su popularidad... A veces, eso sí, no aparecen sugerencias (como hemos comprobado con bastantes canciones) o éstas guardan poca relación con el elemento destacado (ocurre a menudo con las aplicaciones).

Amazon Kindle Fire HD
Amazon Kindle Fire HD
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Amazon Kindle Fire HD
Amazon Kindle Fire HD
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Los iconos del carrusel se pueden retirar a posteriori, pero lo más cómodo y útil es añadirlos desde aquí al desplegable de favoritos. Un apartado al que se accede pulsando el icono con forma de estrella de la parte inferior derecha y que viene a ser lo más parecido que ofrece el Kindle Fire HD al concepto de escritorio principal. El principal objetivo de Amazon no es otro que instarnos a comprar en sus tiendas. Y no sólo las virtuales: desde la misma herramienta de búsqueda del sistema se puede explorar todo el catálogo de productos físicos de Amazon.es.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Los paneles de notificaciones del iPad mini (imagen superior) y el Galaxy Tab 2 7.0.

Donde Amazon sí coincide con los otros tres modelos es en la idea del panel desplegable de notificaciones. Más allá de los pequeños matices de cada tablet (el de Apple ofrece la posibilidad de colocar aquí un par de "widgets" informativos pero no para cambiar ajustes, el de Samsung muestra este elemento desde una esquina...), el que más peculiar y completo resulta en este sentido es sin duda el Nexus 7.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
El Nexus 7 muestra las notificaciones y una serie de ajustes rápidos en dos desplegables distintos.

En primer lugar, porque divide en dos el contenido que suele mostrar este elemento: por la parte derecha se despliega un panel con los típicos iconos para realizar algunos ajustes de configuración de forma rápida; por la parte izquierda, se muestran de forma aislada las notificaciones. Y en segundo lugar, porque estas últimas previsualizan parte del contenido que las genera en una vista que incluso se puede ampliar manualmente en algunos casos.

Nexus 7
Nexus 7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nexus 7
Nexus 7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Para alternar entre las sesiones de distintos usuarios previamente configurados en el Nexus 7, hay que seleccionar su foto correspondiente en la pantalla de bloqueo.

Además, su reciente actualización a Android 4.2 le permite al Nexus 7 apuntarse un tanto en términos de sofisticación: el soporte multiusuario. Es decir, que varias personas tengan sus propias sesiones en el mismo equipo, con sus propios ajustes, aplicaciones instaladas o cuentas de correo y redes sociales configuradas por separado. Los cambios de sesión, que pueden realizarse desde la misma pantalla de bloqueo, no son instantáneos, pero tampoco llegan a requerir más de cuatro o cinco segundos para completarse.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Deslizando el dedo desde el icono central inferior del Nexus 7 en cualquier dirección se accede a Google Now.

Otro factor distintivo del software del Nexus 7 es Google Now, un útil sistema que persigue ofrecer información relevante para el usuario antes de que él mismo la busque. Como ya comentamos al comparar el iPhone 5 y el Galaxy S III, conviene señalar que aún no están activas todas sus funciones y su efectividad depende mucho de que le sigamos el juego a Google en lo que a recopilación de datos privados se refiere.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Algunas de las tarjetas que puede generar automáticamente Google Now en el Nexus 7.

Frente al Galaxy Tab 2 7.0, que también emplea Android y sigue la idea del escritorio principal, el Nexus 7 aporta pequeños matices como la abundancia de "widgets" pensados para instar al usuario a que compre en sus tiendas virtuales (como las que han aterrizado hace poco en España) y la posibilidad de aglutinar varios iconos en carpetas, este último un punto en común con el iPad mini.

Nexus 7
Nexus 7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nexus 7
Nexus 7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Apple, por su parte, prioriza sobre todo la sencillez visual (nada de "widgets" en el escritorio, como comentábamos antes) y se distingue por recursos como los gestos multitáctles (deslizar cuatro dedos hacia un lado para cambiar de aplicación, hacer el gesto de la pinza también con cuatro dedos para abandonar un programa...) o el asistente de voz Siri.

Apple iPad mini
Apple iPad mini
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Apple iPad mini
Apple iPad mini
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como ya hemos comentado en anteriores análisis, hablar con Siri no es ni mucho menos como hacerlo con una persona, por mucho que insista Apple con su publicidad. Pero cumple bien ciertas órdenes (sobre todo al buscar información y realizar ciertos ajustes, como configurar alarmas) y su soporte para castellano es mucho más completo que el del sistema de voz de Android, que a día de hoy depende de aplicaciones de terceros como Sherpa para proporcionar un asistente de este tipo mínimamente usable en la lengua de Cervantes.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Un par de ejemplos de preguntas formuladas de forma natural y a las que Siri responde de forma lógica y precisa.

En cuanto al Galaxy Tab 2 7.0, se trata del clásico modelo que, al adaptar la interfaz gráfica de Android con una capa propia (en este caso TouchWiz), no cuenta con la versión más actual del sistema operativo de Google pero añade algunos detalles que pueden resultar útiles. Por ejemplo, Samsung permite previsualizar en miniatura todas las páginas que componen el escritorio principal y habilita un puñado de herramientas, las llamadas Mini Apps, que se convocan desde un faldón inferior y sólo ocupan una tercera parte de la pantalla al abrirse, por lo que pueden usarse mientras están abiertas otras aplicaciones.

Samsung Galaxy Tab 2 7.0
Samsung Galaxy Tab 2 7.0
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung Galaxy Tab 2 7.0
Samsung Galaxy Tab 2 7.0
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por último, cabe señalar un pequeño privilegio del modelo de Samsung: sus versiones 3G poseen funciones telefónicas. Ver este factor como una ventaja o un añadido inútil (o incluso contraproducente en términos de autonomía) es algo que ya depende de cada usuario. Pero quienes busquen una opción con la que puedan llamar por teléfono a sus contactos (y no les importe lo antinatural que resulta hacerlo desde un tablet, claro) no encontraran esta posibilidad en el resto de modelos de esta comparativa.

Samsung Galaxy Tab 2 7.0
Samsung Galaxy Tab 2 7.0
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung Galaxy Tab 2 7.0
Samsung Galaxy Tab 2 7.0
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Esta peculiaridad, dicho sea de paso, también le permite al tablet de Samsung usar aplicaciones que deben estar vinculadas a un número de teléfono, como sin ir más lejos WhatsApp. Pero insistimos: sólo en las versiones que integran ranura para tarjetas SIM, que por supuesto son más caras que las que sólo se conectan a Internet por Wi-Fi.

La optimización

No menos importante que el estilo visual es la soltura con la que se mueven los elementos que aparecen en pantalla, así como la estabilidad al abrir y cerrar programas o darle órdenes al tablet, dedos mediante. Como es habitual, conviene no fiarse ciegamente de datos como la memoria RAM, la cantidad de núcleos del procesador o su velocidad de reloj para saber cómo se comporta cada modelo en estas materias. Son factores por supuesto importantes, pero pueden servir de bien poco si no están optimizados para el software que les acompaña.

Así, el modelo de Samsung es en la práctica el que presenta más problemas de fluidez. Al desbloquear la pantalla o salir de una aplicación para volver al escritorio principal, los "widgets" pueden llegar tardar un par de segundos más en cargarse que los iconos de acceso directo, y es con diferencia el más lento de los cuatro tablets a la hora de girar la interfaz a golpe de acelerómetro.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Son problemas relativamente habituales en los tablets con Android, pero ya empieza a haber grandes excepciones. Y una de ellas es el Nexus 7. Todavía alguna aplicación puede sufrir algún cierre forzoso si la usamos durante mucho tiempo (nos ha pasado con la de YouTube en un par de vídeos largos, de más de una hora de duración), pero no hay casi rastro de los retardos que lastran al modelo de Samsung.

Al moverse por el escritorio principal a base de deslizamientos laterales, de hecho, el Nexus 7 da la impresión de ser algo más veloz que el mismo iPad mini. Éste, por su parte, mantiene el buen comportamiento habitual de los tablets de Apple, prácticamente intachable. Cabe señalar, eso sí, que desde la llegada de iOS 6 el tiempo de carga de la aplicación de la App Store ha aumentado de forma considerable en los dispositivos de la firma de Cupertino, y el iPad mini no es una excepción.

Amazon Kindle Fire HD
Amazon Kindle Fire HD
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El Kindle Fire HD se sitúa a medio camino entre el más que mejorable rendimiento del tablet de Samsung y el buen comportamiento de los de Apple y Google. No hay quejas de fluidez al movernos por el carrusel de la pantalla principal ni al entrar a otros apartados, salvo por un par de casos. Aunque el equipo reproduzca a la perfección vídeos MKV, a veces el sistema no consigue mostrar las previsualizaciones de este tipo de archivos en la galería de vídeos, provocando que la lista completa de clips tarde varios segundos en terminar de cargarse.

También el navegador web de Amazon, Silk, tiene a veces algunos comportamientos extraños. Como pasa con Opera y otros navegadores especialmente pensados para dispositivos móviles, Silk procesa las páginas en la "nube" para agilizar la descarga de los datos necesarios en el equipo. Y sí, las páginas web se cargan bastante rápido, pero al ajustar el zoom éste se ejecuta como dando un "pantallazo", y no redimensionando el contenido de forma progresiva.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El Kindle Fire HD (izquierda) y el Galaxy Tab 2 7.0.

Es uno de esos detalles que no tienen gran importancia en términos de funcionalidad, pero no es precisamente la solución más agradable para la vista. Tampoco es demasiado práctico que tras salir de Silk y volver a entrar al cabo de un rato se vuelvan a recargar las páginas que ya estaban abiertas, algo que también sucede en el Galaxy Tab 2 7.0, que emplea el navegador genérico de Android. En la tienda de aplicaciones de Amazon, eso sí, no hay muchas alternativas donde elegir, mientras que el tablet de Samsung puede acceder a Google Play para instalar otros navegadores como Firefox o Dolphin HD, entre otros.

Quizás el que logra cargar las páginas con mayor velocidad sea el Nexus 7, que tiene en Chrome un navegador más eficiente y fluido que los de los tablets de Amazon y Samsung. Según hemos podido comprobar, es incluso algo más rápido que el iPad mini y su Safari, aunque éste es el que menos altera el diseño original de las páginas web y el que resulta más limpio al recurrir al zoom y el "scroll".

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El Nexus 7 (izquierda) y el iPad mini.

En ninguno de los cuatro casos, por otra parte, hay soporte para tecnología Flash a través de los canales oficiales. En los dispositivos móviles de Apple es así desde siempre, y en el caso de Android el "plug-in" necesario dejó de estar disponible en Google Play el pasado verano. Gracias al estándar HTML5, en cualquier caso, los cuatro tablets pueden reproducir perfectamente vídeos incrustados de YouTube y Vimeo.

Volviendo al asunto de la optimización, también podría incluirse aquí la autonomía. Unas partidas de videojuegos durante los trayectos entre la casa y el trabajo, Wi-Fi siempre activo para atender durante el día las notificaciones de correo y redes sociales, un vistazo a las noticias durante la pausa para comer, leer algún e-book o buscar aplicaciones nuevas en la cama por la noche... Bajo estas condiciones de uso regular y continuo pero no intensivo, el Galaxy Tab 2 7.0 suele ser el primero en caer poco después de 48 horas; el iPad mini a veces llega a superar las tres jornadas, quedando el Nexus 7 y el Kindle Fire HD en término medio.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sorprende especialmente la capacidad del modelo de Apple para minimizar el consumo durante las típicas horas de reposo nocturno, al menos comparando las diferencias entre los porcentajes de carga que cada tablet muestra antes de irnos a dormir y cuando despertamos. El último detalle destacable sobre esta materia la encontramos en el Kindle Fire HD: en lugar de incluir un cargador de pared en su caja, Amazon lo vende aparte por unos 20 euros. Por supuesto, se puede conectar el equipo al ordenador para recargarlo mediante USB, pero el proceso requerirá bastante más tiempo de lo habitual.

Prestaciones que pueden sobrar o faltar

Antes citábamos las funciones telefónicas de las versiones 3G del modelo de Samsung como la típica prestación que, en función de cómo entienda cada usuario el concepto de tablet, pueden ser un atractivo añadido o un punto que no despierte interés alguno. Pero no es la única vertiente en la que se puede realizar este debate atendiendo a las funciones de los cuatro modelos. Por ejemplo, sólo el Nexus 7 integra NFC, un estándar inalámbrico al que se le prevé un gran futuro pero que aún no ha terminado de arrancar.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Otro ejemplo: ¿debe un tablet tener una cámara trasera de alta resolución? A quienes piensen que sí les resultarán más interesantes el iPad mini y el Galaxy Tab 2 7.0, que integran sendos captores de 5 y 3,2 megapíxeles, respectivamente. La del modelo de Apple es la que ofrece mejores resultados, en la línea del iPhone 4, mientras que la del tablet de Samsung es equiparable al rendimiento que suelen ofrecer los smartphones de gama media.

Las diferencias se hacen notar especialmente en la grabación de vídeo, donde el iPad mini consigue unos clips de 1080p más nítidos y estabilizados que los del Galaxy Tab 2 7.0, que además se quedan con una resolución de 720p.

Apple
Samsung
Apple
Samsung

Los cuatro tablets sí que comparten en cambio la inclusión de una cámara frontal. También aquí hay matices, como el ya mencionado hecho de que la ubicación de este elemento en el Kindle Fire HD invite a usar el equipo en posición apaisada. O que el Galaxy Tab 2 7.0 emplee un sencillo captor VGA mientras que los otros tres soporten vídeo en HD.

Con todo, quizás lo más significativo sea que Apple y Samsung sí que permiten acceder directamente a esta cámara para tomar fotos y vídeos, mientras que Amazon y Google sólo las habilitan para aplicaciones desarrolladas por terceros, como Skype. En Google Play, eso sí, ya hay una herramienta gratuita expresamente pensada para poder abrir la cámara frontal pulsando directamente en un icono de acceso directo.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Siguiendo con las funciones multimedia, cabe señalar que el tablet de Samsung es el que mejor cubre de serie el apartado de los formatos de vídeo, siendo el único de los cuatro compatible con DivX y archivos de subtítulos. Con el Nexus 7, por cierto, los clips MKV suelen reproducirse a tirones, mientras que el iPad mini sólo es compatible de forma directa con MP4. En este sentido, nunca está de más recordar que añadir archivos por USB al modelo de Apple es algo que siempre depende de iTunes, mientras que los otros tres pueden realizar esta labor de forma directa y sin recurrir a ningún software que actúe de intermediario.

Y hablando de software, es obligado destacar un detalle del Kindle Fire HD que para muchos no pasará inadvertido: está basado en Android, sí, pero a través de una adaptación que implica renunciar a las herramientas y los servicios propios de Google que suele integrar este sistema operativo. Algo que se puede echar bastante en falta en terrenos como el cartográfico.

A falta de Google Maps, uno tiene que conformarse con descargar de la Amazon AppStore alternativas como Here, la rebautizada plataforma de Nokia, por desgracia bastante limitada en términos de detallismo y fluidez en su versión para el Kindle Fire HD. Incluso carece de funciones que sí están presentes en los polémicos mapas estrenados por Apple en iOS 6, como la navegación GPS avanzada y con instrucciones de voz para rutas en coche.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El Kindle Fire HD (imagen superior) y el iPad mini.

Noticias como la compra de UpNext o la reciente puesta en circulación entre los desarrolladores de una API propia de mapas demuestran que Amazon tiene en mente suplir estas carencias en un futuro. Pero a día de hoy, el Kindle Fire HD es cartográficamente hablando el tablet más débil de los cuatro.

Lo mismo puede decirse del acceso a programas de terceros directamente desde el dispositivo. La tienda virtual del Kindle Fire HD no está del todo mal en cuestión de aplicaciones, y Amazon lleva a cabo iniciativas interesantes como ofertar alguna de forma gratuita cada semana, pero aún no puede competir de igual a igual con la App Store de Apple ni con Google Play.

De hecho, para usar aplicaciones como Dropbox o algún navegador web más capaz que Silk de momento no queda otra que hacerse con los ficheros APK necesarios (es decir, los que cualquier otro tablet con Android obtiene directamente desde Google Play) e instalarlos manualmente a través de un proceso conocido como "sideloading". Algo que no agradará demasiado a los usuarios poco doctos en este tipo de apaños.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El iPad mini (imagen superior) y el Nexus 7.

En cuanto a los otros tres tablets, el iPad mini es el claro ganador. Aunque Google Play (tienda que comparten el Nexus 7 y el Galaxy Tab 7 2.0) tenga un catálogo casi tan grande como el de la App Store, esta última lleva una clara ventaja en lo que respecta a aplicaciones realmente pensadas para aprovechar el tamaño de pantalla de los tablets, y es hoy por hoy la referencia en juegos.

También merece la pena destacar cómo se relaciona cada dispositivo con los servicios en la "nube". Todos la usan para almacenar distintos tipos de contenido, pero sólo el iPad mini unifica los datos en una sola copia de seguridad en iCloud, mientras que el resto de tablets sigue un modelo fragmentado en distintos servicios: el Kindle Fire HD usa principalmente el Amazon Cloud Drive, pero para las canciones hay que recurrir a otro servicio (Amazon Cloud Player); por su parte, el Nexus 7 y el Galaxy Tab 2 7.0 pueden recuperar aplicaciones o canciones desde Google Play, pero para otro tipo de archivos como fotos y vídeos hay que usar herramientas como Google Drive o Dropbox... En última instancia, eso sí, todo estos servicios se pueden vincular a una misma cuenta de Amazon o Google.

Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
El Kindle Fire HD permite ver toda la música almacenada en Amazon Cloud Player (izquierda) o sólo la de aquellos álbumes y canciones que se han descargado desde ahí al dispositivo.

Pero quizás la mayor peculiaridad de Apple esté en que, como también hace con las videollamadas de FaceTime o la plataforma de mensajería iMessage, plantea iCloud como un sistema exclusivo de sus propios productos. Los datos almacenados en Google Play, en cambio, se pueden recuperar en dispositivos de muchas marcas (mientras que usen Android). Google Drive está disponible tanto para Android como para iOS. Y Amazon elige esta misma solución para la sincronización del avance de lectura en los e-books Kindle, el almacenamiento de fotos en Cloud Drive o el de música en Cloud Player.

El precio justo

Ya decíamos al principio que esta comparativa está muy condicionada por las diferencias de precio entre los tablets participantes. Un motivo suficiente para que el usuario especialmente preocupado por el ahorro descarte de entrada el iPad mini, con el que Apple nunca ha pretendido romper los precios del sector, sino bajar un poco la barrera de entrada a su ecosistema.

Y lo hace fijándola en los 330 euros que cuesta la versión básica de 16 GB (430 y 530 euros hay que desembolsar para las entregas con 32 y 64 GB; 460, 560 y 660 euros cuestan las versiones con ranura nano-SIM y las mismas capacidades, aunque aún no están disponibles mientras se escriben estas líneas). Pero el ecosistema es precisamente la gran baza de la firma de Cupertino.

Apple iPad mini
Apple iPad mini
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Apple iPad mini
Apple iPad mini
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si uno busca aplicaciones que aprovechen realmente el potencial de un tablet, el iPad mini es muy superior al resto. También gana en la elegancia del diseño y la calidad de los resultados de su cámara trasera, ofreciendo un interesante plus en el área de visualización de su pantalla. Pero precisamente la pantalla es bastante mejorable en la calidad de visionado. Precios aparte, otro motivo que puede disuadir a compradores potenciales es el típico carácter cerrado de los productos de Apple, especialmente a la hora de añadirle contenido por USB a la vieja usanza.

El siguiente candidato por orden de precio es el Galaxy Tab 2 7.0, aunque algunos comercios españoles han comenzado a rebajarlo hasta incluso por debajo de los 200 euros de cara a la campaña navideña. Su versión más económica de 8 GB, eso sí, sólo proporciona unos 4,3 GB libres cuando las del resto de modelos de esta comparativa se mueven por encima de los 12 GB, si bien es cierto que su ranura microSD lo convierte también en el único que permite ampliar el espacio.

Samsung Galaxy Tab 2 7.0
Samsung Galaxy Tab 2 7.0
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung Galaxy Tab 2 7.0
Samsung Galaxy Tab 2 7.0
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La capacidad para reproducir de forma nativa una amplia gama de formatos de vídeo (incluyendo subtítulos aparte), es otro de sus puntos a favor. Sin olvidarse de que es el único modelo cuyas versiones 3G (con unos precios que se elevan algo por encima de los 300 euros) pueden funcionar como teléfono. La gran contrapartida de la baza de Samsung está en la poca fluidez de su interfaz gráfica, y la calidad de su pantalla tampoco es para tirar cohetes.

El Nexus 7 arranca en los 200 euros de la versión con 16 GB, con entregas adicionales de 32 GB por 250 y 300 euros (la segunda con conexión 3G). Tiene una pantalla bastante decente en términos de calidad de visionado y logra una cosa difícil de encontrar en los tablets económicos: conjugar Android con una gran fluidez gráfica, a veces incluso superior a la del mismo iPad mini. Y no hay que olvidar que, al ser un Nexus, debería recibir rápidamente las próximas actualizaciones de este sistema operativo.

Nexus 7
Nexus 7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Nexus 7
Nexus 7
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Hasta ahora, este último punto se está cumpliendo y de hecho le sirve para presentarse como el candidato con un software más sofisticado. No en vano es el único que dispone de soporte multiusuario y herramientas como Google Now. Su mayor carencia está en que no dispone de ningún tipo de salida de vídeo (ni integrada ni mediante adaptador). Google, por cierto, ha descatalogado la versión de 8 GB, que inicialmente tenía el mismo precio que el que ahora luce la de 16 GB: 200 euros, perdiendo la oportunidad de ponerla más a tiro para los bolsillos menos pudientes.

Amazon es quien ofrece precios más económicos. Aunque las versiones de 16 y 32 GB del Kindle Fire HD también cuesten respectivamente 200 y 250 euros, esta última puede rebajarse a 214 euros si el usuario acepta recibir publicidad en la pantalla de bloqueo y en un faldón inferior de la pantalla principal. Y el Kindle Fire básico, aun con sus características inferiores, sigue estando ahí con un precio de 160 euros. El gigante del comercio electrónico, eso sí, no ofrece versiones con 3G en España.

Amazon Kindle Fire HD
Amazon Kindle Fire HD
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Amazon Kindle Fire HD
Amazon Kindle Fire HD
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Equipado con la mejor pantalla y los mejores altavoces de los tablets de esta comparativa, el Kindle Fire HD es además el único con una salida de vídeo estándar. Lo malo es que pese a estar basado en Android, prescinde de herramientas bastante útiles que normalmente vienen integradas en este sistema operativo. Y por desgracia su tienda de aplicaciones aún está algo verde para compensar dichas carencias.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar