• Jane Evelyn Atwood: "La inmensa mayoría de estas mujeres son silenciadas"
  • Luciano Gaudenzio: "No debemos limitarnos a documentar la belleza de la ...
Con texto fotográfico

"Estamos desinformados o no queremos saber" Kim Manresa

 
Foto: Kim Manresa
17
MAY 2012
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

Los vínculos que Kim Manresa tiene con la fotografía y África van de la mano. A los 15 años realizaba su primer viaje al continente, y a sus 50 este fotoperiodista catalán de dilatada trayectoria sigue peregrinando asiduamente ahí para contar historias cotidianas, como la del parto de esta joven mozambiqueña. ¿El secreto de su mirada cercana y directa? Muchas tablas en el oficio y detalles que podrían parecer insignificantes: "Antes de marchar compro una cámara pequeña y barata, porque la cámara no debe ser una barrera."

Kim Manresa

Hace 35 años que viajo a África. Desde la primera vez que fui me he centrado en hacer pequeñas historias cotidianas, como por ejemplo ésta sobre las condiciones de parto de las mujeres que viven lejos de los hospitales. Es un proyecto que incluye reportajes en todos los países africanos y que tratan desde la mujer que va a buscar agua cada día o el reportaje sobre Kadi [dedicado a la vida de una niña, fue considerado por la agencia AP como uno de los mejores trabajos fotoperiodísticos del siglo pasado] hasta cosas como la amistad, la vida o la muerte. Es todo muy espontáneo: se trata de estar un tiempo con estas personas y fotografiarlas en su día a día.

Normalmente la visión que tenemos de África se centra en las desgracias que ocurren ahí o en el folclore, aunque esto último ya casi no existe. Mi proyecto es una manera dar una visión de ese lugar que va mucho más allá de lo que nos han contado.

En 2008 estuve en Mozambique visitando algunas aldeas cerca de Manica [al oeste del país] y haciendo un reportaje sobre las mujeres que paren allí. En África, aparte de las grandes capitales, la salud [entendida como servicio] no existe; lo normal es que el centro de salud más cercano esté a varios kilómetros de distancia. En algunas aldeas y pueblos hay ONG que han construido algún centro, pero eso es lo único que hay. Los partos tienen lugar como antiguamente, de forma muy rudimentaria. A veces las mujeres se alejan al bosque y paren allí mismo.

Conocí al médico de este centro y le pedí permiso para tomar fotografías. Cuando apareció la chica de la foto todo fue muy rápido. Había llegado caminando con su madre, con muchos dolores, y estaba muy cansada. Al cabo de unos minutos se puso de parto. Ella y la madre me permitieron tomar algunas fotos, pero mi presencia le molestaba un poco, así que no hice demasiadas.

Yo quería una imagen sencilla, sin nada más que el camastro, con ese colchón sucio que parecía que no lo habían lavado nunca, y la chica, que pegaba gritos de dolor. El reportaje entero son unas pocas fotos, con la chica entrando, la sala vacía, esta imagen, ella con el niño en brazos y alguna otra.

África es la gran reserva natural del planeta, pero a la vez es el continente más castigado. Es el granero del mundo, pero sin embargo allí hay mucha hambre. Mientras en Etiopía hay tierras cultivadas por compañías multinacionales para la exportación de alimentos baratos, a 200 kilómetros hay hambrunas. En Uganda hay niños y mujeres que trabajan durante 13 horas sin salir de las minas de 'coltán' para ganar un euro al día. Todo esto es inmoral, y pese a estar en una sociedad tan avanzada tecnológicamente, estamos desinformados o no queremos saber.

Pero en África no sólo hay grandes recursos naturales: también hay recursos humanos. Pese a las carencias, la gente tiene mucha capacidad de salir adelante y vivir al día. Y de estas historias está hecho mi proyecto, que quiero culminar con un libro que lo recoja todo.

He estado a punto de publicarlo varias veces, pero al final se ha parado (incluso por culpa de algún cambio de gobierno). Y lo que ocurre es que cada vez que voy a África lo amplío, y lo que antes eran 200 fotografías repartidas en unos 40 reportajes, hoy son ya 200 historias que comprenden 1.000 fotografías. Y quiero publicarlo entero; a medias no me vale. Para mí el proyecto estará acabado cuando se publique ese libro. Hasta entonces, seguiré ampliándolo.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar