• Abbie Trayler-Smith: "Está harta de que la juzguen por su apariencia"
  • Chema Moya: "Para sacar buenas fotos en una manifestación no es necesario ...
Con texto fotográfico

"Hace falta regularizar el oficio de actor porno" Katia Repina

5
Foto: Katia Repina
15
ENE 2015
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

Como en el cine convencional, todo en el porno –salvo lo evidente- es mentira. La fotógrafa moscovita Katia Repina lleva años documentando esta industria en España para su trabajo “Hacia el porno”. Ha visitado decenas de rodajes y festivales, y se ha sumergido en un mundo que -como cualquier otro género cinematográfico- tiene mucho de ficción. Y también muchas sombras.

Katia Repina

Hace tres años y medio fui al Salón Erótico de Barcelona por curiosidad. No sabía gran cosa de él, no tenía ni idea de cómo iba a ser, no había visto vídeos. Nada. Me encontré como en una especie de miniconcierto de rock, con la gente saltando, todo del mundo con una cámara en la mano… Me impresionó mucho. No tanto por los actores, sino por el conjunto, por la reacción del público y la indiferencia de los actores hacia lo que estaba ocurriendo.

Poco a poco comencé a ir a rodajes, festivales, performances y diferentes eventos relacionados con la pornografía. Fui conociendo actores convencionales y otros del porno alternativo o del posporno. Cuando ya tenía algo de material me fue mucho más sencillo acceder a los rodajes. Me contaron que hay gente que intenta colarse en ellos haciéndose pasar por fotógrafo… ¡y ni siquiera tienen cámara! Simplemente el hecho de estar en un rodaje parece que da mucho morbo, aunque yo nunca lo experimenté.

Esta foto la hice en verano mientras seguía a Marta, que tenía que participar en un rodaje. Es en un hotel de Barcelona. Había un montón de actores y directores porque era una orgía, pero yo no conocía al organizador y a casi ningún actor.

El aburrimiento que se ve es el que se respiraba allí. Llevaban un montón de horas esperando a que todo estuviera listo: que si un actor termina del maquillaje, el otro del vestuario, etcétera. Estuvieron diez horas para grabar aquel vídeo. La gente tenía hambre, los actores estaban aburridos, cansados y se querían ir. Les pagan por una actuación, no por tiempo, así que si ésta se alarga, están perdiendo dinero y tiempo.

"Muchas chicas prueban en esto para sacar algo de dinero, pero rápidamente descubren que la crisis ha golpeado también al porno"

A la chica del medio ya la conocía. Es una actriz bastante famosa en España que se llama Noe Milk y ha participado en muchos festivales y rodajes. El chico de la derecha es Pablo Ferrari, actor, director y productor que ha trabajado para compañías como Brazzers. La chica de la izquierda es Brenda Starlixx, y detrás está Marta.

Los actores no siempre son muy profesionales; no siempre son jóvenes y atractivos; no siempre son profesionales que no se aprovechan de la situación. Algunos, cuando las chicas son nuevas [en este mundo], intentan aprovecharse de ellas, quieren quedar después para ‘darles consejos’. Lo ves por la forma en que las tocan, por cómo se comportan cuando se para la escena. Para ellos es algo más que trabajar.

Pablo Ferrari no es así. Le he visto en otros rodajes y es muy profesional. Se nota mucho. Cuando corta la cámara él ya está fuera, no se queda intentando seducir o convencer sobre la industria [del porno] a una chica novata.

Con la crisis muchas chicas prueban en pornografía para sacar algo de dinero, pero rápidamente descubren que se gana muy poco y que la crisis, como en otras industrias, ha golpeado igual al porno. Esta profesión es distinta: para ser médico tienes que estudiar, pero para ser actor porno… ¿dónde aprendes? Ver vídeos no es la manera de aprender, porque el producto final es muy distinto de lo que realmente pasa en un rodaje. Por ejemplo: el vídeo de este rodaje de diez horas dura veinte minutos.

Cuando vemos el vídeo parece que todo es perfecto: el chico y la chica están disfrutando y hay un final feliz. Pero cuando lo graban es distinto. Lo he visto muchísimas veces: paran la grabación durante quince minutos porque el chico no funciona, no está excitado, mientras éste intenta concentrarse o la chica le ayuda. Todo esto no lo ves en el vídeo.

Por otra parte la chica no siempre está disfrutando, y al pararlo puede estar diciendo ‘esto no me gusta’ o ‘esto me duele’ o incluso ‘por favor, no tan fuerte’. Tampoco esto lo vemos. Ni tampoco los preparativos físicos para cada escena.

Es lo mismo con la violencia física que vemos en el vídeo: cuando a la actriz le tiran del pelo o le dan un cachetazo, está actuando. Durante el rodaje no hay violencia. Ellos saben cómo hacerlo para que parezca sexo súper pasional, aunque en realidad no hay pasión.

“Si me encontrara ante una escena de denigración de una mujer en una película porno, quizás dejaría de hacer fotos e intervendría”

A mí me gusta esta foto porque parece el rodaje de una película convencional; tiene muchas cosas en común. Los actores, cuando actúan, son personajes. Luego son personas normales. Brad Pitt puede actuar como un asesino en serie, pero no lo es en la vida real. De la misma manera, un actor porno no tiene por qué ser una máquina del sexo.

Más de una vez me cuestioné cual sería mi reacción si me encontraba ante una escena de violencia o denigración contra una mujer en una película, si podría continuar haciendo fotos. Son cosas que he visto en algunos vídeos por Internet que me parecen muy fuertes, pero en la vida real [de los rodajes] nunca he presenciado violencia real. Y no sé qué habría hecho. Quizás hubiera dejado de hacer fotos; quizás hubiera intervenido.

En su libro ‘Pensar la pornografía’ Ruwen Ogien habla de muchos estereotipos contra la pornografía. Hay mucha gente radical que piensa que se debe prohibir porque denigra a la mujer y la muestra con una posición sumisa. Yo estoy de acuerdo en que en la [industria de] la pornografía hay explotación y cinismo por parte de algunos directores, productores y distribuidores. Pero esto ocurre en todas las industrias. Seguro que en algunas fábricas donde se hacen juguetes hay empleados explotados trabajando en malas condiciones y mal pagados, pero esto no significa que ahora vayamos a prohibir los juguetes.

No se trata tanto de prohibirla, sino de que los actores porno tengan los mismos derechos que otros trabajadores. Lo que hace falta es regularizar este oficio.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Fuentes y más información
Artículos relacionados (2)
5
Comentarios
Cargando comentarios