• Samsung Galaxy Tab 7.7: primeras impresiones
  • Panasonic Lumix G X Vario PZ 14-42 y 45-175 mm: toma de contacto
Prueba de producto
REGRESO AL FUTURO

JVC GC-PX10: toma de contacto y muestras

 
8
SEP 2011
Iker Morán / Álvaro Méndez   |  Berlín / Barcelona

"Yo esta película ya la he visto", pensamos al darnos de bruces con esta inesperada JVC GX-PX10 expuesta en el estand de la compañía en IFA. Y es que sus formas recuerdan mucho a las cámaras de hace ya unos cuantos años y su promesa de ser el híbrido definitivo entre fotografía y vídeo también está un poco desgastado. Aun así, y no sin cierto escepticismo, merece la pena echarle un vistazo de cerca a este curioso acercamiento de JVC al escaparate fotográfico. Después de todo, si se trata de prestaciones, velocidad y vídeo, hay que reconocer que esta PX10 llega muy bien preparada.

Su desarrollo fue anunciado a principios de este año bajo la denominación PX1, pero ya se sabe lo que ocurre con este tipo de modelos que se salen del guión habitual: es difícil saber si se trata de un farol o globo sonda para ver cómo reacciona la competencia y el mercado, o si la cosa va en serio.

JVC GC-PX10
JVC GC-PX10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Ahora, con la JVC GC-PX10 entre las manos, parece claro que la compañía ha decidido responder a las intromisiones fotográficas en el segmento del vídeo con su misma arma: una cámara de vídeo que hace fotos. O viceversa.

JVC GC-PX10
JVC GC-PX10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con esta filosofía híbrida por bandera, la PX10 llegará a los escaparates en octubre por unos 900 euros. Al menos en algunos países europeos, porque desde la división española de JVC todavía no nos han confirmado si recalará también en los escaparates locales.

Aquellas compactas de zoom largo

Resulta imposible ver la PX10 y no pensar automáticamente en aquella Sony Cyber-shot DSC-F717 (y sucesoras) que hace años fue la referencia a la hora de hablar de compactas de zoom largo.

La idea se mantiene en este singular modelo, que reduce el cuerpo a su mínima esencia (para albergar la pantalla, algunos botones y el disparador) y le da todo el protagonismo a la sobredimensionada óptica. En realidad, tampoco es tan diferente de las últimas propuestas de cámaras sin espejo, en las que muchas veces el cuerpo es mucho más pequeño que algunos de los objetivos a emplear.

JVC GC-PX10
JVC GC-PX10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
JVC GC-PX10
JVC GC-PX10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En cualquier caso, y dejando para el gusto de cada uno la valoración estética del conjunto, hay que reconocer que la ergonomía es muy buena, tanto en la toma de fotografías como incluso para grabar secuencias de vídeo. El tamaño y la comodidad para el transporte ya es otro tema, claro.

Pese a este evidente protagonismo del objetivo y la colocación de muchos mandos en esta zona lateral -incluido el interruptor principal y el dial de modos, por ejemplo-, resulta curioso que JVC haya optado por situar el dial de control del zoom en la parte trasera de la cámara en lugar del barril de la óptica. A falta de un anillo en el objetivo, esta última posición resultaría mucho más cómoda a la hora de grabar vídeos.

Ni demasiado zoom ni suficiente angular

Superada la primera impresión por el aspecto de esta cámara, la verdad es que sus prestaciones no están nada mal. Aunque la pantalla táctil y abatible de 3 pulgadas y de una delgadez extrema ya no sorprende demasiado (de hecho, la resolución de 230.000 puntos es bastante pobre), la memoria interna de 32 GB sí es una auténtica rareza. Sin duda, un rasgo más propio de las cámaras de vídeo que de sus hermanas del escaparate de foto.

JVC GC-PX10
JVC GC-PX10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
JVC GC-PX10
JVC GC-PX10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero volviendo al objetivo, y pese a que las dimensiones de la cámara nos podrían hacer pensar en un nuevo récord en lo que a zoom se refiere, en realidad la PX10 luce unos discretos 10 aumentos, con estabilizador óptico y una luminosidad máxima de f2.8-4.5.

JVC GC-PX10
JVC GC-PX10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En concreto, se trata de una óptica firmada por Konica Minolta con unas focales equivalentes a 37,4-374 milímetros en paso universal para las instantáneas y a 43,3-433 milímetros en el caso de las secuencias de vídeo Full HD. Dicho de otro modo, un teleobjetivo más que suficiente, pero una cobertura angular muy pobre para fotos y convencional en el terreno del vídeo.

Velocidad y vídeo

Armada con un CMOS retroiluminado de 1/2,33 de pulgada y 12 megapíxeles de resolución, la velocidad de disparo es una de las mejores bazas de esta cámara. En la máxima resolución es capaz de disparar a 25 fotogramas por segundo hasta completar un total de 100 imágenes. Si ello no es suficiente, también podemos reducir el tamaño a 8,3 megapíxeles para aumentar la ráfaga hasta los 50 disparos por segundo.

JVC GC-PX10
JVC GC-PX10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además de controles automáticos y manuales (PASM) tanto para las fotos como para el vídeo, la cámara también ofrece una interesante modalidad para crear secuencias time-lapse, tan de moda últimamente.

JVC GC-PX10
JVC GC-PX10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Y los resultados? Aunque las tres fotos que nos hemos podido llevar de recuerdo del estand de JVC en la feria berlinesa de IFA no son ninguna maravilla, es cierto que concuerdan bastante bien con el rendimiento habitual de este tipo de sensores. Además, salta a la vista que las condiciones en que fueron realizadas están muy lejos de ser las óptimas para probar en condiciones una cámara.

Muestras: 12 MP
Fotografías realizadas con una JVC GC-PX10.
fotografías realizadas con una jvc gc-px10.
fotografías realizadas con una jvc gc-px10.
fotografías realizadas con una jvc gc-px10.

Bastante más nos han gustado los vídeos. Con un flujo de datos de 36 Mbps y un tamaño de cuadro de 1920 x 1080 a 50p, la PX10 se posiciona como uno de los modelos más capaces en este terreno.

Muestras: vídeo
Secuencias grabadas con una JVC GC-PX10. Haz clic en las imágenes para descargarte los archivos originales.

Entre las opciones más interesantes relacionadas con el vídeo también figura una modalidad de alta velocidad a 250 fotogramas por segundo que mantiene un tamaño de cuadro bastante decente (640 x 360 puntos). Además, es posible realizar instantáneas de hasta 8,3 megapíxeles sin detener la grabación de secuencias Full HD.

Una cámara híbrida diferente

El vídeo está formado por instantáneas, así que gracias a la capacidad de grabar secuencias de alta calidad también es posible capturar fotografías excelentes. Ésta es en esencia la filosofía de los ingenieros de JVC encargados de crear esta PX10: no se trata de una cámara de fotos que además graba vídeo, sino de una cámara de vídeo con muy buena pinta y capaz de capturar imágenes fijas decentes.

JVC GC-PX10
JVC GC-PX10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
JVC GC-PX10
JVC GC-PX10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De hecho, según los datos oficiales y gracias al procesador Falconbrid de JVC, cada uno de los fotogramas de vídeo que graba esta PX10 contiene el doble de información que un vídeo convencional. Una promesa -extraer fotogramas de un vídeo con cierta calidad- que no es nueva, pero que sí vuelve a dejar las puertas abiertas a cambios muy profundos en el sector.

Pero, ¿hay mercado para este tipo de modelos o las compactas de zoom largo y capaces de grabar secuencias Full HD de forma bastante correcta ya lo han copado? Veremos cómo es la acogida de esta JVC GC-PX10 cuando llegue a los escaparates. Por ahora, ya merece figurar entre las cámaras más peculiares que han pasado por nuestras manos en los últimos tiempos.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar