• Oriol Alamany: "Aunque no soy partidario de las ráfagas, en esa vorágine ...
  • Jordi Oliver: "Nunca antes había vuelto a casa tan vacío y falto de energía"
Con texto fotográfico

"Me vio, se rió y dijo que haría todo lo posible por conseguir una foto decente" Justin Sainsbury

 
Foto: Justin Sainsbury
9
FEB 2012
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

Situaciones tan insólitas como cuotidianas son carne de cañón para los llamados "street photographers". Justin Sainsbury es uno de ellos. Siempre dispuesto a dejarse sorprender, este fotógrafo inglés perteneciente al colectivo Burn My Eye confiesa que el porcentaje de aciertos es bajo, pero que aun así no hay que cejar en el empeño por conseguir imágenes ambiguas e incluso cómicas. Su porfolio está repleto de instantáneas que nos hacen caer en la cuenta de la gran diversidad de escenas que nos brinda la calle.

Justin Sainsbury

Las fotos que captan mi interés son aquellas que provocan una especie de sacudida emocional. La mayoría de las veces -pero no exclusivamente- se trata de imágenes de situaciones en las que la gente se relaciona con el entorno. La imagen ha de plantear algunas preguntas en mi mente, y eso significa que muchas fotos que me llaman la atención tienen una naturaleza ambigua.

Esta foto la tomé en Brighton, al sur de Inglaterra, en enero del año pasado. Esa mañana viajé los 24 kilómetros que hay hasta ahí desde mi pueblo, aparqué en las afueras y caminé hacia el centro. Fue una tranquila mañana de un día entre semana, y estaba convencido de que no tenía ninguna imagen aceptable. Mientras volvía hacia el coche me sentí un poco decepcionado. Creo que es un sentimiento común entre los fotógrafos callejeros ['street photographers', en las declaraciones en inglés], acostumbrados a un bajo porcentaje de aciertos. Estaba a una calle del lugar donde había aparcado el coche, cuando vi a este hombre situando la silla y subiéndose encima de ella.

Disparé unos 15 fotogramas. El primero lo hice angulado y a una cierta distancia nada más verle, por si no tenía más opción de sacarle otra foto. Afortunadamente continuó fotografiando a través de la ventana y comprobando los resultados en la pantalla, así que pude ponerme detrás de él. Tuve incluso tiempo de situarlo en diferentes lugares del encuadre, pero esta posición tan centrada era la que mejor funcionaba.

Al subirse a la silla me vio, se rió y dijo: '¡Haré todo lo posible por conseguir una foto decente!' Se trataba de un agente inmobiliario intentando conseguir que lo que parecía la cocina de un estrecho apartamento se viese mayor y mejor. Admiré su esfuerzo y su ingenuidad, y me gustó la multitud de situaciones posibles que insinuaba, así como la formalidad de las líneas del edificio.

Esta foto está tomada con una réflex digital y un objetivo angular, pero recientemente me he pasado a una cámara más pequeña, la Fuji X100, que me ayuda a ser más discreto. Lo que ocurre es que mido dos metros, así que no estoy muy seguro de que esto importe mucho?

Cuando salgo a fotografiar me gusta ser sorprendido por lo que encuentro, volver a casa con una imagen que no había previsto al inicio. Me parece fascinante, y después de diez años haciéndolo he visto que la probabilidad de encontrar una buena foto es mayor cuando no hay 'posados'.

La fotografía callejera parece estar viviendo un periodo de resurgimiento. Y eso es fantástico. Se da la paradoja de que pese a ser altamente accesible, es muy difícil hacer un trabajo interesante. Para mí la fotografía callejera es una estética o una forma de trabajar que puede llevarse a cabo en múltiples localizaciones.

Además del habitual consejo de ser uno mismo, yo sugeriría a cualquier fotógrafo que se inicie en esto que, mientras pasea, tenga listos los ajustes de su cámara constantemente para que esté siempre preparada para disparar. Eso y no dejar de sonreír, hablar a la gente y fotografiar situaciones que te interesen por encima de intentar imitar un estilo.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar