COMPARTIR
LOS JUEGOS EN PRIMERA PERSONA

Pekín 2008: impresiones de un fotoperiodista  

22
AGO 2008

Victor Fraile es uno de los fotoperiodistas españoles destacados en los Juegos Olímpicos de Pekín. Asociado a Reuters desde hace ocho años, sus instantáneas han aparecido publicadas en los principales rotativos del país y en medios como Time, National Geographic y Sport Illustrated. Fraile, que actualmente reside en Hong Kong, relata a QUESABESDE.COM el día a día de quienes contemplan este histórico acontecimiento desde el otro lado del visor.

Ningún evento del mundo atrae a tantos fotógrafos como los Juegos Olímpicos. Unos 1.200 profesionales de la fotografía se han dado cita en Pekín 2008.

Foto: Victor Fraile (Quesabesde)

Hasta 28 deportes atraen a los diferentes especialistas: desde atletismo a baloncesto, pasando por béisbol, boxeo, ciclismo en ruta, gimnasia artística o natación sincronizada, entre tantos otros. Y dentro de cada disciplina, las diferentes modalidades.

Foto: Victor Fraile (Quesabesde)

Son dos semanas intensas de trabajo, tanto sobre el terreno como en el Kodak Image Center para editar toda la producción. Y es una ocasión perfecta para ver en acción a renombrados fotógrafos y aprender de ellos: David Burnett, Bob Rosato, Carlo Borlenghi, Al Bello, Adam Pretty, Vincent Laforet...

Acreditados
Pero antes, hay que conseguir la acreditación (el plazo oficial finalizaba el pasado abril), que hace las veces de visado para entrar en el país.

Otro requerimiento -en este caso sólo para los fotógrafos- es una declaración detallada del material con el que se entra en China y sellada por la embajada en el país de origen, con los números de serie de las ópticas, las cámaras, los flashes y demás accesorios.

Foto: Victor Fraile (Quesabesde)
Foto: Victor Fraile (Quesabesde)

Hay tres tipos de acreditaciones en los Juegos: EP, para fotógrafos con acceso a todas las modalidades deportivas; EPs, para profesionales con acceso a un deporte específico, y EPx, para acceder a los eventos de las ciudades fuera de Pekín, como en Hong Kong o Shanghai.

Con 60.000 metros cuadrados, el centro para la prensa de Pekín es el más grande de la historia olímpica

En los alrededores del MPC (Media Press Center) y del IBC (International Broadcasting Center) se encuentran las instalaciones de esgrima, gimnasia artística, tiro con arco, tenis y hockey hierba, además de todas las disciplinas que se disputan en el National Stadium (Bird's Net) y en el National Aquatic Center (Water Cube).

El resto de las competiciones se reparten por la capital china. Líneas de autobuses gratuitos, con salidas cada 15, 20 ó 30 minutos, comunican el MPC con las subsedes y los hoteles oficiales de los Juegos.

Con un espacio total de 60.000 metros cuadrados, el MPC de Pekín es el más grande de la historia olímpica.

Foto: Victor Fraile (Quesabesde)

Incluye una zona comercial, un banco, un restaurante 24 horas, un taller de prensa con 980 asientos, un servicio de distribución de resultados impresos y comunicados de prensa, una sede de noticias olímpicas y servicio lingüístico, un área para las operaciones de prensa, una oficina del jefe de prensa del BOCOG (el comité que organiza los Juegos de Pekín), otra de comunicación del Comité Olímpico Internacional y un centro de servicios.

Adiós a un patrocinador centenario
Es el año de despedida de Eastman Kodak como "partner" oficial de los Juegos Olímpicos. La compañía estadounidense ha proporcionado su apoyo a los Juegos Olímpicos desde Atenas 1896. En Pekín provee de acceso a Internet, así como de copias en papel, foto-libros personalizados y tarjetas de memoria de 4 GB.

El centro de trabajo para los fotógrafos se encuentra en la planta baja del MPC y cuenta con 207 estaciones de trabajo, algunas equipadas con ordenadores Mac y pantallas de 30 pulgadas, y también con PC. Se ofrece un servicio de revelado C41 y E6 y el escaneo gratuito de las imágenes.

Además de encargarse de la impresión de las 230.000 acreditaciones de los deportistas, los voluntarios, la prensa y los invitados, ofrecen 350 armarios en los que los fotógrafos pueden almacenar su equipo, un escritorio de información para la colaboración de trabajos relacionados, una cafetería, terminales INFO2008, y monitores CATV y video-wall. Es, sin duda, un ambiente de trabajo de primer nivel para los fotógrafos.

El resurgir de una marca
Las conversaciones entre los fotógrafos tenían este año un color: el negro. Y es que la nueva D3 de Nikon ha permitido a la casi extinguida marca (al menos en el mundo del fotoperiodismo) recuperar posiciones en la élite de los profesionales del deporte.

Foto: Victor Fraile (Quesabesde)

Los Juegos han evidenciado que Nikon ha recuperado posiciones en la élite de los profesionales del deporte gracias a su D3

Los fotógrafos de Sport Illustrated, AFP, The Sun y un gran número de medios y profesionales free lance han venido a China armados con cámaras y objetivos Nikon.

Por cierto: el servicio de asistencia y préstamo de material de Nikon y Canon funciona desde las 7:00 a las 23:00 horas.

A trabajar
Cada deporte tiene sus posibilidades, exigencias y retos que superar. Por supuesto, la imaginación y creatividad de cada fotógrafo están limitadas por la restricción de movimientos y las exigencias de las cámaras de televisión, que siempre ocupan el mejor lugar.

Foto: Victor Fraile (Quesabesde)

Después de éstas, la prioridad la tienen los fotógrafos POOL (agencias como Getty Images, AP, AFP, Xinhua y reconocidos medios como The New Times), y por último, el resto de los mortales. Eso sí, para determinados acontecimientos se puede optar a un peto POOL previa solicitud con 24 horas de antelación.

Foto: Victor Fraile (Quesabesde)
Foto: Victor Fraile (Quesabesde)

El uso del flash está prohibido, así como los trípodes. La luz en las instalaciones está controlada por la organización, que facilita una temperatura de color de 5600 kelvin y unos 1400 lux.

Foto: Victor Fraile (Quesabesde)

El uso del flash está prohibido, así como los trípodes, y la luz en las instalaciones está controlada por la organización

Para lograr buenas imágenes en los Juegos hay que conocer el deporte. Sólo así uno tiene la capacidad de adelantarse a lo que va a pasar y estar preparado para disparar.

Las acciones son muy rápidas, y se trata de conseguir la foto de la flecha saliendo del arco. Si has visto el momento exacto a través del visor de la cámara, quiere decir que no tienes la foto porque el espejo estaba abajo.

Foto: Victor Fraile (Quesabesde)

Hay posiciones en las que no está permitido permanecer durante la competición, y la única manera de obtener estos ángulos es colocando cámaras disparadas por control remoto.

Foto: Victor Fraile (Quesabesde)
Foto: Victor Fraile (Quesabesde)

Detrás del tablero de baloncesto, o cenitalmente sobre el aro. Detrás de la red de la portería de fútbol. Debajo del cajón de salida de la calle 5 en la piscina. Incluso en diferentes posiciones para obtener nuevos ángulos.

Foto: Victor Fraile (Quesabesde)

También la instalación de cámaras remotas está controlada: debe solicitarse con 24 horas de antelación para que los responsables de fotografía de cada sede lo aprueben y supervisen.

En sólo 10 segundos
Sin duda, la final de los 100 metros es la prueba reina de los Juegos, la que más fotógrafos atrae y la que no permite fallos. Menos de 10 segundos de competición que implican horas de planificación y preparación para asegurar la foto del ganador cruzando la línea de meta.

Foto: Victor Fraile (Quesabesde)

La final de los 100 metros es la prueba reina: 9,69 segundos de competición que implican horas de planificación para asegurar la foto

La carrera empezó a las 22:30 horas. Ya a primera hora de la mañana, los más madrugadores estaban cogiendo posiciones para asegurarse un lugar en la llegada.

Aunque los atletas con mejores marcas -y por tanto con más posibilidades de ganar- compiten por las calles centrales, pueden producirse sorpresas.

Foto: Victor Fraile (Quesabesde)

Por este motivo, se montan cámaras remotas en la línea de llegada con diferentes focales (70-200, 300 y hasta 400 milímetros), en las posiciones elevadas y en el lateral de esa línea para obtener instantáneas de tipo "foto-finish". Se trata de no dejar escapar ni una fotografía en los 9,69 segundos que dura la carrera.

Foto: Victor Fraile (Quesabesde)
Foto: Victor Fraile (Quesabesde)

Otras de las imágenes estrella de los Juegos son las tomadas desde el fondo de la piscina. Se obtienen con cámaras remotas, por supuesto, conectadas con cable al ordenador para descargarlas al momento.

Foto: Victor Fraile (Quesabesde)
Foto: Victor Fraile (Quesabesde)

La cámara debe estar montada dos horas antes de la competición y no se puede retirar hasta que ésta termina. Lo mismo sucede en los demás deportes: el acceso a las cámaras remotas está supeditado al final de la competición. Así las cosas, las conexiones Wi-Fi o por cable son imprescindibles para un mercado en el que todos quieren tener la mejor imagen y ofrecerla a los clientes lo antes posible.

En esta línea de ganar tiempo -y también de mejorar la calidad de la producción- está el trabajo de los editores de fotografía de las agencias, que se encargan de seleccionar y procesar los miles de fotografías que llegan de cada deporte.

Foto: Victor Fraile (Quesabesde)

Un sistema de transporte lleva las tarjetas (antes eran carretes) desde las posiciones de los fotógrafos hasta los editores y los procesadores. Afortunadamente, los sistemas de transmisión in situ hacen que los fotógrafos sólo tengan que insertar la tarjeta y pulsar "Send".

Máxima expectación
Con la acreditación, se tiene acceso a todas las posiciones de fotógrafo. Aun así, determinados eventos, susceptibles de atraer a un mayor número de fotógrafos, hacen que este acceso esté más restringido.

Son las pruebas denominadas "high demand", como la natación, y sobre todo Phelps y su reto de conseguir ocho medallas de oro. Conseguir uno de los 200 asientos para fotógrafo se convierte en estos casos en misión casi imposible.

Foto: Victor Fraile (Quesabesde)

El partido de baloncesto entre China y Estados Unidos y la final de esta competición, así como las ceremonias de inauguración y clausura son otros de los eventos considerados de alta demanda.

Conseguir uno de los 200 asientos para inmortalizar el reto medallista de Phelps es misión casi imposible

Entre los fotógrafos que trabajan durante los Juegos también encontramos los que disparan para periódicos, revistas especializadas, editoriales, agencias de noticias y agencias de fotografía.

Y cómo no, los que venden imágenes a las publicaciones rosa. Miembros de las familias reales de España, Dinamarca o Grecia se han dejado ver por los estadios. También hay deportistas que suscitan tanto o más interés fuera como dentro de la competición, como la nadadora francesa Laure Manaudou.

Un juego que crea adicción
Después de dos semanas de duro trabajo, con cinco horas al día para dormir y recurriendo a la comida rápida para exprimir el tiempo al máximo, muchos se preguntarán si los profesionales que acuden a los Juegos por vez primera repiten.

Foto: Victor Fraile (Quesabesde)

Viendo cómo evoluciona la tecnología, no tengo tan claro que después de Londres 2012 el negocio de los profesionales de la fotografía siga siendo el mismo

Pues sí, sin duda. Para algunos son los primeros Juegos, pero los hay que cuentan con seis Olimpiadas en la espalda.

No me sorprende. Es una experiencia única que crea cierta adicción. Y viendo cómo evoluciona la tecnología y cómo cambian las necesidades de los clientes, hay que aprovecharlo, pues no tengo tan claro que después de Londres 2012 el negocio de los profesionales de la fotografía siga siendo el mismo.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar