• "La creatividad no es un filtro de Instagram"
  • "Antes de que llegaran los premios nadie quiso saber nada de aquella historia"
Entrevista
JUAN MARGENAT, COFUNDADOR DE MARFEEL

"Somos bastante contrarios a las aplicaciones"

 
24
MAY 2013
Estefanía Pérez   |  Barcelona

Fundada en octubre de 2011 por Xavi Beumala y Juan Margenat, Marfeel es una de las "startups" más exitosas dentro del panorama tecnológico español. La compañía, que ha logrado convertir cualquier tipo de contenido web en una experiencia táctil, acaba de recibir una inyección de 1,6 millones de euros por parte de marcas internacionales y cuenta con grandes cabeceras de periódicos españoles entre sus clientes. Los diarios El Periódico, Expansión, Cinco Días o Sport ya disponen de una versión optimizada para iPad de sus webs realizada por esta empresa catalana. QUESABESDE.COM se ha desplazado hasta las oficinas de Marfeel en Barcelona para conocer, de la mano de Margenat, cómo ha sido la trayectoria de esta compañía y cuáles son sus planes de futuro.

Cada vez más personas se lanzan a la creación y puesta en marcha de nuevos proyectos tecnológicos, pero en realidad ser emprendedor no es nada fácil.

Emprender no es para todo el mundo. Es complicado y hay que tener un espíritu especial, porque vives con cierta incertidumbre y el camino es muy largo. También hay que saber hacerlo, hay que tener un poco de experiencia. Pero claro, si no lo haces, nunca adquirirás experiencia. Aunque eso también se traduce en que los primeros años pueden ser muy duros y te puedes equivocar mucho. Por eso hay que estar preparado para irse a dormir un día y pensar "no sé cómo voy a pagar el alquiler o las nóminas pasado mañana porque no tengo dinero, no tengo clientes y no sé qué más hacer".

Para vivir en esa incertidumbre tienes que tener un carácter especial, ser un poco aventurero o al menos tener poca aversión al riesgo. Lo que está haciendo ahora mismo el gobierno [español] de empujar a todo el mundo a ser emprendedor, por una parte está muy bien, pero por otro lado es peligroso porque a lo mejor animan a alguien que no tiene que emprender. Hay gente que está más preparada, que es más feliz, trabajando para otro.

A mí me encanta esta emoción del día a día, pero hay gente a la que le resulta insufrible hacer esto. Hay que pensárselo bien, valorar los riesgos, los pros y los contras. Y si estás seguro, lanzarte, porque también te digo que quien lo prueba no vuelve atrás. Quien prueba lo de emprender no vuelve a trabajar por cuenta ajena nunca más, porque emprender tiene algo que te engancha absolutamente.

Juan Margenat (a la derecha) junto al cofundador de Marfeel, Xavi Beumala. | Foto: Raúl Solano

Sin embargo, con Marfeel parece que todo os ha venido rodado. De hecho entre vuestros clientes contáis con algunos periódicos españoles importantes. ¿Únicamente ofrecéis soporte para medios de comunicación?

No, nos dirigimos a webs de contenido. Sin embargo, por razones de estrategia comercial y demás, ahora mismo nos es más fácil dirigirnos a grandes cabeceras.

Sí que es cierto que gente de medios más pequeños e incluso blogs se han interesado por la experiencia Marfeel, pero por desgracia no podemos dar respuesta a toda la gente que se nos acerca. Aunque la idea es poder ofrecer en un futuro soluciones para todos, porque la plataforma está pensada para ello y puede funcionar perfectamente bien para un blog o para quien sea.

¿Cuándo vio la luz la primera experiencia Marfeel?

La primera fue para el diario Expansión en agosto de 2012. Hay que tener en cuenta que, pese a que haya pasado un año y medio desde la fundación de Marfeel, durante los primeros doce meses nos dedicamos únicamente al desarrollo del producto. Es importante señalar que Xavi [Beumala] llegó a SeedRocket con la idea plasmada en un papel.

SeedRocket es la aceleradora de proyectos de la que formas parte como mentor y que, al igual que Wayra, tiene mucho que ver con los inicios de la compañía.

Sí, Marfeel primero ganó el Campus de Emprendedores de SeedRocket de Madrid en 2011 y en marzo de 2012 entró a formar parte de la Academia Wayra de Barcelona.

Yo comencé a trabajar con Xavi en septiembre del año pasado. Acababa de vender mi última empresa, PlanB!, y estaba buscando un nuevo proyecto. Casualmente, otro mentor de SeedRocket que además es socio de Marfeel fue el que nos puso en contacto.

Tanto SeedRocket, que fue la primera aceleradora por la que pasamos, como Wayra han sido muy importantes para nosotros. Las aceleradoras te ofrecen un entorno en el que todo el mundo es igual que tú, todos están empezando y lanzando nuevos proyectos. Es un hábitat que se retroalimenta y con el que todos nos hacemos más grandes.

Ahora, tras conseguir que cuatro empresas de capital riesgo en Europa hayan invertido 1,6 millones de euros en Marfeel, ya volamos libres, podemos tener nuestras propias oficinas y seguir creciendo.

Y ese crecimiento, ¿pasa por implementar también Marfeel para tablets con sistema operativo Android? Porque actualmente vuestra experiencia táctil tan sólo está activa para los iPad.

Del iPad sólo hay cinco modelos, mientras que tablets con Android creo que hay aproximadamente 3.700. Claro, en alguno de estos modelos Marfeel funciona perfectamente, pero en otros, cuyas características técnicas son limitadas, da problemas. Por eso decidimos salir primero en iPad, además de que el consumo de contenido de noticias es mayor en estos dispositivos. Sin embargo, pasado el verano, tenemos previsto abrir el servicio para los tablets con Android de más salida en el mercado.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Detalle de la interfaz Marfeel del diario Expansión en un iPad mini.

¿Veremos algún día una versión de la interfaz Marfeel para smartphones?

Vamos a sacar la versión para smartphones en unas semanas. A mediados de junio ya estará activa, con lo cual es cuestión de unos pocos días. Además, en este caso sí saldremos tanto para terminales con iOS como con Android. Aunque, al igual que en tablets, en el caso de estos últimos sólo daremos servicio para los terminales más potentes del mercado.

Eso sí, el visionado de la experiencia en smartphones va a ser muy diferente. Nosotros no cogeremos Marfeel del iPad y lo haremos más pequeño para que quepa en un teléfono.

Cuando utilizas el iPad sueles estar tranquilo, lo coges por la noche antes de cenar o al mediodía durante la pausa para comer. Sin embargo, las noticias en el teléfono las ojeas mientras estás en la cola del supermercado o en el metro, cuando sólo tienes dos o tres minutos. La experiencia de lectura no puede ser la misma, y por eso hemos vuelto a idear todo desde cero pensando en cómo hacer que la gente lea con más facilidad desde su móvil. Marfeel para smarphones va a ser radicalmente diferente y la idea es multiplicar también los tiempos de lectura.

Pese a tratarse de un único producto, los medios de comunicación que actualmente disponen de vuestra plataforma para iPad cuentan con diferencias en sus interfaces. ¿Es importante ofrecer cierta personalización?

Sí, totalmente. Es un punto que nuestros clientes valoran mucho. Nosotros tenemos un producto que es más o menos estándar cuando sale del horno, pero a partir de ahí permitimos que cada cliente realice los cambios que quiera. Puede modificarlo todo: colores, tipografías, logos, formas de navegar, añadir "widgets", mosaicos... mil historias. Eso hace que cada cliente cuente con una experiencia Marfeel única.

Al final, igual que en papel, todos los periódicos tienen páginas. Sin embargo, si coges La Vanguardia y La Razón puedes ver que no se parecen. Pues eso es lo que intentamos replicar con Marfeel.

Además, en breve sacaremos también lo que llamaremos "temas", de modo que, sin dar trabajo extra a nuestros clientes, podrán elegir el que más se adapte a ellos: tema revista, periódico, periódico financiero, tema deportivo... Esto nos permitirá maquetar las noticias ya con un aspecto determinado como punto de partida y hará que la personalización posterior sea más sencilla.

Actualmente los lectores se encuentran con Marfeel cuando acceden a las webs de vuestros clientes a través del buscador. ¿No habéis pensado en ofrecer vuestra experiencia táctil también mediante una aplicación?

No, no nos lo planteamos. Nosotros somos, de hecho, bastante contrarios a las aplicaciones. Algún cliente nos lo ha pedido y a veces lo hemos hecho, pero no nos gusta.

"Las aplicaciones no son prácticas, o al menos las de medios de comunicación no se utilizan"

¿Por qué? Porque una aplicación se la descargan en torno al 20% de los lectores de un medio. Son clientes muy fieles que ya conocen el periódico y que se descargan la aplicación y la utilizan, o no. De ese 20% que inicialmente se la descarga, luego es utilizada por un porcentaje muchísimo menor. Mucha gente la abre una vez y ya nunca más la utiliza.

Las aplicaciones no son prácticas, o al menos las de medios de comunicación no se utilizan. Sin embargo, cada vez más a los periódicos les llega mucho lector orgánico: lectores que vienen de Facebook, de Google, de Twitter... y lo bueno de Marfeel es que aquellos que llegan a la noticia a través de estos enlaces suelen sufrir una especie de sensación de "uau, ¡qué chulo!", y usuarios que habitualmente sólo hubiesen visto una página llegan a visionar hasta 16.

¿Por qué los tiempos de lectura aumentan tanto?

Yo te diría que la respuesta es muy sencilla. Tan sencilla como que antes, y todavía hoy, la gente que lee en papel un periódico lo hace desde la primera a la última página. Incluso si no lo lee entero, se pasa unos veinte minutos ojeándolo y viendo lo que más le interesa.

Sin embargo, en Internet o en dispositivos móviles no es así. La gente cuando lee una noticia con el iPad va adelante y atrás y se cansa porque no es práctico. Pero nosotros hacemos que para el lector la experiencia sea la misma en un iPad que en papel, que simplemente pueda ir pasando páginas y descubriendo contenido. Habrá cosas que le interesen y habrá otras que no, pero si presentamos el contenido de una forma fácil y fluida, sin esperas, la gente leerá más, y eso es lo que estamos consiguiendo.

Con Marfeel hemos multiplicando los tiempos de lectura por cinco. Cuando antes en una web clásica de alguno de nuestros clientes el lector estaba sólo dos o tres minutos leyendo, ahora está hasta 15 minutos. Las cifras nos dan la razón. Si sacas una buena experiencia, la gente leerá más.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Ejemplo de algunas de las posibilidades que ofrece la experiencia táctil diseñada por Marfeel.

Éstas son las cifras que os han servido para captar la atención de importantes medios informativos del país y de la revista francesa Gala, que es hasta el momento vuestro único cliente internacional, ¿verdad?

A fecha de hoy, sí, pero estamos trabajando para lanzar en breve Marfeel en otros países. Ya estamos en contacto con gente de Alemania, Italia, Argentina y Brasil.

Acabáis de recibir una inversión de 1,6 millones de euros por parte de marcas internacionales como Nauta Capital, Elaia, BDMI y Wayra. ¿Esta inyección económica supondrá la internacionalización de Marfeel?

Una cosa es consecuencia de la otra. ¿Para qué queríamos la inversión? Para internacionalizarnos. Presentamos a los inversores un plan de crecimiento y expansión internacional y conseguimos el dinero necesario para ejecutarlo. Ahora, con ese dinero, toca ampliar un poco el equipo tanto a nivel técnico como comercial y empezar a vender fuera. Eso es lo que ahora tenemos sobre la mesa.

Además de facilitar vuestra expansión internacional, ¿qué ha supuesto para Marfeel esta inversión? ¿Qué ha cambiado en vuestro día a día?

Te explicaré la teoría o lo que nosotros creemos que nos va a ocurrir, porque hace tan poco que hemos acabado de hablar que prácticamente nuestra vida es muy parecida a lo que era antes de la ronda de inversión.

Nosotros no vamos a cambiar. No queremos cambiar nuestra filosofía ni nuestra estructura. Es decir, vamos a seguir siendo una compañía austera y no vamos a tirar la casa por la ventana en el sentido de empezar a despilfarrar dinero, porque al final el dinero te lo dan los clientes y no los inversores. Queremos ser muy prudentes con el gasto.

Pero sí es cierto que cambian cosas, y una de ellas es la visión que tienen tus clientes de ti. Hasta este momento hemos sido un poco un grupito de chicos simpáticos que hacen un producto que va bien. Sin embargo, tras publicarse en los periódicos que habíamos conseguido una inversión de 1,6 millones de euros todo parece más serio. No es que antes no lo fuera, sino que es una muestra de que se están haciendo las cosas bien y que vamos evolucionando con el paso que toca.

Por otro lado también vamos generando ruido e interés a nivel internacional. Antes, hablar con un cliente alemán o americano costaba, y ahora muchas veces nos llaman o nos envían e-mails e incluso aparecen espontáneamente. [Esta inversión] te pone en un plano un poco superior, como en un nivel un poco más profesional. Nosotros somos los mismos, el producto es el mismo, pero sí que es verdad que la gente te toma más en serio.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar