• Jordi Oliver: "Nunca antes había vuelto a casa tan vacío y falto de energía"
  • Luca Tronci: "Me incomodaba mi posición de turista en un mundo de pobreza"
Con texto fotográfico

"En Etiopía encontré escenas de hace mil años" Juan Manuel Castro Prieto

 
Foto: Juan Manuel Castro Prieto
23
FEB 2012
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

Una herramienta para la representación de sensaciones. Así es cómo Juan Manuel Castro Prieto entiende la fotografía. Miembro de Agence VU, este autor madrileño afirma buscar la simbología, la metáfora y la introspección en las escenas que fotografía y rehúye la etiqueta de fotoperiodista. En su viaje a Etiopía centra su mirada en los componentes ancestrales y primitivos que se confrontan con la paulatina introducción de elementos occidentales. Una mirada de la que dará buena cuenta en el taller fotográfico que, bajo el amparo de Eyes in Progress, imparte en Barcelona entre los días 14 y 17 de marzo.

Juan Manuel Castro Prieto

Etiopía es el único país de África que nunca fue colonizado y eso ha marcado profundas diferencias con el resto del continente. En Etiopía puedes encontrar escenas, formas de vida, situaciones que pertenecen a épocas antiguas.

El trabajo que realicé allí fue un proyecto personal, no un reportaje. No hay ninguna problemática detrás de esta fotografía; yo no soy fotoperiodista y no voy buscando ese tipo de foto. Mi propósito en Etiopía era buscar lo que queda de la memoria ancestral del ser humano y ver en qué modo esa forma de vida ancestral se está contaminando con la cultura occidental. Encontré escenas que eran bíblicas, que podrían haberse visto hace mil años.

Esta foto está tomada en septiembre de 2005, en una pequeña población etíope llamada Sheik Hussein, una ciudad musulmana santa. Todos los años hay una peregrinación de miles de personas a la tumba del santo. No conozco los nombres de las personas que aparecen en la foto, pero sé que eran fieles que estaban orando en dirección a la Meca.

De esta foto me interesa la mezcla de espiritualidad de los hombres orando (que acentúo con los desenfoques de cámara) con la mirada directa y la ropa occidental del hombre en primer plano. Es algo que busco continuamente en mi trabajo: la confrontación entre lo ancestral y lo moderno. Para mí lo más importante es esa búsqueda de situaciones y, en consecuencia, de sensaciones y elementos del pasado.

Utilicé una cámara de placas de madera de 20 x 25 centímetros; el objetivo es un 300 milímetros; la película, un negativo en color Kodak Portra 160 NC. Llevé el plano de enfoque hacia los elementos que para mí son más importantes: el hombre en primer plano, las manos del hombre orando y las letras del Corán escritas en la pared.

Etiopía es el país más hermoso que he conocido y uno de los más interesantes. La infinidad de razas, culturas y formas de vida hacen de éste un país único. Su situación sigue siendo muy difícil por la pobreza extrema de algunas zonas y el riesgo siempre presente de una sequía y la consiguiente hambruna.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Fuentes y más información
Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar