Actualidad

El Premio Nacional de Fotografía retoma su faceta más artística con la elección de José Manuel Ballester

 
11
NOV 2010

Tras el paréntesis del pasado año con el galardón concedido al fotoperiodista Gervasio Sánchez, el Premio Nacional de Fotografía vuelve por sus habituales derroteros artísticos. Así lo demuestra la elección de José Manuel Ballester, cuya trayectoria multidisciplinar ha recalado tanto en la fotografía como en la pintura y la escultura.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Ballester, en una imagen de 2005. El artista multidisciplinar concedió por aquel entonces una entrevista a QUESABESDE.COM.

Concedido anualmente por el Ministerio de Cultura español y con una dotación de 30.000 euros, el jurado de esta edición ha destacado "su aportación destacada a la renovación de las técnicas fotográficas" y "la singular interpretación del espacio arquitectónico y la luz".

Su obra fotográfica incluye diversas series en las que se combinan instantáneas y pinturas. De hecho, uno de sus proyectos más curiosos combinaba estas dos artes, reproduciendo algunos de los cuadros más conocidos del Museo del Prado de Madrid, pero eliminando de ellos los restos de vida humana y animal antes de volver a imprimirlos.

Foto: José Manuel Ballester
Foto: José Manuel Ballester

Tal y como destacan desde el Ministerio de Cultura en la breve nota de prensa hecha pública ayer, los trabajos de Ballester han sido recogidos en numerosas exposiciones, como "Habitación 523" (en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía) y "Lugares de paso" (en Valencia), y también ha expuesto en ARCO, ART Chicago o Paris Photo.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar