• El Oeste, Star Trek y Star Wars: crítica al americanismo exacerbado de la ...
  • Pierre Bourdieu, el sociólogo que escribía con luz
Agenda fotográfica

José Manuel Ballester le pone cara y alma al cemento

 
4
OCT 2011
Eduardo Parra   |  Madrid

Con el peso que conlleva haber recibido recientemente el Premio Nacional de Fotografía, José Manuel Ballester aterriza en Madrid con una exposición de imágenes tomadas durante los últimos cinco años. Bajo el nombre "La abstracción en la realidad", la colección reúne 50 fotografías de gran belleza que exploran el lado más íntimo de la arquitectura. Y algo más.

Rodeados únicamente del eco de nuestros pasos, de los ligeros clics de nuestra cámara y del personal de seguridad que, a prudente distancia, controlaba nuestra visita con furtivas miradas. Así pudo QUESABESDE.COM visitar hace unos días la exposición "La abstracción en la realidad', firmada por José Manuel Ballester y abierta hasta el próximo 20 de noviembre.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Tranquilidad, calma y silencio tanto en la madrileña sala de exposiciones Alcalá 31 como en las fotografías colgadas de las paredes. Minutos mágicos en los que el tiempo se detiene, ocasiones irrepetibles donde toda una colección fotográfica posa para nosotros.

Inaugurada el pasado 7 de septiembre (una de las primeras de la nueva temporada tras quedar finiquitado el festival PHotoEspaña), la exposición es todo un ejercicio de talento que demuestra, si es que alguien lo ponía en duda, por qué Ballester es acreedor del Premio Nacional de Fotografía 2010.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Fotografiar espacios es una disciplina complicada y simple, aburrida pero entretenida, agradecida pero incómoda. No hay quejas ni molestias para el visitante, ni miradas cargadas de doble intención o suspiros que, traducidos, preguntan "¿falta mucho?" Pero tampoco hay pasión ni sentimiento ni fondo. O, mejor dicho, no lo hay para la mayoría, porque Ballester ve estas cualidades entre el cemento y el acero y sabe plasmarlas en sus creaciones (siempre que las observe un ojo medianamente experto).

Foto: José Manuel Ballester
Foto: José Manuel Ballester

A quienes estén poco acostumbrados a ir más allá de la "simple" imagen fotográfica, las disquisiciones filosóficas de Ballester pueden sonarle un poco enrevesadas. Sin ir más lejos, el artista madrileño sostiene que elementos como las tramas y las mallas "introducen al laberinto del yo". Pero no importa, pues la belleza de la muestra es tal que el simple disfrute de sus formas, sus composiciones y sus colores son una delicia para la vista.

Foto: José Manuel Ballester

Inédita hasta ahora, es ésta una colección por la que merece la pena madrugar y ser el primer visitante del día, para pasear a solas y abstraerse del cuchicheo, del comentario profundo, del bullicio del cotilla -que no curioso- que simplemente ve una puerta abierta y entra.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar