• Joan Roig y Maite Llasera: "Evidentemente todo esto está montado a nuestro ...
  • Mary F. Calvert: "Se estima que en 2013 hubo 26.000 casos de acoso sexual ...
Con texto fotográfico

“Creen que la fotografía puede conllevar el pecado de la vanidad” Jordi Ruiz Cirera

8
Foto: Jordi Ruiz Cirera
19
MAR 2015
Declaraciones obtenidas por Roger Boix

Anclados en el siglo XVI y abnegadamente desconectados de la sociedad de consumo, los miles de menonitas que recalaron en Bolivia a mediados del siglo pasado plantean una realidad irresistible para fotógrafos documentales como Jordi Ruiz Cirera. Este joven barcelonés formado en el London College of Communication dirigió su cámara hacia algunas colonias de esta singular comunidad anabaptista en Santa Cruz, al este del país andino. El resultado es “Los Menonos”, fotolibro con el que rubrica un impecable debut editorial.

Jordi Ruiz Cirera

En 2010 perdí el trabajo que tenía como diseñador gráfico en Barcelona y decidí hacer un viaje largo por Suramérica con la idea de meterme de lleno en la fotografía documental. Primero estuve en Paraguay documentando una pequeña comunidad que se había formado gracias a la lucha campesina y a la ocupación de tierras, y después me fui a Bolivia para hacer este trabajo.

Un amigo argentino me habló de unas comunidades cerradas y sin útiles modernos entre Paraguay y Bolivia. ¿Cómo se podía vivir alejado de la sociedad contemporánea en pleno siglo XXI? ¿Por qué lo hacían? Investigué un poco, y descubrí que se trataba de los menonitas y que vivían en comunidades aisladas por motivos religiosos. Me pareció un tema muy interesante, así que decidí ir para allá y documentar su estilo de vida.

Convivir con ellos fue fácil porque eran muy hospitalarios; enseguida me invitaron a estar en su casa, viviendo con ellos. Lo más difícil fue la comunicación y el hecho de estar mucho tiempo solo con gente con la que no podía hablar demasiado. Ellos hablan alemán, y solo los hombres en general hablan castellano para poder comerciar con los bolivianos: comprar y vender ganado, insumos, etcétera.

"Lo que de verdad me sorprendió de ellos fue la falta de pasatiempos: la música y los juegos están prohibidos"

Los menonitas o menonos, como los llaman en Bolivia, viven una vida muy tranquila y alejada de la sociedad consumista a la que estamos acostumbrados a este lado del mundo. Trabajan de sol a sol, los hombres en el campo y las mujeres en la casa y el huerto. Tienen unos diez o doce hijos por familia, a veces más, así que tampoco tienen mucho tiempo libre.

La vida ahí es muy tranquila y en general muy previsible: casarse, tener hijos, hacer crecer la granja, tener más hijos... No tienen la ambición, la ansiedad por el futuro o por lo material que rodea a la sociedad en la que vivimos, lo cual es bastante interesante.

Por otro lado su religión es muy restrictiva: no pueden conducir ni tener electricidad, nada de drogas o alcohol ni anticonceptivos. En otros lugares yo ya había conocido a personas extremadamente religiosas que mantenían vidas muy conservadoras, pero lo que de verdad me sorprendió de ellos fue la falta de pasatiempos: la música está prohibida, y luego me comentaron que los juegos también.

Foto: Jordi Ruiz Cirera
Foto: Jordi Ruiz Cirera

Tenían mucha curiosidad por saber de mi tierra, por saber cómo era, de qué vivía, con quién vivía, cómo eran las ciudades... Pero en el fondo era simple curiosidad. Les da un poco igual, y creo que en realidad desprecian un poco esta sociedad que les envuelve e inevitablemente les influye.

Por supuesto hay gente que no quiere seguir con ese modo de vida y se marcha a vivir fuera de las colonias. Gente que está en desacuerdo con las restricciones religiosas o con el modo de organización social, o que simplemente tiene ganas de conocer otra realidad. También conocí a varias de estas personas, que tienen una visión bastante negativa de las colonias.

El tema de las fotos era un poco complicado, pues en principio la fotografía está prohibida por su religión porque puede conllevar el pecado de la vanidad. Pero, como en toda religión, cada cual hace un poco lo que quiere. Había gente que me decía que, al estar prohibido, no podían salir en ninguna foto, mientras que otros me decían que mientras no fueran ellos los que hicieran la foto, no había problema. A otros les encantaba, especialmente a los niños y jóvenes.

"La ambición, la ansiedad por el futuro o por lo material que rodea a la sociedad en la que vivimos… Todo esto ellos no lo tienen"

Aun así, varias de las familias con las que estuve tenían fotos que habían hecho ellos mismos con cámaras de usar y tirar. Las guardaban un poco como un pequeño tesoro, pues al contrario que aquí apenas tienen unas pocas de toda la familia.

La mayoría de fotos que muestro del proyecto son del segundo viaje que hice, en 2011, cuando ya conocía a la gente y sabía a quién no le importaba ser fotografiado y a quién sí. Fue también en el segundo viaje cuando hice los retratos, que conllevaron una especial dificultad, pues para la mayoría de ellos era difícil saber estar delante de una cámara y mirar hacia ella.

La foto en la que se ve un grupo de hombres tapándose la cara con los sombreros la tomé durante un funeral en una de las colonias que visité. El día anterior a mi llegada una joven murió en un accidente de tráfico junto con su bebé porque el conductor del taxi aparentemente se durmió. Los menonitas tienen prohibido conducir coches, pero sí pueden ir en ellos como pasajeros. La comunidad estaba devastada, y asistió muchísima gente al funeral.

Justo se estaban dando las últimas palabras en el funeral antes de enterrarles, y los asistentes se quitaron el sombrero. Fue ese el momento en que tomé esta foto. Lo que más me sorprendió fue que enterraron el ataúd tal cual en la tierra, sin lápida ni marca alguna.

Me pareció que el cementerio no era un lugar de conmemoración o de recuerdo, como sí lo es por ejemplo en la religión católica. A lo largo de su vida mantienen una existencia extremadamente simple y austera, sin nada superficial, y en el momento de la muerte esto sigue igual.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Artículos relacionados (3)
8
Comentarios
Cargando comentarios