• Guillem Valle: "La celebración de la independencia de Kosovo se parecía ...
  • Uly Martín: "Es una foto preciosa a pesar de la sangre"
Con texto fotográfico

"Es una imagen simbólica porque él ha sido el verdadero artífice del éxito de este equipo" Jordi Cotrina

 
Foto: Jordi Cotrina
4
JUN 2009
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

La tierra batida y el césped son los dos elementos en los que Jordi Cotrina mejor se maneja. El fotógrafo barcelonés lleva más de 25 años fotografiando tenis y fútbol para revistas y rotativos como La Vanguardia y El Periódico de Catalunya, de cuya plantilla forma parte. Ha cubierto cuatro ediciones de los Juegos Olímpicos y ha publicado tres libros. Su instantánea del entrenador del F.C. Barcelona, Pep Guardiola, suspendido en el aire tras ganar la Copa de Europa, el pasado miércoles en Roma, ilustró la doble portada de su diario al día siguiente.

Jordi Cotrina

El seguimiento durante este último mes a la sección de fútbol del Barcelona ha sido muy intensa en El Periódico de Catalunya. Con la consecución de la Copa del Rey y la Liga, la Champions era la guinda de oro a una temporada perfecta.

El planteamiento del diario para la final de Roma era imitar lo que hicimos hace tres años en París, donde fuimos tres fotógrafos acreditados: dos en el campo -en cada zona de ataque- y uno más en las gradas.

Para la asignación de la situación de los fotógrafos en el campo, la UEFA [organizadora de la Copa de Europa] otorga tres grados de prioridad. Nosotros teníamos prioridad 1 por ser un medio de la ciudad de uno de los dos finalistas, pero sólo me pude acreditar yo.

Además, tuve que empezar a hacer cola a las doce del mediodía, cuando no nos dejaban entrar hasta las seis de la tarde. Esto fue un inconveniente, porque en una ocasión como ésta aprovechas la mañana para cubrir un poco el ambiente que hay por las calles con los seguidores. Al final, un compañero que no se pudo acreditar hizo este trabajo.

Una vez en el campo, te asignan un asiento fijo que se acostumbra a cambiar durante la media parte con un fotógrafo que viene a cubrir al otro equipo.

Sin embargo, en Roma no lo hice, porque las jugadas del partido son casi lo de menos. Lo más interesante es el final, la celebración de los jugadores si ganan o su desolación cuando pierden. Además, las acciones del partido las controlas poco, y que la foto de una jugada importante salga limpia de contenido depende muchas veces de tu situación en el campo.

Cuando acabó el partido, al estar solo, tenía muchos frentes abiertos que cubrir. Todo ocurría muy rápido. Fue casi un milagro que hubiese material decente para publicar.

Esta foto, que al día siguiente del partido abrió el diario a modo de portada-contraportada, la tomé con un teleobjetivo de 400 milímetros. Ya en Valencia, los jugadores habían manteado a Guardiola, pero se me escapó y no conseguí la imagen. Esta vez, en cuanto vi que lo levantaban, fui a por la foto.

Tiré series de tres o cuatro fotos seguidas, pero evitando la ráfaga para no saturar el buffer. Ésta es de las últimas y era la que me funcionaba mejor por composición, por el gesto de Guardiola y porque era muy limpia. Además, tiene la simbología de darle el protagonismo al entrenador, y aunque es una plantilla excelente, yo creo que ha sido él el verdadero artífice del éxito de este equipo.

El trabajo de edición y maquetación en la redacción [de El Periódico de Catalunya] fue muy bueno. Tanto el recorte que hicieron -yo siempre paso las fotos sin cortar- como el titular son fantásticos y ayudaron a dejar una portada muy vistosa, limpia y clara.

Foto: El Periódico de Catalunya
El vistoso formato de doble portada con la foto de Cotrina que El Periódico de Catalunya publicó al día siguiente.

Para el partido llevaba tres cuerpos equipados con un 400 mm f2.8 para las acciones lejanas, un 70-200 mm f2.8 para cuando las jugadas eran más próximas y un angular de 20-35 milímetros que coloqué detrás de la portería en la posición de 20 milímetros.

Esta última cámara me dio algún problema porque el Pocket Wizard [mecanismo de control remoto] me falló y tuve que tirar cable hasta mi posición para poder dispararla. Con ésta fotografié el gol de Messi, pero la imagen no era muy buena.

Disparé en RAW y JPEG de máxima calidad: el JPEG lo utilizas para enviarlo con mayor rapidez a la redacción y el RAW te lo quedas por si aparece una imagen buena de verdad con la que puedas hacer una impresión más grande. En total, disparé entre 15 y 20 GB de fotografías.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar