Actualidad

Vender fotos para reemplazar la cámara robada

6

Al fotógrafo Jordi Busqué le robaron la cámara y varias ópticas en Colombia. Ahora ha organizado una venta de copias para poder costear un nuevo equipo

Busqué en un autorretrato realizado en el salar de Uyuni, en Bolivia. Foto: Jordi Busqué
25
NOV 2013

En tiempos de crowdfunding, el fotógrafo Jordi Busqué ha optado por su propia versión de este popular sistema para financiar proyectos de lo más dispares: organizar una venta de copias de sus fotos para costearse un nuevo equipo. El objetivo seguro que les resulta de lo más familiar a muchos profesionales de la fotografía que ya han pasado por este trance: tener que comprar un nuevo equipo tras haber sufrido un robo.

Un asalto en la localidad colombiana de Santa Marta a manos de un grupo de jóvenes armados con cuchillos es el inicio de esta historia. Una pequeña mochila con una Nikon D800, un 28 mm f1.8 y un 50 mm f1.8 –equipo adquirido hace apenas un año, se lamenta Busqué- fueron por suerte las únicas víctimas de aquel desagradable encuentro que tuvieron el fotógrafo y su compañera.

Foto: Jordi Busqué

Un grupo de jóvenes armados con cuchillos le robaron en la localidad colombiana de Santa Marta una Nikon D800, un 28 mm f1.8 y un 50 mm f1.8

Busqué llevaba desde enero viviendo en Sudamérica y trabajando en varios proyectos de naturaleza, antropología y ciencia, sus especialidades. Este fotógrafo catalán también tiene una larga experiencia en todo el continente sudamericano, donde ha pasado prácticamente la mitad de los últimos siete años.

“Siempre voy con mucho cuidado porque hay algunos lugares peligrosos, y salvo una vez que me abrieron la mochila y me quitaron un poco de dinero, nunca me había pasado nada así”, nos cuenta.

Tras el susto inicial y la rabia de quedarse sin cámara –ahora trabaja con una D700 que le ha prestado el fotógrafo Rafa Pérez-, hacía falta un plan para financiar un nuevo equipo. Una tarea nada fácil en estos tiempos de crisis, especialmente para los profesionales de la fotografía. Si vender un reportaje ya es a veces un milagro, vender suficientes como para amortizar un nuevo equipo y recuperarse del robo seguro que a más de uno le sonará a chiste.

¿Cómo surgió la idea de vender copias? “Me sonaba que un fotógrafo ya había hecho algo parecido cuando le robaron el equipo”, reconoce. Se refiere a Christian Maury, que en 2010 organizó también una venta de fotos después de que le robaran todo su equipo en Barcelona. Según contaba el malogrado Paco Elvira en su momento, el plan le salió bien y consiguió recuperar un 70% del coste del material robado en sólo un día de venta.

Foto: Jordi Busqué

Christian Maury organizó en 2010 una venta de fotos después de que le robaran todo su equipo y consiguió recuperar un 70% en sólo un día de venta

En aquel caso, la solidaridad de los compañeros y la difusión en las redes sociales surtieron efecto. Ahora Busqué plantea la misma estrategia a través de la venta on-line de sus imágenes con unos precios especiales y un 40% de descuento respecto a la tarifa habitual de su web, resultando esta fórmula en copias de 20 x 30 centímetros a partir de 36 euros.

También en este caso los compañeros de profesión no han dudado en echar una mano. Así, el fotógrafo Tino Soriano ha tomado la iniciativa sin que Busqué se lo pidiera y aportará sus instantáneas a esta venta de copias que ha dado comienzo hoy mismo y que tiene un objetivo claro: aliviar un poco la pérdida económica y quién sabe si financiar un nuevo equipo.

“Vender copias me pareció algo bastante lógico”, añade Busqué. “No es una idea muy innovadora, pero ahora que se acercan las Navidades regalar una fotografía sí que puede ser una propuesta original.”

Artículos relacionados (1)
Con texto fotográfico
Jordi Busqué
11 / FEB 2016
6
Comentarios
Cargando comentarios