• Jacobo Méndez: "La enlacé en Twitter y sin esperarlo se convirtió en ...
  • Francesco Giusti: "Cuando llega el viernes se visten con sus llamativos ...
Con texto fotográfico

"Cuando me preguntaron qué es Europa me di cuenta de que estaba ante algo excepcional" Jordi Busqué

 
Foto: Jordi Busqué
2
JUN 2011
Declaraciones obtenidas por Roger Boix

Astrofísico de formación, Jordi Busqué se reinventó como fotógrafo tras un viaje sin billete de vuelta a América del Sur que se alargó siete meses. Desde entonces, este barcelonés de poco más de treinta años ha publicado sus imágenes y textos en revistas como National Geographic, El País Semanal o Lonely Planet Magazine. De dos de sus incursiones en tierras bolivianas surgió este reportaje sobre la singular comunidad menonita de aquel país. Un viaje en el tiempo de innegable interés antropológico.

Jordi Busqué

En la foto aparecen Gerhard Klasen, Anna Bren y sus diez hijos. Son la típica familia menonita. Viven en una colonia en Bolivia, y a sus 36 y 35 años de edad, respectivamente, les queda tiempo para incrementar todavía más su descendencia, que en estas familias suele estar en torno a los doce hijos. De hecho, me consta que ya han tenido otro.

Que estén posando tan descaradamente es muy poco habitual. La fotografía es un gran tabú para los menonitas. De entrada, nadie quiere ser fotografiado; los obispos de la comunidad lo prohíben totalmente. Hay que tener mucha sicología con ellos, hacerles ver que ser fotografiados mientras hacen algo no es pecado. Para ellos el hecho pecaminoso se halla en la vanidad de posar para la foto.

Con el tiempo te das cuenta de que su principal preocupación es que los obispos no se enteren de que los has fotografiado. De hecho, incluso algunos tienen fotos y alguna pequeña cámara escondida.

Esta familia provenía del Paraguay, donde los menonitas son mucho más modernos, visten de forma bastante más normal y tienen coches, ordenadores y cámaras. Los Klasen habían vivido de ese modo y decidieron instalarse en Bolivia, donde hay más de 50 colonias menonitas, para recuperar la pureza de la vida sencilla.

Los menonitas son un grupo religioso cristiano anabaptista de origen germánico que apareció en el siglo XVI. Al igual que los amish, surgidos de una escisión de los menonitas a finales del siglo XVII, rechazan el uso de la tecnología y viven apartados del mundo moderno. Perseguidos en sus tierras de origen, se han ido esparciendo por todo el mundo y están presentes en aproximadamente 60 países de los cinco continentes. Sólo en América hay menonitas a la antigua, vestidos como en esta foto.

En los países en los que han sido aceptados han llegado a acuerdos con los gobiernos para poder llevar a cabo su estilo de vida alejado de la sociedad. No realizan el servicio militar y no participan en la vida política del lugar. Los niños son educados en sus propias escuelas, en las que aprenden religión, matemáticas básicas y a leer y escribir en su idioma.

El idioma que utilizan en las colonias es un dialecto antiguo del alemán medieval llamado 'plautdietsch'. Muchas mujeres y niños no hablan el español, aun habiendo nacido muchos de ellos en Bolivia. Los hombres sí lo hablan porque lo necesitan para negociar con los bolivianos.

En Bolivia se encuentran algunas de las comunidades menonitas más aisladas del mundo, y todavía conservan sus tradiciones tal cual eran hace casi 500 años. Ocupan la parte oriental del país, ya que necesitan tierras fértiles para sus plantaciones, sobre todo de soja, y para alimentar a sus numerosas vacas lecheras. Producen una ingente cantidad de queso que venden a los bolivianos.

Para realizar este reportaje tuve que ganarme la confianza de esta gente a base de una paciencia sobrehumana. Puesto que viven aislados de los pueblos, a menudo muy lejos, estuve muchos días viajando a pie y haciendo 'buggy-stop' [autoestop de carruajes], conociendo a un gran número de menonitas. A menudo me invitaban a comer y dormir, pero a veces terminaba durmiendo al raso.

Diría que no me lo he pasado tan bien en mi vida. Me sentía casi como un explorador, sobre todo cuando me confirmaban que nadie de fuera había estado en muchos de los sitios que visitaba, como la iglesia. Algunas preguntas que me hacían al decirles que venía de Europa, como '¿qué es Europa?' o '¿es España una parte de Bolivia?', me hicieron ver que estaba ante una cosa realmente excepcional.

Incluso pude fotografiar un parto. Tuve que hacer varias visitas al obispo para que me diera permiso. Finalmente, conseguí que lo dejara en manos del doctor. Lo llamo doctor, pero son autodidactas y sin estudios? aunque eso no les impide practicar incluso amputaciones.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Etiquetas
Artículos relacionados (3)
Con texto fotográfico
Jordi Busqué
11 / FEB 2016
Con texto fotográfico
Jordi Ruiz Cirera
19 / MAR 2015
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar