Actualidad

John Sculley, antiguo CEO de Apple, se lanza a la conquista de los mercados emergentes

2

Su nueva compañía, Obi Worldphone, lanzará teléfonos económicos y potentes con la ayuda del diseñador de los auriculares Beats

Obi SF1
Obi SF1
27
AGO 2015

Durante cerca de una década, John Sculley dirigió Apple en uno de los periodos de mayor crecimiento. Fue entre 1983 y 1993, cuando los ordenadores personales saltaron de las oficinas a los hogares y los equipos de la firma de la manzana lograron situarse como una seria alternativa a los IBM de la época. Ha llovido mucho desde entonces, pero Sculley dista de querer retirarse.

El que también fuera presidente de Pepsi ha puesto ahora su mirada en los países menos pujantes, donde cada vez más consumidores buscan teléfonos móviles de buena calidad a precios asequibles. Y es precisamente ese el objetivo de su nueva compañía, Obi Worldphone.

Secundado por el fundador de Ammunition (y antiguo director de diseño de Apple entre 1989 y 1996), el estudio responsable de la estética de los auriculares Beats, Sculley ha lanzado Obi con la esperanza de hacerse un hueco entre empresas tan consolidadas como Samsung y gigantes emergentes como Xiaomi. Los nuevos SF1 y SJ1.5, ambos basados en Android 5.0, servirán para comprobar si su estrategia funciona.

Estética llamativa y prestaciones interesantes

Con un precio inicial de 175 euros, el SF1 hace gala de una estética más refinada que la de muchos de sus teléfonos rivales, pero también de unas prestaciones más que respetables.

Fabricado en fibra de vidrio, cuenta con una pantalla Full HD de 5 pulgadas, un procesador Snapdragon 615 y conectividad LTE con doble ranura SIM. La capacidad de almacenamiento es variable, ofreciéndose en versiones de 16 y 32 GB, asociadas a 2 y 3 GB de RAM, respectivamente.

Obi SJ1.5
Obi SJ1.5
Foto: Obi Worldphone

Por su parte, el más económico y sencillo SJ1.5 reduce la resolución de su panel a 720 x 1280 píxeles. También la de su cámara, que desciende de 13 a 8 megapíxeles, mientras que el procesador Qualcomm del SF1 es sustituido por un diseño más austero con la firma de MediaTek.

No cuenta con LTE y su capacidad de almacenamiento se reduce a 16 GB (ampliables mediante tarjetas microSD), pero su precio resulta más asequible si cabe, puesto que costará aproximadamente 115 euros.

Aunque afincada en Silicon Valley, Obi no tiene por ahora intenciones de comercializar sus teléfonos en los países más desarrollados. África y Asia son por ahora sus objetivos, con mercados tan importantes como la India, Nigeria y Paquistán en el punto de mira.

Fuentes y más información
2
Comentarios
Cargando comentarios