• Francesco Giusti: "Cuando llega el viernes se visten con sus llamativos ...
  • Gali Tibbon: "Esta foto es una síntesis de Cuba y La Habana"
Con texto fotográfico

"Lo que más me sorprendió cuando la vi fue lo guapa que era" Jodi Bieber

 
Foto: Jodi Bieber
23
JUN 2011
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

Ocho premios World Press Photo precedían la trayectoria de Jodi Bieber antes de que el retrato de esta muchacha afgana la consagrase como una de las mejores fotoperiodistas del momento. Con la nariz amputada pero con toda su dignidad y su fuerza interior intactas, Bibi Aisha fue retratada por la fotógrafa sudafricana para la revista Time. Lejos de ser una portada más, la instantánea dio la vuelta al mundo gracias al eco que se hicieron de ella centenares de medios de comunicación y al primer premio que obtuvo Bieber en los World Press Photo 2011.

Jodi Bieber

Time me encargó un reportaje sobre mujeres afganas para uno de sus números de agosto del año pasado. Pasé diez días en julio en Afganistán, retratando a muchas mujeres distintas, desde parlamentarias hasta atletas, pasando por presentadoras de televisión e incluso presidiarias condenadas por crímenes a los que jamás se condena a un hombre. Pero la mujer que más me cautivó fue Bibi Aisha, una muchacha de 18 años con una historia terrible que contar.

Con 12 años, Bibi Aisha había sido entregada a una familia de talibanes como compensación por una disputa, y al poco tiempo tuvo que casarse con uno de sus miembros. Los malos tratos eran continuos, hasta que un buen día escapó de vuelta con sus padres. Sin embargo, su marido fue a reclamarla, y cuando se la entregaron le cortó las orejas y la nariz como castigo, abandonándola en la montaña para que muriese. Bibi consiguió sin embargo arrastrarse y pedir ayuda.

Dignificar a las mujeres que fotografío es importantísimo. Antes de retratarlas hablo con ellas, les pregunto muchas cosas e intento conocerlas un poco. Cuando fui a fotografiar a Bibi en Kabul ya sabía que estaba acostumbrada a que la filmasen y retratasen. Estaba dando estas entrevistas para conseguir recaudar fondos para poderse operar en Estados Unidos [finalmente se sometió a una operación quirúrgica en California], pero aun así yo me presenté ante ella con la cámara hacia abajo.

Y en cuanto la vi, lo que más me sorprendió fue lo guapa que era. Pude fotografiarla como una víctima, pero yo quise sacar de ella toda esa belleza y fuerza que tenía como mujer. Le pedí que pensase en cómo era antes del ataque, le pedí que recordase toda la fuerza que tenía y que se olvidase de todo lo malo que le había ocurrido. Y justo en ese momento la habitación se iluminó un poco más y le hice el retrato.

No sabría decir cómo me sentía yo. Estaba allí haciendo mi trabajo; la protagonista era Bibi. Yo no podré entender nunca el sufrimiento por el que ella estaba pasando, pero sí podía retratarla con toda su belleza y dignidad. Ahí radica la fuerza de este retrato.

Cuando me llamaron desde Ámsterdam para decirme que había ganado el primer premio de los World Press Photo simplemente no podía creerlo. Ya había ganado otros World Press Photo, pero jamás creí que fuera a ganar el primer premio.

Además, esta foto tuvo una gran repercusión en muchos medios de comunicación, desde las revistas y los canales de televisión más importantes hasta una multitud incontable de blogs. Todo el mundo habló de ella porque es una foto muy controvertida para que aparezca en una portada de alcance mundial. Esto podría haber jugado en contra de que la escogieran como ganadora.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar