• Petrut Calinescu: "Esa gente está acostumbrada a vivir sobre el agua y ...
  • Jordi Boixareu: "Siempre me quedé con las ganas de saber si ese señor era ...
Con texto fotográfico

"Están creando su propia religión" Joan Alvado

1
Foto: Joan Alvado
9
JUN 2016
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

Las grandes religiones están íntimamente ligadas a la geografía que las acunó y a los lugares por los que se expandieron hace siglos. Pero mientras la mayoría se imagina el Oriente Próximo y el norte de África al hablar del islam, Joan Alvado viajó a Cuba en busca de musulmanes. De hecho la religión de Mahoma está ganando adeptos en la isla del Caribe, y el fotógrafo alicantino ha encontrado en ello una original historia que implica una religión reinterpretada por conversos. Por el momento le acaba de valer el premio Nuevo Talento FNAC de Fotografía.

Joan Alvado

Estoy desarrollando este tema desde 2014, y sigo con él. Cuando fui por primera vez a Cuba tenía pactadas unas exposiciones y unos talleres, y buscaba algún tema original con el que yo me pudiera sentir cómodo. Se trataba de encontrar una historia que no fuera muy conocida sobre Cuba, para no hacer lo de siempre.

Estuve investigando durante todo el año. Sobre el terreno eso puede ser sencillo, pero por Internet era difícil encontrar información que fuera original. Pero poco antes de volar a La Habana me enteré de que ahí había musulmanes. Parecía una historia muy original, y me cautivó lo inesperado que parecía.

Hay una comunidad de unos 3.000 musulmanes esparcidos por todas las provincias de Cuba. Era un tema que estaba de actualidad y que era diferente a las típicas historias que se cuentan de allí. ¿Cómo puede ser que haya llegado el islam al Caribe, donde no ha tenido ningún tipo de influencia? Es un fenómeno muy nuevo.

"Me gustaban los contrastes. A simple vista es difícil adivinar que son cubanos, sobre todo cuando se dejan la barba tan larga"

Me acogieron muy bien, y unas personas me iban presentando a otras, porque la comunidad está muy fragmentada en grupos distintos. Las diferentes familias del islam ya se están reproduciendo en Cuba, y yo fui poco a poco entrando en contacto con todas.

La historia funcionaba muy bien a nivel visual porque eran situaciones potentes en las que se veía el contraste entre la realidad que estamos acostumbrados a ver de Cuba y gente que a nivel estético puede parecerte pakistaní. Esos contrastes me funcionaban muy bien a nivel visual.

En Cuba hay inmigración de casi cualquier parte del mundo; a principios del siglo XX llegaron muchos árabes. Pero yo me he centrado en la población cubana [musulmana] porque quería salirme de lo habitual. Sí es cierto que en algunos casos, sobre todo los viernes cuando van a la oración, me podía cruzar con musulmanes de otros países, pero yo me centré en los autóctonos y en cómo está naciendo allí, porque llevan muy pocos años.

Foto: Joan Alvado

Me gustaban los contrastes. A simple vista es difícil adivinar que son cubanos, sobre todo cuando se dejan la barba tan larga. También podrían ser africanos, porque al fin y al cabo los cubanos también tienen raíces afroamericanas y en África está muy presente el islam.

Este hombre se llama Ahmed Agüero. Su nombre es la primera curiosidad de su historia: cuando se convierten al islam se cambian el nombre, pero su padre ya lo había bautizado así pese a que no era musulmán.

"Ninguno de ellos ha nacido en la fe del islam: todos se han convertido, la mayoría siendo muy adultos"

Ahmed se convirtió hace algo más de diez años. Es de la ciudad de Camagüey, en donde lidera una comunidad musulmana que ha ido creciendo gracias a él. Hace un tiempo construyeron un edificio al que ellos llaman la mezquita de Camagüey, aunque a nivel de arquitectura se parece más a un bohío cubano porque ni siquiera tiene un minarete.

Hicimos un viaje muy largo desde La Habana hasta Camagüey, y fue allí donde congeniamos tanto. Ahmed se implicó muchísimo con mi trabajo y siempre estuvo dispuesto a ayudarme en todo y a enseñarme la mezquita. La habían construido junto a su casa, algo excepcional teniendo en cuenta que había que pedir permisos. Me quedé con la familia de Ahmed, y estuve unos días conociendo a toda la comunidad musulmana de la ciudad. Pero también me ayudó a conocer otros hermanos en el resto del país, gente que quizás no me habrían aceptado sin no hubiera sido por él.

En la foto hay elementos árabes, pero otros son cubanos. Uno de ellos es la precariedad: la pobreza y los pocos medios con los que ellos cuentan. A mí me hablan de una mezquita, pero cuando entro me encuentro con paredes de cemento peladas.

Después de haber estado en varios países musulmanes, como mezquita era lo más humilde que he visto en mi vida con diferencia. Sorprenden ese ventilador, esas cortinas tan simples y la cocina tan pequeña que hay al fondo. Las alfombras son todas donaciones de extranjeros que han ido pasando por allí. Pero es lo que han podido construir ellos mismos, sin ningún tipo de ayuda económica.

Foto: Joan Alvado

El momento de la foto corresponde a una de las oraciones del día. Como yo ya tenía mucha confianza con ellos, tenía libertad para moverme por la mezquita y entrar cuando me hiciera falta. Creo que era antes del rezo del mediodía del viernes, poco antes de que viniera toda la comunidad. Estábamos allí tranquilos y vi esa entrada de luz, y cuadré una imagen que me interesaba.

Al final hay bastantes diferencias con los países musulmanes, pero destacan sobre todo dos. Por una parte, ninguno de ellos ha nacido en la fe: todos se han convertido, la mayoría siendo muy adultos. Vienen de muchas cosas: el que no había sido católico era ateo o incluso de la santería. La otra cosa que me parece incluso más interesante es que casi no reciben influencia del exterior: lo que les llega de otros países islámicos es con cuentagotas.

Según yo lo veo ellos están reinterpretando el islam a su manera en función de las contadas influencias que reciben. Se están enfrentando a ese reto en unas condiciones muy diferentes a las del resto de países musulmanes. Me parece algo muy dinámico: están creando su propia religión.

La conversión es algo como muy progresivo. En el momento en que se convierten no actúan como musulmanes en todas las facetas, sino que lo incorporan poco a poco. También hay mujeres mayores y chicas jóvenes, aunque quizás hay más hombres, como en muchas otras esferas de la sociedad.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Fuentes y más información
Artículos relacionados (2)
1
Comentarios
Cargando comentarios