• Juanma Prats: "Cuando vi que el rey y el príncipe se apretaban la corbata ...
  • Patricia Bobillo: "Primero censuraron esta foto y al final cancelaron la ...
Con texto fotográfico

"Es difícil mantener una mirada así" JM López

 
Foto: JM López
19
ENE 2012
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

Fotógrafo en La Crónica de León durante once años, JM López se despidió de la prensa diaria en 2009 para iniciar su andadura como "free lance". Desde entonces ha recorrido más de 60 países documentando historias en algunos de los rincones más convulsos del planeta, como Haití, Afganistán y Kosovo. Con esta instantánea ganadora del segundo premio UNICEF Photo of the Year 2011, el fotoperiodista leonés nos recuerda que la desnutrición infantil, fenómeno del que apenas si nos llegan noticias desde el continente africano, es en realidad un cáncer de alcance mundial.

JM López

En Guatemala un millón de niños padece hambre y uno de cada dos de menos de cinco años desnutrición crónica, según un informe de UNICEF. El fenómeno afecta sobre todo a la comunidad indígena, mayoritaria en el país. Paradójicamente, los que deberían tener más derechos son los que menos tienen.

El Corredor Seco es un área montañosa de difícil acceso que abarca siete departamentos de la parte oriental del país, donde las lluvias escasean. Los médicos de varias ONG locales y organismos oficiales recorren regularmente esta zona, pasando consulta a sus habitantes para detectar los casos más graves de desnutrición. Lamentablemente a veces es demasiado tarde.

Viajé hasta allí como fotógrafo 'free lance' a finales de 2009, después de ver en Internet algunas noticias que relataban cómo decenas de niños estaban muriendo debido a la desnutrición y el hambre provocados por la pérdida de las últimas cosechas de maíz y fréjol, los únicos alimentos que tienen para subsistir. Quería conocer la situación por mí mismo e intentar publicar las fotos en algún medio, cosa que cada vez es más difícil.

Al principio el reportaje lo hice en color por el simple hecho de que yo entonces disparaba siempre diapositivas, pero luego en la edición me di cuenta de que los llamativos colores de los trajes de las mujeres indígenas despistaban un poco el mensaje que quería transmitir.

La niña que aparece en la fotografía se llama Marisela Pérez Pérez, tiene seis años y medio y pesa sólo nueve kilos. Ya se encontraba fuera de peligro, pero estuvo a punto de morir antes de llegar al hospital de Jalapa, donde estaba ingresada en compañía de su madre. En muchas ocasiones las madres no dejan a sus hijos ingresados por miedo a que se los roben y sólo acceden a hacerlo cuando les permiten quedarse a ellas también.

Ésta fue una de las primeras fotos que hice para el reportaje. Lo que más me llamó la atención es que los niños desnutridos nunca sonríen ni juegan ni se comportan como niños. Tienen mucho miedo de todo lo que no sea su entorno más cercano. Por eso también son poco comunicativos.

Pasé un buen rato en la habitación con ella, su madre y los médicos para que se acostumbraran a mi presencia, y les tomé fotos mientras la pesaban y la reconocían, pero ninguna de ellas expresaba realmente todo el drama de la situación. Ya cuando me iba a ir Marisela estaba sentada en una silla de ruedas, mirándome. Entonces me agaché delante de ella y le hice esta foto y dos más sin que se inmutara lo más mínimo. Es difícil mantener una mirada así. Su rostro, aparentemente inexpresivo, a mí me lo dice todo.

El mérito de un buen retrato reside a partes iguales entre el fotógrafo y el modelo. En este caso probablemente ella no supiera ni por qué estaba yo allí ni por qué le hacía fotos. Puede que incluso fuera la primera vez que la retrataban.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar