• Un paréntesis entre hielo y volcanes
  • Patagonia inhóspita
Porfolio

Una vida entre muertos

35

Jesús Pastor se cuela con su cámara en la intimidad y la peculiar rutina diaria de un enterrador

29
JUN 2015

"Conocí a Amador Rabal en el cementerio de Soria, mi ciudad natal. Yo solía ir a pasear por allí en busca de la tranquilidad de los alrededores, y en ocasiones a llevar flores a las tumbas de mis familiares. Amador era uno de los enterradores, y pasé varios meses observándolo y hablando con él hasta que sentí que habíamos desarrollado un vínculo bastante fuerte de confianza y empecé a documentar su rutina."

Esta es la historia que hay detrás de “Amador Rabal”, de Jesús Pastor, un gran trabajo en el que el fotógrafo soriano se cuela en el día a día de un enterrador, probablemente una de las profesiones más desconocidas e ignoradas pese a que ha generado también multitud de mitos y leyendas.

Pastor confiesa que la muerte le provoca una mezcla de atracción y respeto, pero también miedo. Unos temores que le han acompañado desde la infancia y que, de alguna manera, ha conseguido relativizar gracias a este proyecto. "Gracias a las muchas conversaciones con Amador Rabal y al proceso de mi trabajo documental, siento menos ansiedad sobre lo que nos espera cuando dejemos este mundo."

Pastor pasó casi ocho meses abriendo el cementerio junto a Amador Rabal cada día a las ocho de la mañana

Conseguir estas fotografías no fue tarea fácil. Pastor pasó casi ocho meses abriendo el cementerio junto a Amador Rabal cada día a las ocho de la mañana.

"Poco a poco el trabajo se fue desarrollando a través de las fotografías que surgían a lo largo de la jornada. Una imagen me llevaba a otra, y así hasta obtener una secuencia que definía una historia verdadera, la historia de Amador", explica el fotógrafo.

"Para este proyecto he usado mi vieja Nikon D70, una Nikon D200 y una Leica analógica. Procesé las fotografías de Amador Rabal en blanco y negro porque me encanta la sensación de nostalgia y la fuerza que transmiten, y considero que este proyecto encaja a la perfección con esta técnica."

Afincado actualmente en Berlín, combina la enseñanza con su trabajo como fotógrafo free lance. Además, siempre encuentra tiempo para participar en los concursos de Quesabesde, en los que ha cosechado varios galardones: finalista en una ocasión, un primer premio y un cuarto premio precisamente con una foto de este reportaje.

Fuentes y más información
35
Comentarios
Cargando comentarios