• Koudelka ensalza la belleza de las antiguas Grecia y Roma
  • El hedonismo visual de Leopoldo Pomés
Agenda fotográfica

La poesía visual de Jessica Lange

3
Foto: Jessica Lange
4
MAY 2015
Ivan Sánchez   |  Barcelona

La fotografía sin ataduras comerciales o editoriales (ni siquiera documentales) lo tiene todo a favor para ser libre y espontánea. De eso trata precisamente “Unseen”, de lo que Jessica Lange decide inmortalizar en cada momento, sin cortafuegos de ningún tipo.

Sí, Jessica Lange. La actriz del remake de “King Kong” y de “El cartero siempre llama dos veces”, convertida de nuevo en ídolo de masas merced a la galardonada serie televisiva “American Horror Story”, despunta también como fotógrafa. Y “Unseen” es la exposición que el Arts Santa Mònica ha traído a Barcelona para dar a conocer esa otra vertiente en la que la inició hace ya cuatro décadas uno de sus tres exmaridos: el fotógrafo asturiano Paco Grande.

Englobada en el marco de la feria Arts Libris, las imágenes de la ganadora de dos Óscar y cinco Globos de Oro son una poesía visual que nace de lo que se va encontrando, de su espontánea forma de mirar los lugares que visita: Italia, Estados Unidos, Finlandia, Francia y sobre todo México. Inéditas en su mayoría, son fotos que construyen un universo sutilmente onírico.

La de Lange, que acaba de cumplir 66 años y aparentemente prefiere estar detrás de la cámara que delante, es una libertad fotográfica con doble perspectiva. Por una parte retrata aquello que le llama la atención en su pasear curioso. “Cosas que veo”, responde a la comisaria Anne Morin cuando esta le pregunta qué son esas imágenes. Parece una obviedad, pero la respuesta de Lange es bastante clarificadora: ella no busca nada, encuentra, captura solo eso que le interesa.

Foto: Jessica Lange
Foto: Jessica Lange

El cómo lo fotografía es la otra cara de esa libertad. Su expresividad está tan íntimamente conectada a la experiencia del momento como desligada de cualquier corriente fotográfica. No es que “Unseen” sea una revelación imagen tras imagen ni que Lange no tenga referentes, pero su lenguaje es tan innovador como sui géneris son sus elementos gramaticales.

Si llegado a este punto, y tras ver las 111 obras que se exponen hasta el 28 de junio en Barcelona en riguroso blanco y negro a medio y gran formato, el espectador se pregunta qué tipo de fotografía hace Jessica Lange, quizás la única respuesta válida sea esta: la que le apetece. Y eso dependerá en cada momento de lo que la fotógrafa encuentre y de su reacción ante ello.

Foto: Jessica Lange

No es que “Unseen” carezca de una unidad temática. “Things I See” y “Mexico” son los dos ejes en torno a los cuales se articula la muestra. Sin duda es México el lugar que más la atrapa y el que mayor presencia tiene en su obra. La fotógrafa está presente en la escena, pero sin perder la distancia que le permite contextualizarla sin interrumpirla, permaneciendo en el anonimato.

Lange fotografía la noche mexicana y sus personajes, el carnaval de Chiapas, las parejas que bailan en una intimidad que incluso se mantiene en sus fotografías, llenas de insinuación y carentes de dogma.

Foto: Jessica Lange
Foto: Jessica Lange

Pero en realidad poco importan los lugares. Incluso México es poco más que un recipiente, un poso cultural en el que la gente, los detalles, los espacios, las luces y las sombras se revelan como protagonistas de su poesía visual. En las instantáneas que componen cada verso, Lange juega a esconder, combina composiciones y encuadres forzados y llenos de tensión con otros perfectamente equilibrados.

Puertas, perros, niños, parejas de enamorados y miradas. Estos son los motivos principales, los que más cautivan a Lange. Detalles que la actriz, muestra con un particular misterio y una perspectiva onírica que marcan la muestra de Barcelona y el libro editado para la ocasión.

Artículos relacionados (1)
Agenda fotográfica
01 / MAY 2012
3
Comentarios
Cargando comentarios