• "Deberá pasar un tiempo hasta que se resuelva la confusión creada por el ...
  • "La SLR profesional de Olympus tendrá dos o tres prestaciones ...
Entrevista
JEAN CHUNG, FOTóGRAFA

"Aunque van completamente tapadas y es casi imposible reconocerlas, no quieren que las fotografíes"

 
30
SEP 2007

El pasado 6 de septiembre, en el marco del festival Visa Pour l'Image, Jean Chung recibía el premio International Care al Reportaje Humanitario por su trabajo sobre la elevada mortalidad maternal en Afganistán. Tras visitar el Palais des Corts de Perpiñán, donde Care International exhibía las fotografías de los finalistas, QUESABESDE.COM mantuvo una relajada charla con la fotógrafa surcoreana de 36 años. Chung, entre otras cosas, habló de lo difícil que resulta fotografiar en un ambiente tan hostil para una mujer.

Qué menos que felicitarte por la consecución del Premio International Care en Visa Pour l'Image 2007.

Me sorprendió muchísimo ganarlo. Jamás imaginé que llegasen a premiar mi trabajo.

Supe de la existencia del premio sólo unas semanas antes de que finalizara el plazo de inscripciones. Me presenté a dos categorías: Visa d'Or a la Prensa Diaria y el Premio International Care.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
Chung habló con QUESABESDE.COM en Perpiñán hace tres semanas, en el transcurso del festival internacional de fotoperiodismo Visa pour l'Image 2007.

Empezaste estudiando pintura, pero finalmente te decidiste por la fotografía y diste el salto al fotoperiodismo.

Estudié en la escuela de arte de Corea del Sur, donde me gradué en la especialidad de pintura. Después me trasladé a Estados Unidos para comenzar mis estudios de fotografía en la Universidad de Nueva York.

Entre 2001 y 2003, realicé un máster de fotoperiodismo en la Universidad de Missouri. Pero mi primer contacto con la fotografía lo tuve hace 15 años, aproximadamente, cuando realicé dos cursos de fotografía en Seúl. Aprendí la técnica fotográfica y el proceso de revelado en el cuarto oscuro.

Cuando acabé el máster en Missouri trabajé algunos meses en varios diarios, como Los Angeles Times.

Foto: Jean Chung
Foto: Jean Chung

Y tras tu periplo por Estados Unidos volviste a Asia.

Después de este periodo quería trabajar en temas internacionales y mis padres aún vivían en Corea del Sur, así que en 2003 regresé a Asia para viajar por todo el continente. Al principio, firmé un contrato con la agencia Corbis, pero desde 2005 trabajo para World Picture News, una agencia de Nueva York.

Foto: Jean Chung
Foto: Jean Chung

¿Qué proyectos has desarrollado desde tu regreso al continente asiático? ¿Tienen relación con la mujer o has tocado también otros temas?

Por supuesto que he trabajado en temas variados, como la gripe aviar, Corea del Norte, los propios refugiados de este país, el tsunami de diciembre de 2004, el terremoto y las elecciones presidenciales de Indonesia, los conflictos en la franja de Gaza. No realizo mis reportajes pensando en mujeres o niños, sino más bien en la condición humana.

Foto: Jean Chung

En 2006 viajaste a Afganistán, un país en pleno cambio tras la caída del régimen talibán. ¿Tenías planeado hacer fotografías sobre el problema de la elevada mortalidad maternal?

No tenía ningún plan antes de llegar a Afganistán. No suelo planear las cosas de forma sistemática; a veces ni si quiera busco información, y eso puede ser un gran reto. Prefiero llegar a un lugar y encontrarme con la realidad.

No tenía pensado hacer ningún trabajo específico, pero probablemente quería documentar cómo era ese país tras la caída de los talibanes.

Foto: Jean Chung

¿Fue difícil para una mujer trabajar en un país controlado por los talibanes hasta hace tan sólo cinco años?

Sí, es muy difícil para una mujer de rasgos asiáticos trabajar allí. No tienes ni siquiera libertad para vestirte como te apetece. En la calle tienes que cubrirte la cabeza, no puedes enseñar la piel ni el pelo.

Además, el estereotipo que tienen de las mujeres asiáticas en Afganistán es malísimo. Muchas mujeres chinas ejercen la prostitución allí e incluso algunas misioneras surcoreanas han sido raptadas. Los estereotipos pueden ser nefastos en Afganistán.

Ni tan siquiera podía caminar sola por las calles. Si eres un hombre, puedes hacer tu trabajo con seguridad, puedes hacer fotografías sin que te molesten. Pero tuve muchos problemas por ser una mujer asiática. Incluso tocaban cualquier parte de mi cuerpo por simple curiosidad.

Foto: Jean Chung
Foto: Jean Chung

¿Fue una dificultad añadida tener que realizar robados con frecuencia?

Esta fotografía [nos muestra la imagen que aparece justo debajo de este párrafo] fue tomada en la provincia de Baghlan, al norte del país.

Foto: Jean Chung

Cuando sales de Kabul, todo Afganistán es muy conservador y es exactamente igual que antes de la llegada de los talibanes, e incluso durante el propio régimen. No puedes ver el rostro de una sola mujer o una niña; casi todas se cubren con el "burqa".

Foto: Jean Chung

Aunque van completamente tapadas y es casi imposible reconocerlas, no quieren que las fotografíes, así que es realmente muy difícil tomar imágenes de las afganas. Muchas de las fotografías que vemos de mujeres afganas están tomadas desde el interior de un coche.

¿Qué te llevó a realizar un trabajo acerca de la mortalidad maternal? Siendo tan complicado fotografiar mujeres, el escenario no es precisamente el más propicio.

Yo ya conocía el problema y las estadísticas -se trata del segundo país del mundo con mayor índice de mortalidad maternal- por un amigo que trabajaba en el ministerio de sanidad pública y llevaba un tiempo buscando un proyecto personal que pudiera ser de ayuda.

Foto: Jean Chung

¿Qué cámaras utilizaste en tus reportajes en Afganistán?

Utilicé dos cámaras distintas: una Canon EOS 5D y una EOS 20D. Además, llevaba conmigo una cámara de formato cuadrado. Con ella hice algunos retratos de gente por la ciudad, pero no podía revelar las fotos en Afganistán, así que tuve que esperar a volver a Corea para poder editar el trabajo.

Etiquetas
Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar