• Sony SmartBand: cuantificando nuestra vida
  • Koloid: colodión 2.0
Me lo pido

Jawbone Mini Jambox: una venganza con estilo

 
Jawbone MINI JAMBOX
Jawbone MINI JAMBOX
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
6
AGO 2014

¿Hartos de escuchar la música distorsionada que escupen los pequeños altavoces de los teléfonos de los adolescentes? Una opción para vengarnos de ellos -y hacerlo además con clase- es el Jawbone Mini Jambox, un solvente altavoz portátil con conexión Bluetooth y un diseño que no deja indiferente a nadie.

Disponible en cinco colores -cada uno de ellos asociado a un dibujo diferente en la parrilla que cubre el altavoz-, con un peso de 250 gramos y una carcasa de aluminio de 58 x 154 x 24 milímetros, el Mini Jambox presume de una holgada autonomía que permite alcanzar unas 10 horas de uso continuado.

Equipado con Bluetooth 4.0, se conecta con facilidad y rapidez a nuestro teléfono móvil o tablet y cuenta con una buena cobertura, suficiente para que siga sonando desde una habitación contigua.

La calidad del sonido es correcta -que no espectacular- por tratarse de un altavoz tan portátil. En general el sonido es claro y limpio, aunque para oídos más refinados puede resultar algo plano y comprimido. Tampoco estamos ante uno de los altavoces con más potencia sonora de su segmento, aunque el nivel del volumen es más que aceptable y al menos no produce distorsión.

Además de reproducir música, el Mini Jambox también nos avisa con una cálida voz de las llamadas entrantes o recita el nombre de nuestras listas de reproducción. Una voz, por cierto, que podremos configurar a nuestro gusto a través de la web de Jawbone. En función del diseño elegido, su precio se sitúa en torno a los 130 euros en algunas tiendas.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar