• "La tecnología de exposición y autofoco de la D4 en la que llevamos años ...
  • "Pese a que muchos la usarán como tal, la Olympus E-M5 no es una cámara ...
Entrevista
JAVIER AVIS, FOTóGRAFO SOCIAL

"La fotografía social española está entre las más importantes de Europa"

 
6
FEB 2012

Su nombre no ha ocupado primeras planas ni ha sido "trendig topic" en Twitter. Sin embargo, Javier Avis, auténtico coleccionista de galardones, recibía hace tres meses el premio FEP European Wedding Golden Camera (que otorga la Federación de Fotógrafos Europeos Profesionales) al mejor fotógrafo de bodas del año. QUESABESDE.COM charló recientemente por teléfono con este extremeño para conocer de primera mano cómo ve la fotografía social española en estos tiempos tan aciagos.

Un premio de este calibre debe significar mucho para ti.

De inicio me ha aportado mucha satisfacción. Ganar un premio europeo no es fácil y no se consigue todos los días. Es importante que reconozcan tu trabajo tanto a nivel nacional como internacional. Es un estímulo para seguir trabajando.

¿El premio ayuda al negocio?

Los clientes que confían en mi trabajo ven que éste es apreciado en el sector profesional , y también aporta más credibilidad de cara a posibles clientes. Con el tiempo esto tiene que tener su repercusión comercial.

Avis, en un autorretrato. | Foto: Javier Avis

Por razones obvias estas fotos las ve poca gente. ¿Crees que esa mínima visibilidad le resta valor a la fotografía social?

Cada vez tiene más público, pues Internet nos ha abierto un campo más amplio de presentación de nuestro trabajo. Durante tiempo ha estado infravalorado, ya que el sector no ha sabido presentar las cosas que hemos hecho bien. Y eso que en España se hace fotografía social muy buena. Sin ir más lejos, de los diez finalistas [en el citado certamen] nueve éramos españoles. La fotografía social española es, hoy por hoy, una de las más importantes de Europa.

Foto: Javier Avis
Foto: Javier Avis

¿Está la fotografía publicitaria, de reportaje o de autor a otro nivel?

Entiendo que en cualquier ámbito de la fotografía hay imágenes con más o menos nivel según cuál sea su calidad. Por eso no estoy de acuerdo en que sólo por pertenecer a uno de esos apartados las fotos tienen más nivel o caché. Sí puede tener más repercusión mediática una buena imagen en esos apartados por sus publicaciones.

Foto: Javier Avis

Aun así la fotografía de bodas sigue estando considerada por muchos como fotografía de segunda, una disciplina a la que se puede recurrir cuando no hay trabajo en otros estratos.

Quitarse la lacra de ser fotografía de segunda no es fácil. Seguramente la manera sea hacer un trabajo personal. Ése es mi objetivo: aportar mi seña de identidad y tener mi propio estilo. En la fotografía social cada vez hay profesionales mejor cualificados, y quienes recurren a este sector sólo como negocio porque han fallado en otros estratos lo tienen más difícil.

Somos cada vez más los que nos gusta lo que hacemos, y eso se puede apreciar en nuestros trabajos. Conseguir que en un reportaje de boda desde la primera fotografía a la última haya un estilo definido, con calidad y cuidando mucho todos los detalles no es nada sencillo.

Foto: Javier Avis
Foto: Javier Avis

Hay quien ve cierta actitud cerrada y corporativista en la fotografía social.

En estos momentos no somos nada cerrados. Creo que es más bien todo lo contrario. Continuamente estamos enseñando nuestros trabajos en seminarios y talleres. Sobre el tema del corporativismo, no lo he conocido en el sector, y eso que llevo más de 25 años en la profesión... De hecho, tenemos el problema contrario: el individualismo y lo poco que se cree en el asociacionismo.

Foto: Javier Avis

Una de las grandes habilidades de los fotógrafos de boda es su capacidad para no fallar en momentos irrepetibles. ¿Pesa esa carga de responsabilidad?

Más que pesar te hace estar mucho más concentrado, aunque antes de empezar siempre hay un cierto nerviosismo que desaparece cuando comienzas a trabajar. De todas formas, ahora es mucho más fácil, pues tenemos cámaras que te muestran la toma en pantalla, que tienen doble ranura para realizar copias de seguridad instantáneas en una segunda tarjeta... y no es necesario enviar el trabajo al laboratorio para revelarlo. Se trabaja con más tranquilidad que hace unos años.

Foto: Javier Avis

Más allá del clic, ¿cuánto tiempo le dedicas a una boda?

Antes de la boda empezamos con entrevistas para concretar detalles y el tipo de reportaje que podemos hacer. El día de la boda estamos una media de cinco horas para la captura de imágenes. En lo que se refiere a la posproducción no hay un tiempo tipificado; cada trabajo requiere su tiempo en función de lo que hagamos.

Foto: Javier Avis
Foto: Javier Avis

Muchos fotógrafos dicen que hay que ser casi psicólogo para guiar al cliente hacia tu terreno. Otros, que hay que ser paciente para fotografiar lo que el cliente pide. ¿Te identificas con alguna de las dos posturas?

Cuando consigues tener un estilo propio en tu trabajo no necesitas hacer nada de esas dos cosas. Normalmente vienen buscando mi trabajo porque se identifican con mi forma de entender la fotografía. Cuando no es así, no dudo en indicarles que quizás no soy el fotógrafo que buscan.

Foto: Javier Avis

Uno de los grandes misterios que siempre hemos querido resolver: ¿es cierto que no hay novios o novias feas?

Lo importante no es si hay novios o novias guapas o feas. Es más bien si, como profesionales, somos capaces de sacar lo mejor de cada una y saber disimular lo menos favorecedor. No menos importante es saber reflejar en las imágenes las mejores expresiones, los momentos emocionantes y hacer fotografías elegantes. Todo esto es más interesante que la belleza o no de los novios.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar