• 54 cazadores que se han dejado cazar
  • Aranda inaugura "World Press Photo 12" en Barcelona recordando que su foto ...
Agenda fotográfica

Jardines de arena: un viaje fotográfico en el tiempo

 
28
NOV 2012
Eduardo Parra   |  Madrid

Oriente Próximo está hoy día en boca de muchos y por muy diversos motivos, pero hace siglo y medio era una región perfectamente desconocida para el público occidental. Precisamente de dicha época datan las fotografías que acoge ahora una exposición en Madrid, y que da cuenta de los primeros documentos gráficos que se obtuvieron en países como Egipto, el Líbano, Siria o Turquía.

En el albor de la segunda mitad del siglo XIX, cuando la fotografía era poco más que una curiosidad al alcance de unos pocos, hablar de Oriente Próximo era como hablar del Valhalla para muchos occidentales. Reinaba un misterio colmado de exotismo que, más allá de la fascinación que provoca lo desconocido, sólo interesaba a los hombres de negocios, los aventureros y quienes deseaban poner kilómetros de por medio entre ellos y su pasado.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Ése es el trasfondo histórico-documental de la exposición "Jardines de arena. Fotografía comercial en Oriente Próximo 1859-1905", que puede visitarse hasta el 13 de enero en la Casa Árabe de Madrid. Un compendio de casi cien fotografías extraídas de la colección privada de Clark Worswick, historiador, coleccionista y a la postre comisario de la muestra.

La exposición recoge el trabajo realizado por varios fotógrafos en el casi desconocido mundo árabe de hace siglo y medio. Fotógrafos mayoritariamente europeos que, enviados por hombres de negocios, comenzaron un trabajo profesional que acabó por contagiar la pasión fotográfica a algunos lugareños. Entre todos compusieron un almanaque fotográfico irrepetible de una sociedad que emergía con fuerza tras el fin de las grandes dinastías del norte de África.

Divida en seis bloques geográficos (Egipto, Arabia, Tierra Santa, el Líbano", Siria y Turquía, y el Cáucaso), la colección utiliza negativos en vidrio para un trabajo documental en el que abundan los paisajes. Pero también se presta gran atención a la arquitectura de la zona, y en menor medida a la sociedad de la época.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Una muestra, en definitiva, que busca poner a los fotógrafos de entonces en el lugar que les corresponde, agradeciéndoles el legado que, tal vez de forma involuntaria, dejaron para la posteridad.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar