• Gervasio Sánchez y el lado humano de la guerra
  • Mirando por la puerta de atrás
Agenda fotográfica

El lado oculto de la fotografía sale a la luz en el Museo Nacional Reina Sofía

 
24
OCT 2007
Eduardo Parra   |  Madrid

El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid ha decidido recurrir a sus propios fondos "ocultos" para ofrecer al visitante "Jano: la doble cara de la fotografía", la última exposición de una de las galerías de arte contemporáneo más importantes de España. Casi medio centenar de imágenes reflejan de forma magistral la metamorfosis de la fotografía desde una forma de arte a una poderosa herramienta de comunicación.

En un intento de dar a conocer las obras desconocidas de sus propios fondos, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid ha organizado la exposición "Jano: la doble cara de la fotografía", una muestra que regala al espectador medio centenar de imágenes fechadas desde 1990 hasta la actualidad.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Una visitante observa la obra de Dionisio González en "Jano: la doble cara de la fotografía".

La evolución de la fotografía hasta convertirse en un incuestionable sistema de comunicación y documentación queda claramente revelada en la exposición.

Foto: Per Barclay
Foto: Edward Burtynsky

El nombre Jano, dios mitológico romano representado en forma de dos caras que miran en direcciones opuestas, ha sido seleccionado por el museo para mostrar las dicotomías presentes en cada rincón de la exposición: negativo frente a positivo; analógico versus digital; blanco y negro contrapuesto al color, y, sobre todo, el ayer contra el hoy.

Tres categorías
La muestra, que permanecerá abierta hasta el próximo 30 de diciembre, está constituida por 46 obras de 33 artistas que, a su vez, están divididas en tres categorías.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

En "Arquitectura: poder y política" se recogen fotografías que abarcan desde la reconstrucción de Berlín hasta las caóticas favelas de Río de Janeiro.

Foto: Pierre Gonnord

En segundo lugar encontramos "Paisaje: poder y progreso", categoría en la que se retrata el poder del hombre tanto para destruir como para construir.

Foto: Marcos López
Foto: Marcos López

Finalmente, "Persona: poder interior" está compuesta por una serie de imágenes que bucean en la psicología del ser humano a través de la disciplina del retrato.

Dar a conocer los fondos del museo
Bajo una luz considerablemente tenue e intimista -que no pobre-, la colección toma el relevo de las exposiciones "La visión impura" (2006) y "Espacios para habitar" (2007), nacidas todas ellas con el objetivo de dar a conocer obras pertenecientes a los fondos de la Colección Permanente que no están habitualmente expuestas en las salas.

Foto: José María Mellado

La comisaria de la exposición, Catherine Coleman, asegura que "las fotografías seleccionadas no tratan del documentalismo social, ni de la identidad, ni del género, ni de estereotipos -todos ellos temas comunes en la fotografía contemporánea-, sino que se ocupan de las estructuras de poder en el mundo contemporáneo, cómo nos afectan, cómo funcionan y qué grado de importancia tienen".

Foto: Jean-Baptiste Huynh
Foto: Candida Hofer

La muestra cuenta, de forma paralela, con un taller de fotografía denominado Fotomontatelo, para jóvenes de entre 13 y 18 años, en el que se analiza el medio fotográfico y su uso.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Asesorados por un profesional, los alumnos del taller pueden hacer sus propias composiciones fotográficas, ya que, como afirma la presidenta del Patronato del Museo, Pilar Citoler, "todos tenemos fotografías."

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar