• Ana Zaragoza: "¡Yo también estoy indignada!"
  • Jordi Busqué: "Cuando me preguntaron qué es Europa me di cuenta de que ...
Con texto fotográfico

"La enlacé en Twitter y sin esperarlo se convirtió en portada de El País e icono mundial del 15-M" Jacobo Méndez

 
Foto: Jacobo Méndez
26
MAY 2011
Declaraciones obtenidas por Eduardo Parra

Se autodefine como amateur, pero puede presumir de algo que muchos profesionales todavía sueñan: lograr que una de sus fotografías se convierta en la instantánea más representativa de un movimiento social y hacer portada en El País. Sucedió todo hace unos días a raíz de la vorágine de manifestaciones, acampadas y protestas del movimiento 15-M. Antiguo fotoperiodista -por herencia paterna- reconvertido a fotógrafo por simple pasión, Jacobo Méndez Díez tiene desde el pasado viernes su pequeño hueco reservado en la historia.

Jacobo Méndez

Me dirigí a la plaza del ayuntamiento de Valencia con mi Canon EOS 20D. Estábamos a dos días de las elecciones [del pasado 22 de mayo] y había mucho ambiente, mucha gente participando en el movimiento 15-M.

Estuve haciendo fotos un rato, y de pronto vi que un grupo de jóvenes avanzaba rápidamente por la acera del edificio de Correos y que la gente les seguía, así que corrí hacia allí. Un joven comenzó a subir por la fachada debajo del sitio donde se encuentra la placa de la plaza y otro tenía en sus manos un papel con una placa impresa en la que ponía 'Plaça del quinze de maig' ['Plaza del quince de mayo' en valenciano o catalán]. Inmediatamente me di cuenta de que ése era un momento importante cargado de simbología.

Como llevaba un 50 milímetros tuve que retirarme hacia atrás un poco para encuadrar, y comencé a disparar mientras el chico progresaba hacia arriba. Me gustó mucho ese emplazamiento porque, sin estar demasiado lejos, me situé de manera que la escena parecía casi teatral.

En un momento dado asomó una cabecita por el lado derecho de la escena en el ventanal, justo cuando el chico de la izquierda daba el papel al que subía y el texto que contenía quedaba encarado hacia mí. En esa fracción de segundo pensé 'ésta es', y disparé.

Al llegar a casa y ponerme a editar me di cuenta de que, efectivamente, acababa de hacer una foto importante que representaba a todo un movimiento y que estaba cargada de simbología y dramatismo. Elegí el blanco y negro porque me pareció lo más adecuado. Sentí que era una manera de conectar psicológicamente este momento con revoluciones del pasado y que contrastaría magníficamente con la imagen de las cámaras digitales que se ven en el primer plano.

Decidí subirla a Flickr y enlazarla en Twitter para compartirla, y sin esperarlo tardó unas horas en convertirse en primera página de El País y en icono del movimiento 15-M a nivel mundial.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar