Actualidad

El iPod da el salto a la reproducción de vídeo

 
13
OCT 2005

Cada cierto tiempo, Apple introduce mejoras y nuevas versiones de su prestigioso reproductor iPod. Esta vez le ha tocado el turno a la versión clásica, que renueva su estilo acercándose más al del iPod nano. Con capacidades de 30 y 60 GB, el nuevo dispositivo tiene en la posibilidad de reproducir vídeos su apuesta más innovadora.

La gran sorpresa anunciada por Apple para la tarde de ayer ya tiene rostro. Se trata, ni más ni menos, que de una nueva versión de su afamado reproductor, que por vez primera integra el visionado de videoclips entre sus prestaciones. Con un cambio de imagen al más puro estilo iPod nano, la nueva incursión de la cada vez más pródiga familia iPod se presenta en dos capacidades, 30 y 60 GB, e incorpora otras nuevas funciones, como una salida de televisión o la grabación personal de voz.

El nuevo diseño, que mantiene detalles tan clásicos como la cruceta de navegación, se ha visto reducido hasta un 45% con respecto a la versión de 20 GB del iPod de cuarta generación. Todo lo contrario que su pantalla, que aumenta hasta las 2,5 pulgadas, reproduce 260.000 colores y disfruta de una resolución de 320 x 240 píxeles.

Su versatilidad con los formatos de audio continúa inalterada. Soporta, así pues, los archivos AAC (libres y protegidos), MP3, Audible y los estándares sin pérdidas ALAC, WAV y AIFF.

El modo de visionado de fotografías, a su vez, permite reproducir archivos gráficos en los formatos JPEG, BMP, GIF, TIFF, PSD y PNG.

iPod y vídeo, por fin juntos
Y es que si nuevos son su tamaño y diseño, nueva es también la inclusión de una modalidad de visualización de vídeos. Es, de hecho, la primera vez que esta funcionalidad tiene cabida en la joya de la corona de la multinacional estadounidense.

Vídeos que, en formato MPEG-4 y H.264, ofrecen una reproducción de hasta 30 secuencias por segundo, con una calidad más que aceptable de 2,5 Mbps y 768 Kbps, respectivamente.

Quizás el apartado más controvertido de la saga musical portátil de Apple y que más criticas ha cosechado, el de la autonomía, es -una vez más- el gran descuidado en esta nueva edición.

Las cifras de autonomía varían en función del modo elegido y de la capacidad del reproductor. Esto es, para el iPod de 30 GB, la reproducción continua musical queda establecida en un máximo teórico de 14 horas; la función de galería de fotografías con música, en 3 horas, y el modo de reproducción de vídeo se queda con la irrisoria cifra de 2 horas.

Un poco más remozada es la autonomía de la versión de 60 GB, siendo su autonomía máxima de 20, 4 y 3 horas, respectivamente, según la opción adoptada.

El nuevo iPod estará disponible en apenas una semana, en dos colores distintos -blanco y negro- y a precios de 320 y 430 euros, según se trate de las versiones de 30 y 60 GB.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar