Actualidad

El iPhone 4 blanco puede plantear problemas con algunas fundas debido a su grosor

 
29
ABR 2011

El color y el rediseño del sensor de proximidad no son los únicos cambios que Apple ha introducido en la versión blanca del iPhone 4 lanzada ayer al mercado. Según apuntan varias publicaciones, esta nueva edición tiene un grosor de 9,5 milímetros, lo que puede entorpecer su uso con algunas fundas lanzadas para el modelo negro original, cuyo grosor se queda en 9,3 milímetros.

Según Mac Rumors, que ha recopilado varias imágenes en las que se percibe el leve aumento de grosor del modelo blanco, el fenómeno sólo afectaría en cualquier caso a algunas fundas de dimensiones muy ajustadas y en las que el teléfono de Apple debe ser introducido de forma deslizante.

La propia Apple lleva varios días promocionando los llamados "bumpers" (fundas que cubren el perímetro del iPhone 4 para evitar los famosos problemas de recepción de la antena) recurriendo a imágenes de la versión blanca de su teléfono.

La noticia ha arrojado un poco más de luz respecto al retraso de esta versión. Para justificar los diez meses que se ha demorado en llegar a los escaparates respecto a los modelos de color negro, Apple citó recientemente problemas con los componentes internos derivados del impacto de los rayos ultravioleta sobre la carcasa blanca, algo que se habría solucionado en parte aumentado ligeramente su grosor.

Fuentes y más información
Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar