Actualidad

Intel apunta al fin de los discos duros tradicionales con sus nuevas unidades SSD de alta capacidad

3

Desarrolladas en colaboración con Micron, estas nuevas unidades de estado sólido alcanzarán los 10 TB en dos años y permitirán crear pendrives de 1 TB

Intel es uno de los mayores fabricantes de unidades SSD del mundo.
24
NOV 2014

Rápidas, silenciosas y pequeñas, pero también de escasa capacidad y prohibitivamente caras. A pesar de sus indiscutibles ventajas, las unidades SSD siempre han estado varios pasos por detrás de los clásicos discos duros de platos a la ahora de almacenar grandes volúmenes de datos a un coste competitivo, lo que ha limitado su uso generalista a equipos de bajo perfil y sistemas profesionales. Ésta es una situación que Intel se ha propuesto cambiar en los próximos dos años.

Conocida por fabricar algunos de los discos de estado sólido más fiables del mercado, Intel ha anunciado que comenzará a ofrecer las primeras unidades con memoria NAND 3D durante la segunda mitad de 2015. Esta tecnología desarrollada en colaboración con Micron permite apilar grandes cantidades de memoria en forma de múltiples capas (hasta un máximo de 32) para crear unidades de capacidades hasta ahora inviables.

La enorme densidad de los chips basados en la tecnología NAND 3D permitirán crear chips de memoria de 2 milímetros de grosor con 1 TB de capacidad, haciendo posible el lanzamiento de pendrives más grandes que muchos de los discos duros generalistas disponibles en el mercado. En el caso de las unidades de uso convencional, un disco SSD creado con esta técnica podrá alcanzar los 10 TB.

En estos momentos la mayoría de las unidades SSD de gran consumo oscilan entre los 64 y los 512 GB. Algunos modelos profesionales alcanzan múltiples terabytes (como los SanDisk Optimus Max de 4 TB), pero su elevadísimo coste restringe su uso a entornos muy concretos.

Intel todavía no ha indicado el mercado al que irán dirigidas estas unidades, pero aunque inicialmente los discos de mayor capacidad están orientados al sector profesional, la aparición de modelos de 1, 2 y 3 TB debería bastar para reducir el precio de este soporte de almacenamiento y convertirlo en una opción para un mayor espectro de usuarios.

Fuentes y más información
3
Comentarios
Cargando comentarios