Actualidad

Intel quiere sustituir el conector para auriculares de los smartphones por el puerto USB-C

2

La compañía propone usar el nuevo puerto reversible para transmitir audio digital, reduciendo a uno el número de conectores en los dispositivos móviles del mañana

Thunderbolt 3
Thunderbolt 3
28
ABR 2016

El auténtico puerto universal está cada vez más cerca de convertirse en realidad. Intel ha propuesto la utilización del nuevo conector USB-C como interfaz para la transmisión de audio digital, evitando así la necesidad de integrar un conector analógico de 3,5 milímetros para el uso de auriculares y altavoces externos como es habitual desde hace décadas. De esta forma, teléfonos móviles, tablets e incluso ordenadores portátiles podrían reducir su número de puertos a un único conector que aglutinaría las funciones de transmisión de datos, carga, salida de vídeo y ahora también de audio.

Queda por ver qué sucedería con los auriculares dotados con un conector analógico de clavija de 3,5 milímetros, virtualmente universal desde los años 70 y 80

También conocido como USB Type-C, el estándar USB-C está avanzando a gran velocidad en el mercado telefónico gracias a su diseño reversible (a diferencia de los conectores microUSB, los cables con un conector USB-C se pueden insertar a ciegas), tamaño reducido y amplias capacidades. Sin embargo, hasta ahora la inmensa mayoría de los teléfonos siguen integrando una salida de audio en forma de minijack.

Una migración compleja

La propuesta de Intel posee algunos detalles interesantes -y potencialmente controvertidos- que van más allá de la supresión del conector de 3,5 milímetros. De entrada, los auriculares compatibles con esta nueva tecnología de audio deberán poseer sus propios amplificadores y conversores de señal digital a analógica (DAC), redundando en productos de mayor precio y tamaño.

También podría darse el problema de no poder utilizar el teléfono para escuchar música mientras el dispositivo está siendo cargado al reducir el número de puertos a un único conector USB-C. Además, los nuevos procesadores implicados en el estándar incorporarían medidas de protección para evitar la copia de discos protegidos usando el conector USB-C.

Una eventual migración al puerto USB-C también tendría aspectos positivos. Los auriculares compatibles con la nueva especificación de audio podrían ser actualizados mediante software para ganar nuevas funciones, al tiempo que se eliminan las interferencias electrónicas.

Queda por ver qué sucedería con los auriculares dotados con un conector analógico de clavija de 3,5 milímetros, de presencia virtualmente universal desde los años 70 y 80. Técnicamente el estándar USB-C también puede transmitir audio analógico, por lo que al menos en teoría sería posible prolongar la vida útil de los auriculares y altavoces ya existentes utilizando adaptadores.

Si bien todavía es muy pronto para saber cuándo podrían aparecer los primeros dispositivos, Intel espera lanzar la nueva especificación a lo largo de este trimestre.

Fuentes y más información
2
Comentarios
Cargando comentarios