Actualidad

Un cambio en las condiciones de Instagram deja la puerta abierta a la venta de fotos de usuarios

 
18
DIC 2012

Cuando todavía no ha pasado la histeria ante la posibilidad -desmentida ya- de que Facebook pudiera reclamar como propios los derechos de las imágenes publicadas por los usuarios, ahora es Instagram el objeto de la penúltima polémica. Y es que la red social adquirida precisamente por Facebook ha puesto al día sus condiciones de uso, incluyendo cláusulas que permitirían la venta y utilización comercial de las fotografías.

Todo ello, además, sin que sea necesario el consentimiento del fotógrafo -más allá de aceptar las condiciones de uso, claro- ni pagarle por ello. Una posibilidad que no ha tardado en desatar la polémica en la red y que de hecho ha dejado en un segundo plano otro de los cambios introducidos por Instragram: la posibilidad de intercambiar información y datos de los usuarios con Facebook.

Pese a que en el resumen de los cambios publicado por Instagram en su blog oficial se especifica que "nada ha cambiado sobre la propiedad de las fotos y quienes pueden verlas", según denuncia CNET las modificaciones que entrarán en vigor el próximo 16 de enero van más allá. Así, ahora Facebook se otorga el derecho a licenciar todas las imágenes públicas de Instagram a compañías y organizaciones, incluyéndose también aquellas con fines publicitarios.

En concreto se señalan dos cambios en las condiciones de uso: la sustitución del concepto "licencia limitada" por "transferible y sublicenciada" y la posibilidad de rentabilizar el uso de dichas fotografías si una entidad "paga por usar tus fotos dentro de un contenido patrocinado [...] sin ninguna compensación para ti".

A falta de una respuesta oficial o aclaraciones por parte de Instagram o de sus propietarios (léase Facebook), el tema no ha tardado en convertirse en "trending tropic", con numerosos usuarios asegurando que eliminarán su perfil y sus fotos de Instagram para no acogerse a estas nuevas condiciones.

De hecho los manuales para descargarse todas las fotos subidas a Instagram (con aplicaciones como Instaport, por ejemplo) y solicitar la eliminación de la cuenta han proliferado durante las últimas horas por la red.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar