Actualidad

La actriz Inma Cuesta desata la polémica al criticar el retoque de una de sus fotos

14

El Periódico –editor de la revista que ha publicado la foto- asegura que las instrucciones llegaron de la agencia que promociona su última película

Cuesta publicó ayer en su cuenta de Instagram una foto tomada con un móvil durante la sesión y sin retocar (a la derecha) junto a la versión que apareció en la portada de El Dominical.
12
OCT 2015

“Verte y no reconocerte.” Así comienza la actriz Inma Cuesta la dura crítica sobre el retoque de una fotografía suya que aparecía ayer domingo en la portada de El Dominical, el suplemento que acompaña al diario El Periódico. En su cuenta de Instagram, la actriz acompaña la instantánea publicada junta a la original –sacada con su móvil directamente de la pantalla del ordenador, asegura- para denunciar la transformación sufrida.

“Imagino que era necesario resaltar el azul cobalto del vestido, quitar algunos pliegues del mismo y subir los niveles de luz para hacer brillar más mi piel, pero no entiendo la necesidad de retocar mi cuerpo hasta dejarme casi en la mitad de lo que soy, alisar mi piel y alargar mi cuello hasta convertirme casi en una muñeca sin expresión”, apunta Cuesta.

Su denuncia no solo ha vuelto a traer a los titulares el manido tema del retoque de las imágenes en el mundo de la moda, sino que también ha despertado numerosas muestras de apoyo. Incluso otras actrices han asegurado haber pasado por lo mismo (“no es la primera vez”, matiza también Cuesta) pese a que no se atrevieron a decir nada. En el momento de redactar esta información, la publicación de Cuesta en Instagram suma más de 4.000 comentarios y 65.000 “me gusta”.

Desde El Periódico no han tardado en salir al paso de las críticas asegurando que las directrices fueron marcadas por la agencia que promociona "Los miércoles no existen", la última película de Cuesta, que comparte portada en el dominical con Eduardo Noriega. De hecho, según este diario, a la redacción nunca llegaron las fotos originales realizadas por Vicente Merino.

El estilista apunta que en la sesión de fotos la agencia Ellas Comunicación ya sugirió que se corrigiesen las "imperfecciones” de la piel, el vello de los brazos y la posición de la cadera. La portada –aseguran los editores de El Dominical- fue vista por la citada agencia antes de que se publicara, y se mostraron muy satisfechos con el resultado.

“Me indigna como mujer y me hace reflexionar muy seriamente hacia dónde vamos y reivindicar con fuerza la necesidad de decidir y defender lo que somos, lo que queremos ser independientemente de modas, estereotipos o cánones de belleza”, concluye la actriz. Numerosos medios de comunicación no han dudado en usar sus palabras para criticar la portada, obviando que se trata de una práctica habitual en el sector y que todas las revistas –incluidas las que editan muchos de los que ahora ponen el grito en el cielo- aplican esos mismos criterios.

14
Comentarios
Cargando comentarios