Actualidad

Inklet permite usar el trackpad del nuevo MacBook como tableta gráfica

 

La aplicación aprovecha la tecnología Force Touch del portátil para utilizar la almohadilla táctil a modo de tableta con múltiples niveles de presión

Inklet
Inklet
Disponible anteriormente para otros equipos de Apple, Inklet ha sido actualizado para sacar partido a la tecnología Force Touch que incorporan los nuevos MacBook y MacBook Pro de 13 pulgadas.
26
MAR 2015

El reciente rediseño del MacBook logró atrapar la atención del público por la sorprendente decisión de sustituir todos los puertos del equipo con un único puerto USB-C para transmitir datos y electricidad. Pero el renovado portátil de Apple introdujo otras tecnologías interesantes a nivel de usuario. Probablemente la más notable de ellas tras el nuevo conector universal es el uso de un trackpad con sensor de presión integrado y respuesta háptica que ya está siendo explotado de formas imprevistas.

Bautizada con el nombre Force Touch y disponible también en el nuevo MacBook Pro de 13 pulgadas, esta tecnología permite detectar la presión ejercida por los dedos del usuario para el uso de nuevos gestos multitáctiles. Esto introduce nuevas formas de interactuar con el sistema operativo, pero también ha permitido que One Ten Design actualice su aplicación Inklet para poder utilizar el trackpad del nuevo MacBook como si fuera una tableta gráfica.

Inklet, que ya estaba disponible para los anteriores equipos de Apple, ha sido pensado para convertir el trackpad de un MacBook 2015 en una herramienta de utilidad para fotógrafos y diseñadores gráficos alejados de la oficina. Inklet ofrecía control de presión en combinación con uno de los lápices digitales Pogo Connect ofrecidos por la compañía, pero con el nuevo trackpad de Apple cualquier tipo de puntero (incluso los dedos) puede ser utilizado para manejar Photoshop como si se estuviera utilizando una tableta.

El reducido tamaño del trackpad de Apple impide que Inklet pueda abarcar toda la pantalla del ordenador, por lo que el usuario debe configurar el área concreta donde sus interacciones con la superficie táctil se verán reflejadas. Igualmente, la sensibilidad del trackpad impide que Inklet pueda competir con una tableta gráfica convencional, por lo que más bien se debe considerar un paso intermedio entre estos dispositivos y el clásico ratón.

El precio de Inklet para Mac es de 25 dólares, unos 22 euros al cambio.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar